PONGA UN CURA EN SU VIDA


Leo en Diario Crítico que Esperanza Aguirre ha firmado un convenio para que haya un sacerdote dentro del comité de ética de cada hospital público madrileño.

Se preguntarán ustedes, como hago yo, qué leches pinta un cura en cada hospital público. Pues es muy sencillo, significa que en Madrid los cuidados paliativos serán cosa del pasado, y a partir de ahora se morirá con dolor.

Lo del cura de guardia es una forma de presión a los médicos, un nuevo censor del dolor que velará para que los pacientes mueran en medio de santificadores dolores. Como en una nueva inquisición, la iglesia entregará los cuerpos de los moribundos al brazo secular impidiéndole el alivio a su dolor.

Madrid sigue dando pasos para convertirse en una Teocracia, como el Iran de los Ayatolas.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: