Archive for 25 junio 2008

¿QUE PUEDO HACER YO POR EL MEDIO AMBIENTE?

junio 25, 2008

Cuando llegan las vacaciones, los humanos se sienten atraídos por el mar. Las multitudes se congregan en las playas en busca de un contacto con las olas marinas que les produzcan placer y descanso.

Pero el paso humano deja su huella fatal en las playas de arena.
Millones de bolsas de nylon y plásticos de todo tipo son abandonados en la costa y el viento o las mareas se encargan de arrastrarlos al mar.
Una bolsa de nylon puede navegar varias decenas de años sin degradarse.
Las tortugas marinas las confunden con medusas y las comen ahogándose en el intento por tragarlas.

Miles de delfines caen también en la confusión y mueren ahogados por la envoltura de un emparedado.
Ellos no pueden reconocer los desperdicios humanos, simplemente se confunden, después de todo, “lo que flota en el mar se come”.
La tapa plástica de una botella, más dura que una bolsa, puede permanecer inalterable navegando por los mares por más de un siglo.
El Dr. James Ludwing, que se encontraba estudiando al albatros en la Isla de Midway en el Pacífico, muy lejos de los centros poblados, hizo un hallazgo espantoso.

Cuando comenzó a recoger el contenido del buche de sólo ocho pichones de albatros muertos encontró: 42 tapas plásticas de botellas, 18 encendedores, restos flotantes que en su mayoría eran pequeños pedacitos de plástico.
Estos pichones habían sido alimentados por sus padres que no pudieron reconocer los desperdicios al momento de elegir su alimento.

La próxima vez que visites tu playa preferida, tal vez encuentres en la arena basura que otra persona arrojó. No es tu basura, pero es TU PLAYA y debes hacer algo por ella.
Muchos padres juegan con sus hijos el juego de “A ver… ¿quién consigue juntar la mayor cantidad de plásticos?” en medio de una inolvidable lección de ecología.

Otros, en silencio, toman un plástico abandonado y lo llevan con ellos a sus casas, lejos del mar. Los verás pasar sonrientes, saben que han salvado a un delfín.
“No se puede defender lo que no se ama
y no se puede amar lo que no se conoce”.

Anuncios

¿QUE PUEDO HACER YO POR EL MEDIO AMBIENTE?

junio 25, 2008

Cuando llegan las vacaciones, los humanos se sienten atraídos por el mar. Las multitudes se congregan en las playas en busca de un contacto con las olas marinas que les produzcan placer y descanso.

Pero el paso humano deja su huella fatal en las playas de arena.
Millones de bolsas de nylon y plásticos de todo tipo son abandonados en la costa y el viento o las mareas se encargan de arrastrarlos al mar.
Una bolsa de nylon puede navegar varias decenas de años sin degradarse.
Las tortugas marinas las confunden con medusas y las comen ahogándose en el intento por tragarlas.

Miles de delfines caen también en la confusión y mueren ahogados por la envoltura de un emparedado.
Ellos no pueden reconocer los desperdicios humanos, simplemente se confunden, después de todo, “lo que flota en el mar se come”.
La tapa plástica de una botella, más dura que una bolsa, puede permanecer inalterable navegando por los mares por más de un siglo.
El Dr. James Ludwing, que se encontraba estudiando al albatros en la Isla de Midway en el Pacífico, muy lejos de los centros poblados, hizo un hallazgo espantoso.

Cuando comenzó a recoger el contenido del buche de sólo ocho pichones de albatros muertos encontró: 42 tapas plásticas de botellas, 18 encendedores, restos flotantes que en su mayoría eran pequeños pedacitos de plástico.
Estos pichones habían sido alimentados por sus padres que no pudieron reconocer los desperdicios al momento de elegir su alimento.

La próxima vez que visites tu playa preferida, tal vez encuentres en la arena basura que otra persona arrojó. No es tu basura, pero es TU PLAYA y debes hacer algo por ella.
Muchos padres juegan con sus hijos el juego de “A ver… ¿quién consigue juntar la mayor cantidad de plásticos?” en medio de una inolvidable lección de ecología.

Otros, en silencio, toman un plástico abandonado y lo llevan con ellos a sus casas, lejos del mar. Los verás pasar sonrientes, saben que han salvado a un delfín.
“No se puede defender lo que no se ama
y no se puede amar lo que no se conoce”.

¿QUE PUEDO HACER YO POR EL MEDIO AMBIENTE?

junio 25, 2008

Cuando llegan las vacaciones, los humanos se sienten atraídos por el mar. Las multitudes se congregan en las playas en busca de un contacto con las olas marinas que les produzcan placer y descanso.

Pero el paso humano deja su huella fatal en las playas de arena.
Millones de bolsas de nylon y plásticos de todo tipo son abandonados en la costa y el viento o las mareas se encargan de arrastrarlos al mar.
Una bolsa de nylon puede navegar varias decenas de años sin degradarse.
Las tortugas marinas las confunden con medusas y las comen ahogándose en el intento por tragarlas.

Miles de delfines caen también en la confusión y mueren ahogados por la envoltura de un emparedado.
Ellos no pueden reconocer los desperdicios humanos, simplemente se confunden, después de todo, “lo que flota en el mar se come”.
La tapa plástica de una botella, más dura que una bolsa, puede permanecer inalterable navegando por los mares por más de un siglo.
El Dr. James Ludwing, que se encontraba estudiando al albatros en la Isla de Midway en el Pacífico, muy lejos de los centros poblados, hizo un hallazgo espantoso.

Cuando comenzó a recoger el contenido del buche de sólo ocho pichones de albatros muertos encontró: 42 tapas plásticas de botellas, 18 encendedores, restos flotantes que en su mayoría eran pequeños pedacitos de plástico.
Estos pichones habían sido alimentados por sus padres que no pudieron reconocer los desperdicios al momento de elegir su alimento.

La próxima vez que visites tu playa preferida, tal vez encuentres en la arena basura que otra persona arrojó. No es tu basura, pero es TU PLAYA y debes hacer algo por ella.
Muchos padres juegan con sus hijos el juego de “A ver… ¿quién consigue juntar la mayor cantidad de plásticos?” en medio de una inolvidable lección de ecología.

Otros, en silencio, toman un plástico abandonado y lo llevan con ellos a sus casas, lejos del mar. Los verás pasar sonrientes, saben que han salvado a un delfín.
“No se puede defender lo que no se ama
y no se puede amar lo que no se conoce”.

¿QUE PUEDO HACER YO POR EL MEDIO AMBIENTE?

junio 25, 2008

Cuando llegan las vacaciones, los humanos se sienten atraídos por el mar. Las multitudes se congregan en las playas en busca de un contacto con las olas marinas que les produzcan placer y descanso.

Pero el paso humano deja su huella fatal en las playas de arena.
Millones de bolsas de nylon y plásticos de todo tipo son abandonados en la costa y el viento o las mareas se encargan de arrastrarlos al mar.
Una bolsa de nylon puede navegar varias decenas de años sin degradarse.
Las tortugas marinas las confunden con medusas y las comen ahogándose en el intento por tragarlas.

Miles de delfines caen también en la confusión y mueren ahogados por la envoltura de un emparedado.
Ellos no pueden reconocer los desperdicios humanos, simplemente se confunden, después de todo, “lo que flota en el mar se come”.
La tapa plástica de una botella, más dura que una bolsa, puede permanecer inalterable navegando por los mares por más de un siglo.
El Dr. James Ludwing, que se encontraba estudiando al albatros en la Isla de Midway en el Pacífico, muy lejos de los centros poblados, hizo un hallazgo espantoso.

Cuando comenzó a recoger el contenido del buche de sólo ocho pichones de albatros muertos encontró: 42 tapas plásticas de botellas, 18 encendedores, restos flotantes que en su mayoría eran pequeños pedacitos de plástico.
Estos pichones habían sido alimentados por sus padres que no pudieron reconocer los desperdicios al momento de elegir su alimento.

La próxima vez que visites tu playa preferida, tal vez encuentres en la arena basura que otra persona arrojó. No es tu basura, pero es TU PLAYA y debes hacer algo por ella.
Muchos padres juegan con sus hijos el juego de “A ver… ¿quién consigue juntar la mayor cantidad de plásticos?” en medio de una inolvidable lección de ecología.

Otros, en silencio, toman un plástico abandonado y lo llevan con ellos a sus casas, lejos del mar. Los verás pasar sonrientes, saben que han salvado a un delfín.
“No se puede defender lo que no se ama
y no se puede amar lo que no se conoce”.

VENTAJAS DE ESTAR ALREDEDOR DE LOS CINCUENTA

junio 21, 2008

Ventajas de aproximarse
y/o llegar al
medio siglo
o algo más:
1. Te importa un comino el curriculum.
2. Si eres parte de un grupo de rehenes, serías de los primeros en ser liberado.
3. Nadie te pide que entres a rescatar personas de un edificio en llamas
4. La gente ya no te considera hipocondríaco… ahora sí estás enfermo.
5. No temes los batacazos en el largo y difícil camino de la vida… casi todos ya te los has dado.
6. Tu inversión en seguros médicos comienza a rendir frutos.
7. Tus articulaciones pronostican el tiempo mejor que los meteorólogos.
8. Tus secretos están seguros con tus amigos… ellos tampoco los recuerdan.
9. Tu rotación de neuronas activas llegó, por fin, a una cantidad manejable.
10. Puedes vivir sin sexo…, pero no sin tus gafas
11. Si haces una fiesta, tus vecinos ni se enteran
12. La ropa que te compras ya no pasa de moda.
13. Los pecados capitales han cambiado…
14. Dentro de un rato no recordarás en que blog leiste esto, pero tampoco te importa.

VENTAJAS DE ESTAR ALREDEDOR DE LOS CINCUENTA

junio 21, 2008

Ventajas de aproximarse
y/o llegar al
medio siglo
o algo más:
1. Te importa un comino el curriculum.
2. Si eres parte de un grupo de rehenes, serías de los primeros en ser liberado.
3. Nadie te pide que entres a rescatar personas de un edificio en llamas
4. La gente ya no te considera hipocondríaco… ahora sí estás enfermo.
5. No temes los batacazos en el largo y difícil camino de la vida… casi todos ya te los has dado.
6. Tu inversión en seguros médicos comienza a rendir frutos.
7. Tus articulaciones pronostican el tiempo mejor que los meteorólogos.
8. Tus secretos están seguros con tus amigos… ellos tampoco los recuerdan.
9. Tu rotación de neuronas activas llegó, por fin, a una cantidad manejable.
10. Puedes vivir sin sexo…, pero no sin tus gafas
11. Si haces una fiesta, tus vecinos ni se enteran
12. La ropa que te compras ya no pasa de moda.
13. Los pecados capitales han cambiado…
14. Dentro de un rato no recordarás en que blog leiste esto, pero tampoco te importa.

VEMOS A LOS PAISANOS UN POCO FLOJOS

junio 20, 2008

Ya sabemos que el blog no contiene grandes atractivos, pero la idea inicial era y sigue siendo, que este sitio fuera un punto de encuentro de todos los hinojoseños, tanto de lo que vivimos en el pueblo, como de los que vivimos fuera de él.
Por esta razón, seguimos pidiendo vuestra colaboración, y que lo poco o mucho que nos queráis contar, lo hagáis sin ningún reparo, y consigamos entre todos que sea algo más atractivo y ameno.
Una idea que se me ocurre, es que con la aportación de todos los interesados, hagamos un listado de todos los que se encuentran fuera, para que los amigos puedan contactar con ellos, si es que han llegado a perder el contacto y a través de este blog, puedan nuevamente reencontrarse.
Al fin y al cabo, este blog será lo que entre todos queramos que sea.

VEMOS A LOS PAISANOS UN POCO FLOJOS

junio 20, 2008

Ya sabemos que el blog no contiene grandes atractivos, pero la idea inicial era y sigue siendo, que este sitio fuera un punto de encuentro de todos los hinojoseños, tanto de lo que vivimos en el pueblo, como de los que vivimos fuera de él.
Por esta razón, seguimos pidiendo vuestra colaboración, y que lo poco o mucho que nos queráis contar, lo hagáis sin ningún reparo, y consigamos entre todos que sea algo más atractivo y ameno.
Una idea que se me ocurre, es que con la aportación de todos los interesados, hagamos un listado de todos los que se encuentran fuera, para que los amigos puedan contactar con ellos, si es que han llegado a perder el contacto y a través de este blog, puedan nuevamente reencontrarse.
Al fin y al cabo, este blog será lo que entre todos queramos que sea.

CUENTO INDIO

junio 19, 2008

Cuento indio:

Mi amigo abrió el cajón de la mesita de noche de su mujer y sacó un paquetito envuelto en un papel blanco.

Éste, dijo, no es un simple paquete, es ropa interior.

Tiró el papel y observó la preciosa seda del conjunto.

“Lo compró la primera vez que fuimos a New York, hace 8 ó 9 años… Nunca lo usó.”

Lo guardaba para una ocasión especial. Bien. Creo que ésta es la ocasión adecuada.

Se acercó a la cama y apoyó el conjunto al lado de la ropa que llevaría a la funeraria: su mujer acababa de morir.

Se giró hacia mí y me dijo: “nunca guardes nada para una ocasión especial,
cada día que vives es una ocasión especial”.

Todavía pienso cómo me han cambiado la vida estas palabras.

Ahora leo más y limpio menos, me siento en la terraza……… y admiro el panorama
sin prestar atención a los hierbajos del jardín.

Paso más tiempo con mi familia y mis amigos, y menos trabajando.

He entendido que la vida es un conjunto de experiencias para gozar, no para sobrevivir.

No guardo nada.
Uso los mejores vasos todos los días.

Me pongo el traje nuevo para ir al supermercado si me apetece.

Ya no guardo mi mejor colonia para fiestas especiales, la uso todas las veces que me apetece.

Las frases “Un día..” y “uno de estos días…” han desaparecido de mi vocabulario.

Si merece la pena hacerlo ahora…..¿por qué esperar?

No sé lo que habría hecho la mujer de mi amigo, si hubiese sabido que no estaría aquí mañana.

Creo que habría llamado a sus familiares y sus amigos más íntimos; a lo mejor habría llamado a viejos amigos para disculparse por viejas peleas….

Me gusta pensar que habría ido a un restaurante chino…su preferido.

Son estas pequeñas cosas no hechas las que me molestarían si supiera que tengo las horas contadas.

Molesto porque dejaría de ver a los amigos que vería “uno de estos días”….

Molesto por no escribir esas cartas que quería escribir “algún día”……

Molesto y triste porque no dije a mis hermanos y a mis hijos cuánto les quiero…..

Ahora intento no guardar nada que añadiría risa y alegría a nuestras vidas….

Cada día me digo a mi mismo que éste es un día especial.

Cada día, cada hora, cada minuto es especial…..

CUENTO INDIO

junio 19, 2008

Cuento indio:

Mi amigo abrió el cajón de la mesita de noche de su mujer y sacó un paquetito envuelto en un papel blanco.

Éste, dijo, no es un simple paquete, es ropa interior.

Tiró el papel y observó la preciosa seda del conjunto.

“Lo compró la primera vez que fuimos a New York, hace 8 ó 9 años… Nunca lo usó.”

Lo guardaba para una ocasión especial. Bien. Creo que ésta es la ocasión adecuada.

Se acercó a la cama y apoyó el conjunto al lado de la ropa que llevaría a la funeraria: su mujer acababa de morir.

Se giró hacia mí y me dijo: “nunca guardes nada para una ocasión especial,
cada día que vives es una ocasión especial”.

Todavía pienso cómo me han cambiado la vida estas palabras.

Ahora leo más y limpio menos, me siento en la terraza……… y admiro el panorama
sin prestar atención a los hierbajos del jardín.

Paso más tiempo con mi familia y mis amigos, y menos trabajando.

He entendido que la vida es un conjunto de experiencias para gozar, no para sobrevivir.

No guardo nada.
Uso los mejores vasos todos los días.

Me pongo el traje nuevo para ir al supermercado si me apetece.

Ya no guardo mi mejor colonia para fiestas especiales, la uso todas las veces que me apetece.

Las frases “Un día..” y “uno de estos días…” han desaparecido de mi vocabulario.

Si merece la pena hacerlo ahora…..¿por qué esperar?

No sé lo que habría hecho la mujer de mi amigo, si hubiese sabido que no estaría aquí mañana.

Creo que habría llamado a sus familiares y sus amigos más íntimos; a lo mejor habría llamado a viejos amigos para disculparse por viejas peleas….

Me gusta pensar que habría ido a un restaurante chino…su preferido.

Son estas pequeñas cosas no hechas las que me molestarían si supiera que tengo las horas contadas.

Molesto porque dejaría de ver a los amigos que vería “uno de estos días”….

Molesto por no escribir esas cartas que quería escribir “algún día”……

Molesto y triste porque no dije a mis hermanos y a mis hijos cuánto les quiero…..

Ahora intento no guardar nada que añadiría risa y alegría a nuestras vidas….

Cada día me digo a mi mismo que éste es un día especial.

Cada día, cada hora, cada minuto es especial…..