¿QUE NACIONALISTAS?

BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS
13/12/2008

Nacionalistas: ¿ellos o nosotros?

Una vez más el Partido me encomienda una difícil misión: convencer a don Manuel para que rectifique ligeramente el comentario que hizo sobre los nacionalistas, por si los necesitamos en un futuro próximo. Armado de valor y de un diccionario fraga-español me dirijo a su residencia (me refiero a su casa particular, lo aclaro para evitar chistes fáciles).

Don Manuel Fraga Iribarne


Me recibe en su despacho no sin antes hacerme tararear el himno español en dos ocasiones, mientras me hace sostener una bandera rojigualda de enorme tamaño.

“Es para asegurarme de que no eres un nacionalista, que hoy en día no te puedes fiar de nadie. Están por todas partes, Borja, pero esto se va a acabar, será mi último servicio a España”.

– “Desde luego don Manuel, son terribles estos nacionalistas” –le digo yo para irme ganando su confianza.

– “No los soporto, son el cáncer de España, todo el día con sus banderitas, sus himnitos, sus dialectos”.

– “Horrible, horrible, se creen diferentes y superiores al resto, cuando cualquiera que haya viajado o leído un poco sabe que en todas partes somos iguales, ¿verdad?”

– “Por supuesto Borja, todos iguales menos nosotros, los españoles, que estamos muy por encima”.

– “Hombre, eso no se discute, donde esté un español que se quite un francés, por poner un ejemplo”.

– “Pues claro Borja, con esa mariconada de la Marsellesa, y esa bandera que es una funda de sofá, por no hablar del idioma, que parece que están todo el día haciendo pucheros”.

– “Si es que como el español no hay nada igual, la lengua del imperio más grande que ha existido, ¿eh don Manuel?”

– “¡Dímelo a mí que casi lo vi nacer!”

– “Bueno don Manuel, la cosa es que estando de acuerdo en que eso del nacionalismo es una cosa trasnochada y ridícula, Mariano se preguntaba si no le importaría a usted hacer un servicio al Partido suavizando un poquitín lo que dijo el otro día sobre que había que colgarlos a todos. Es que Mariano piensa que si queremos echar del poder a estos rojos que nos gobiernan, pues que igual los vamos a necesitar como antaño”.

– “Me niego, lo dicho dicho está y si a Mariano no le gusta ya sabe lo que tiene que hacer, que rectifique él. Un gallego como yo no da un paso atrás”.

– “Don Manuel, recuerde que Mariano también es gallego, hágalo usted aunque sólo sea porque son paisanos, que entre gallegos deberían
entenderse”.

– “Ni gallegos ni hostias, no me vas a camelar, Borja, que te veo venir. Aquí lo que cuenta es si tengo o no tengo razón.”

– “Pues claro que tiene razón don Manuel, pero la cuestión está en no decirlo, piense que nos une un enemigo común. Echemos primero a
Zapatero y luego ya les daremos lo que se merecen”.

– “¿Y renunciar a nuestra bandera, nuestro himno y nuestra lengua por la de ellos? Jamás Borja jamás, un buen nacionalista no traiciona a su
patria”.

– “Perdone don Manuel, que me he liado, ¿se refiere a ellos o a nosotros?”

– ” A nosotros hombre a nosotros, ¿cómo va a ser a ellos?”

– “Como ha dicho nacionalista, pues me ha confundido”

– “No seas idiota, habrás oído mal, ¿cómo voy yo a confundir a un patriota español con un nacionalista?”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: