LA VACA QUE VUELA

Este año, ya tenemos dos figuras. Antes fue Ratón, “el toro asesino” y ahora es la vaca Paloma, “la vaca voladora”.
Esto va de animales. Los dos hacen honor a su nombre, el Ratón mata y la Paloma, vuela.
En la zona levantina de España, en los fiestas patronales de la mayoría de los pueblos, se celebran festejos taurinos llamados en valenciano “bous al carrer” (toros en la calle), y como es lógico en todos ellos, siempre existen percances de mayor o menor gravedad. Pero lo de estos dos animales es algo singular que alcancen la fama, el toro Ratón por cebarse en sus embestidas, llegando a matar a alguna persona, y lo de la vaca Paloma es algo inimaginable. Pensemos por un momento que pesarían las dos hermanas que están viendo la TV tranquilamente en su casa, y les cae por el techo de la habitación nada menos que una vaca.
Los últimos acontecimientos ocurridos en las fiestas de bous al carrer ha llevado a los Ayuntamientos valencianos a pedir la ayuda de la policía. Los alcaldes han solicitado a los agentes que impidan la entrada a los recintos de los menores de edad para evitar cogidas y accidentes cuya responsabilidad nunca acaba de estar clara. Autoridades, organizadores y padres deberían extremar las precauciones, pero también los menores, que en ocasiones pecan de irresponsables.
Según informa Teresa Albendín, Cheste.
El caché de la vaquilla Paloma sube deprisa. Tanto como la rapidez que la res demostró para ascender por los 44 escalones de una vivienda de tres pisos de Montroy y llegar hasta la terraza. Su aventura por los tejados la ha hecho famosa y ya son muchas las peñas taurinas que han solicitado su presencia en los espectáculos de bous al carrer. En los últimos días a Paloma le llueven las ofertas. El ganadero Fernando Machancoses, propietario de la res, comentó ayer que desde el domingo su teléfono no para de sonar. Amigos, conocidos y otros ganaderos le preguntan por el insólito caso. Alrededor de una docena de representantes de peñas, tanto de Valencia como de Castellón, ya se han puesto en contacto con él para pedirle que Paloma participe en los festejos taurinos de sus pueblos. La vaquilla puede ser la estrella de los próximos espectáculos, ya que ha puesto de moda los bous al terrat, (toros en el tejado).
Lo sucedido en la madrugada del domingo en Montroy es “una anécdota simpática porque ha acabado bien”, indicó el ganadero. El insólito suceso ocurrió alrededor de la una de la madrugada del domingo durante las fiestas de bous al carrer de Montroy. Una vaquilla se coló por la puerta de una vivienda y subió tres pisos hasta una terraza. Después de un rato deambulando por el tejado, la res saltó la pared de la terraza y fue a parar a un tejado de uralita, que no pudo resistir el peso de la vaquilla y ésta cayó a la buhardilla de una vivienda, en la que se encontraban dos hermanas, que pudieron salir ilesas de la casa. La vaquilla tampoco sufrió ninguna herida.
Machancoses auguró que de esta vaquilla “se estará hablando mucho tiempo”. Espera que su éxito esté asegurado este verano. No obstante, pese a las peticiones que reciba, el ganadero avanzó que, como mucho, la vaquilla participará en un espectáculo a la semana. Hasta ahora, acudía a siete u ocho fiestas al año. Machancoses avanzó ayer que Paloma volverá a las fiestas de Montroy. Ha sido el municipio que la ha lanzado al “estrellato” y tiene previsto llevarla de nuevo al pueblo.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: