LA CAZA DE LOS JABALIES

Había un profesor de química en una gran escuela con alumnos de intercambio venezolano en su clase.

Un día, mientras los estudiantes estaban en el laboratorio, el profesor observó a un joven que de forma constante se rascaba la espalda y se estiraba como si le doliese.

El profesor le preguntó cuál era su problema. El alumno respondió que tenía una bala metida en la espalda debido a que recibió un disparo mientras luchaba en contra de los comunistas en su país de origen los cuales estaban tratando de derrumbar a su gobierno e instaurar un nuevo régimen, un otro mundo posible.

A la mitad de la historia el alumno miró al profesor y le hizo una pregunta:
¿Usted sabe cómo se capturan a los jabalies?.

El profesor creyó que era un chiste y esperaba una respuesta divertida.

El joven respondió que no era un chiste.

Usted captura jabalies encontrando un sitio adecuado en la bosque y tirando un poco de maíz en el piso. Los puercos vienen diariamente a comer el maíz.
Cuando se acostumbran a venir diariamente, usted construye una cerca de un costado del sitio en donde ellos se acostumbraron a venir.
Cuando se acostumbran a la cerca, ellos regresan a comer el maíz y usted construye otro lado de la cerca. Ellos vuelven a acostumbrarse y regresan a comer.
Usted va poco a poco hasta instalar los cuatro costados del cercado alrededor de los puercos, al final instala una puerta en el último lado.
Los puercos ya estarán acostumbrados al maíz fácil y a las cercas, comienzan a venir solos por la entrada. Es ahí cuando usted cierra el portón y captura a todo el grupo.

Así de simple, en un segundo, los puercos pierden su libertad. Ellos empiezan a correr en círculos dentro de la cerca, pero ya están sometidos. Luego, empiezan a comer el maíz fácil y gratis. Se quedan tan acostumbrados a eso que se olvidan como cazar por sí mismos, y por eso aceptan la esclavitud.

El joven comentó con el profesor que era exactamente eso que el veía suceder en Venezuela.
El gobierno los estaba empujando hacia el comunismo y el socialismo tirando maíz gratis disfrazado de programas de ayuda de dinero, misiones, planes, etc., impuestos diversos, leyes de ‘protección’, subsidio para cualquier cosa, expropiaciones indebidas, programas de ‘bienestar social’, “médicos cubanos” y medicinas ‘gratis’, siempre y siempre nuevas leyes inconsecuentes, etc., todo a costilla del sacrificio de la libertad, migaja a migaja.

Debemos siempre recordarnos que ‘No existe comida gratis’ y además que ‘no es posible que alguien preste un servicio más barato que el que uno mismo hace ‘.

Finalmente, si usted se da cuenta de que toda esa maravillosa ‘ayuda’ gubernamental es un problema que se opone al futuro de la democracia en nuestro país, usted debería enviar este mensaje a sus amigos.

Pero si usted cree que los políticos piden más poder para que su grupo continúe quitando las libertades y el dinero de los demás para beneficiarle a usted o a los ‘pobres’ entonces probablemente a usted no le parecerá mal este escrito. Pero……….. ¡¡Qué Dios lo ayude mi amigo(a) cuando le cierren el portón!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: