Archive for 7/08/09

EL PP Y SU PSICOSIS DEL ESPIONAJE

agosto 7, 2009

El PP se queda solo con su psicosis de supuesto espionaje

Jueces, fiscales y policías se han echado en tromba contra el principal partido de la oposición al que piden una rectificación pública sobre la persecución a la que el partido de Rajoy dice estar sometido por las principales instituciones del Estado.

Todos los poderes del Estado han respondido con rotundidad ante las denuncias formuladas en los últimos días por el PP y que saltaron a raíz del anuncio realizado por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, de que la Fiscalía recurrirá el archivo de la causa contra Francisco Camps.

Durante toda la semana, destacados dirigentes del PP han criticado a la número dos del Ejecutivo llegando a pedir incluso su dimisión. Pero las acusaciones más graves llegaron por boca de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que llegó a decir que estaban realizando escuchas telefónicas a destacados dirigentes nacionales de su partido.

De la Vega instó al PP a acudir a los tribunales, al tiempo que la Confederación Española de Policía cargó contra el partido de Mariano Rajoy por el “permanente ataque” que están sufriendo.

Por su parte, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) pidió este viernes a Cospedal que denuncie las escuchas si tiene pruebas porque sus declaraciones son “muy duras” como para no sustentarse en pruebas, según señaló su secretario general, José Manuel Sánchez Fornet.

En el ámbito judicial, ha sido el propio Consejo General del Poder Judicial (CPGJ) el que ha querido poner las cosas en su sitio. En el marco de los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid, su vicepresidente Fernando de Rosa, respondió a las declaraciones de distintos dirigentes del PP sobre “escuchas ilegales” a miembros del partido, y remarcó que las escuchas las autorizan los jueces y que quien lo ponga en duda debe acudir a la Justicia.

De Rosa, afirmó que los jueces actúan de una manera “legal” e “lícita” y que, por lo tanto, las escuchas telefónicas que se pudieran haber producido tendrían que haber sido desde un punto de vista “judicial” y siempre “bajo el control de los jueces y magistrados”. “Cualquier duda que exista, considero que debería de ponerse en manos de la Justicia española”, insistió quien fuera promovido al CGPJ precisamente por el PP tras haber sido consejero de Justicia en la Comunidad valenciana.

CRÍTICAS DE LAS ASOCIACIONES DE JUECES

Las principales asociaciones de jueces también criticaron la actuación del PP tachando de “calentón”, “torticeras”, “mendaces” o “perturbadoras” las acusaciones vertidas por Cospedal. Los portavoces de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Francisco de Vitoria (FdV) y Jueces para la Democracia (JpD) piden al PP que demuestre en un tribunal los hechos o que los desmienta.

“Muchas veces los calentones de los políticos perjudican la imagen de nuestras instituciones”, aseveró el portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura, Antonio García, para quien De Cospedal “ha manifestado un delito muy grave y de mucha envergadura”. “Lo que procede es denunciar los hechos con todo lujo de detalles y explicar por qué ha hecho unas declaraciones tan graves, esa es su obligación”, dijo.

En ese sentido, recomendó a la dirigente “popular” acudir a un tribunal si su intención es aclarar los hechos y le recordó que es ahí donde se hacen las denuncias “y no a los periodistas”. “Estas declaraciones no se pueden quedar en una manifestación difusa” insistió García, al tiempo que matizó que “los jueces siempre actúan de forma autónoma e independiente”.

Preguntado acerca de la función que desarrollan los fiscales, el portavoz de la APM describió a los representantes del Ministerio Público como “gente honorabilísima, profesional y honesta”. “Lo que pasa es que se contamina su función con declaraciones a destiempo y muy desafortunadas”, continúo, en alusión a las palabras de De la Vega. A su juicio, el anuncio hecho por la vicepresidenta del Ejecutivo socialista “lo que venía a traslucir es que la Fiscalía está al servicio de lo que diga De la Vega y eso es lo que no puede ser”, admitió García, quien, no obstante, quiso dejar claro que, “en términos generales, los fiscales trabajan de manera muy eficiente”.

Por su parte, desde la asociación Francisco de Vitoria, su portavoz, Marcelino Sexmero, instó a De Cospedal a que acuda a los tribunales si tiene indicios de escuchas ilegales. En ese sentido, restó crédito a tales acusaciones que tachó de “torticeras y mendaces”. “Siempre que los jueces realizan alguna escucha es porque previamente se lo han solicitado y lo hacen dentro de una investigación, por lo tanto, no son ilegales”, añadió.

“Es falso que estamos (los jueces) al servicio del Gobierno, o aclara esas declaraciones o que las desmienta, de lo contrario, sus palabras pueden ser objeto de una querella al tratarse de una calumnia”, expresó Sexmero, que aclaró que su asociación no contempla ninguna acción legal contra De Cospedal.

El portavoz de Jueces para la Democracia (JpD), Miguel Ángel Jimeno, declaró que las palabras de la secretaria general del PP “causan perplejidad”. “Viniendo de ese nivel político, son muy perturbadoras para nuestro sistema democrático”, dijo al tiempo que la acusó de “deslegitimar uno de los pilares básicos del sistema democrático”.

“Lo hace sin ofrecer un sólo dato, una sola prueba, le hace un flaco favor a la democracia”, insistió Jimeno, quien también recomendó al PP que acuda a los tribunales o que desmienta sus declaraciones.

FEIJOO SE SUMA A LO DICHO POR COSPEDAL

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero también se refirió a esta polémica durante un acto de partido con el PSOE canario e hizo un llamamiento a la responsabilidad al PP.

Desde el principal partido de la oposición se sigue manteniendo la teoría de que el Gobierno del PSOE utiliza las instituciones del Estado para perseguir a la oposición. El último dirigente en sostener estas manifestaciones fue el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien este viernes respaldó a Cospedal. “Me remito a las palabras de una persona que conoce el Estado”, indicó y denunció que los dirigentes “populares” están “menos seguros” que los socialistas por el “uso del aparato del Estado” contra la oposición.

A juicio de Núñez Feijoo, el único hecho “incuestionable” es que en España hay “un trato desigual” de la Fiscalía y de los poderes del Estado, con el fin de “beneficiar” al PSOE y “demonizar” al PP. A modo de ejemplo, aludió a las “filtraciones continuadas procedentes de lo más alto del Gobierno” sobre el sumario del caso Gürtel que, a su juicio, dejaron en una situación “de clarísima indefensión” a dirigentes del PP, como Camps.

NUEVATRIBUNA.ES – 07.08.2009

Anuncios

EL PP Y SU PSICOSIS DEL ESPIONAJE

agosto 7, 2009

El PP se queda solo con su psicosis de supuesto espionaje

Jueces, fiscales y policías se han echado en tromba contra el principal partido de la oposición al que piden una rectificación pública sobre la persecución a la que el partido de Rajoy dice estar sometido por las principales instituciones del Estado.

Todos los poderes del Estado han respondido con rotundidad ante las denuncias formuladas en los últimos días por el PP y que saltaron a raíz del anuncio realizado por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, de que la Fiscalía recurrirá el archivo de la causa contra Francisco Camps.

Durante toda la semana, destacados dirigentes del PP han criticado a la número dos del Ejecutivo llegando a pedir incluso su dimisión. Pero las acusaciones más graves llegaron por boca de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que llegó a decir que estaban realizando escuchas telefónicas a destacados dirigentes nacionales de su partido.

De la Vega instó al PP a acudir a los tribunales, al tiempo que la Confederación Española de Policía cargó contra el partido de Mariano Rajoy por el “permanente ataque” que están sufriendo.

Por su parte, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) pidió este viernes a Cospedal que denuncie las escuchas si tiene pruebas porque sus declaraciones son “muy duras” como para no sustentarse en pruebas, según señaló su secretario general, José Manuel Sánchez Fornet.

En el ámbito judicial, ha sido el propio Consejo General del Poder Judicial (CPGJ) el que ha querido poner las cosas en su sitio. En el marco de los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid, su vicepresidente Fernando de Rosa, respondió a las declaraciones de distintos dirigentes del PP sobre “escuchas ilegales” a miembros del partido, y remarcó que las escuchas las autorizan los jueces y que quien lo ponga en duda debe acudir a la Justicia.

De Rosa, afirmó que los jueces actúan de una manera “legal” e “lícita” y que, por lo tanto, las escuchas telefónicas que se pudieran haber producido tendrían que haber sido desde un punto de vista “judicial” y siempre “bajo el control de los jueces y magistrados”. “Cualquier duda que exista, considero que debería de ponerse en manos de la Justicia española”, insistió quien fuera promovido al CGPJ precisamente por el PP tras haber sido consejero de Justicia en la Comunidad valenciana.

CRÍTICAS DE LAS ASOCIACIONES DE JUECES

Las principales asociaciones de jueces también criticaron la actuación del PP tachando de “calentón”, “torticeras”, “mendaces” o “perturbadoras” las acusaciones vertidas por Cospedal. Los portavoces de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Francisco de Vitoria (FdV) y Jueces para la Democracia (JpD) piden al PP que demuestre en un tribunal los hechos o que los desmienta.

“Muchas veces los calentones de los políticos perjudican la imagen de nuestras instituciones”, aseveró el portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura, Antonio García, para quien De Cospedal “ha manifestado un delito muy grave y de mucha envergadura”. “Lo que procede es denunciar los hechos con todo lujo de detalles y explicar por qué ha hecho unas declaraciones tan graves, esa es su obligación”, dijo.

En ese sentido, recomendó a la dirigente “popular” acudir a un tribunal si su intención es aclarar los hechos y le recordó que es ahí donde se hacen las denuncias “y no a los periodistas”. “Estas declaraciones no se pueden quedar en una manifestación difusa” insistió García, al tiempo que matizó que “los jueces siempre actúan de forma autónoma e independiente”.

Preguntado acerca de la función que desarrollan los fiscales, el portavoz de la APM describió a los representantes del Ministerio Público como “gente honorabilísima, profesional y honesta”. “Lo que pasa es que se contamina su función con declaraciones a destiempo y muy desafortunadas”, continúo, en alusión a las palabras de De la Vega. A su juicio, el anuncio hecho por la vicepresidenta del Ejecutivo socialista “lo que venía a traslucir es que la Fiscalía está al servicio de lo que diga De la Vega y eso es lo que no puede ser”, admitió García, quien, no obstante, quiso dejar claro que, “en términos generales, los fiscales trabajan de manera muy eficiente”.

Por su parte, desde la asociación Francisco de Vitoria, su portavoz, Marcelino Sexmero, instó a De Cospedal a que acuda a los tribunales si tiene indicios de escuchas ilegales. En ese sentido, restó crédito a tales acusaciones que tachó de “torticeras y mendaces”. “Siempre que los jueces realizan alguna escucha es porque previamente se lo han solicitado y lo hacen dentro de una investigación, por lo tanto, no son ilegales”, añadió.

“Es falso que estamos (los jueces) al servicio del Gobierno, o aclara esas declaraciones o que las desmienta, de lo contrario, sus palabras pueden ser objeto de una querella al tratarse de una calumnia”, expresó Sexmero, que aclaró que su asociación no contempla ninguna acción legal contra De Cospedal.

El portavoz de Jueces para la Democracia (JpD), Miguel Ángel Jimeno, declaró que las palabras de la secretaria general del PP “causan perplejidad”. “Viniendo de ese nivel político, son muy perturbadoras para nuestro sistema democrático”, dijo al tiempo que la acusó de “deslegitimar uno de los pilares básicos del sistema democrático”.

“Lo hace sin ofrecer un sólo dato, una sola prueba, le hace un flaco favor a la democracia”, insistió Jimeno, quien también recomendó al PP que acuda a los tribunales o que desmienta sus declaraciones.

FEIJOO SE SUMA A LO DICHO POR COSPEDAL

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero también se refirió a esta polémica durante un acto de partido con el PSOE canario e hizo un llamamiento a la responsabilidad al PP.

Desde el principal partido de la oposición se sigue manteniendo la teoría de que el Gobierno del PSOE utiliza las instituciones del Estado para perseguir a la oposición. El último dirigente en sostener estas manifestaciones fue el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien este viernes respaldó a Cospedal. “Me remito a las palabras de una persona que conoce el Estado”, indicó y denunció que los dirigentes “populares” están “menos seguros” que los socialistas por el “uso del aparato del Estado” contra la oposición.

A juicio de Núñez Feijoo, el único hecho “incuestionable” es que en España hay “un trato desigual” de la Fiscalía y de los poderes del Estado, con el fin de “beneficiar” al PSOE y “demonizar” al PP. A modo de ejemplo, aludió a las “filtraciones continuadas procedentes de lo más alto del Gobierno” sobre el sumario del caso Gürtel que, a su juicio, dejaron en una situación “de clarísima indefensión” a dirigentes del PP, como Camps.

NUEVATRIBUNA.ES – 07.08.2009

CARTA A UN HIJO

agosto 7, 2009

Era una mañana como cualquier otra. Yo, como siempre, me hallaba de mal humor.
Te regañé porque estabas tardando demasiado en desayunar, te grité porque no parabas de jugar con los cubiertos y te reprendí porque masticabas con la boca abierta.

Comenzaste a refunfuñar y entonces derramaste la leche sobre tu ropa. Furioso te levanté por el cabello y te empujé violentamente para que fueras a cambiarte de inmediato.

Camino a la escuela no hablaste. Sentado en el asiento del coche llevabas la mirada perdida. Te despediste de mi tímidamente y yo sólo te advertí que no te portaras mal.

Por la tarde, cuando regresé a casa después de un día de mucho trabajo, te encontré jugando en el jardín. Llevabas puestos tus pantalones nuevos y estabas sucio y mojado.

Frente a tus amiguitos te dije que debías cuidar la ropa y los zapatos; que parecía no interesarte mucho el sacrificio de tus padres para vestirte. Te hice entrar a la casa para que te cambiaras de ropa y mientras marchabas delante de mi te indiqué que caminaras erguido.

Más tarde continuaste haciendo ruido y corriendo por toda la casa.

A la hora de cenar arrojé la servilleta sobre la mesa y me puse de pie furioso porque no parabas de jugar. Con un golpe sobre la mesa grité que no soportaba más ese escándalo y subí a mi cuarto.

Al poco rato mi ira comenzó a apagarse.

Me di cuenta de que había exagerado mi postura y tuve el deseo de bajar para darte una caricia, pero no pude. Cómo podía un padre, después de hacer tal escena de indignación, mostrarse sumiso y arrepentido?

Luego escuché unos golpecitos en la puerta. ‘Adelante’ … dije, adivinando que eras tú. Abriste muy despacio y te detuviste indeciso en el umbral de la habitación.

Te miré con seriedad y pregunté: ¿Te vas a dormir? … ¿vienes a despedirte?

No contestaste. Caminaste lentamente con tus pequeños pasitos y sin que me lo esperara, aceleraste tu andar para echarte en mis brazos cariñosamente.

Te abracé ….. y con un nudo en la garganta percibí la ligereza de tu delgado cuerpecito.

Tus manitas rodearon fuertemente mi cuello y me diste un beso suavemente en la mejilla.

Sentí que mi alma se quebrantaba.

‘Hasta mañana papi’, me dijiste.

¿Qué es lo que estaba haciendo?

¿Por qué me desesperaba tan fácilmente?

Me había acostumbrado a tratarte como a una persona adulta, a exigirte como si fueras igual a mí y ciertamente no eras igual.

Tu tenias unas cualidades de las que yo carecía: eras legítimo, puro, bueno y sobretodo, sabias demostrar amor.

¿Por qué me costaba tanto trabajo?.

¿Por qué tenía el hábito de estar siempre enfadado?.

¿Qué es lo que me estaba ocurriendo?.

Yo también fui niño.

¿Cuándo fue que comencé a contaminarme?

Después de un rato entré a tu habitación y encendí con cuidado una lámpara.

Dormías profundamente.

Tu hermoso rostro estaba ruborizado, tu boca entreabierta, tu frente húmeda, tu aspecto indefenso como el de un bebé.

Me incliné para rozar con mis labios tu mejilla, respiré tu aroma limpio y dulce.

No pude contener el sollozo y cerré los ojos.

Una de mis lágrimas cayó en tu piel. No te inmutaste.

Me puse de rodillas y te pedí perdón en silencio.

Te cubrí cuidadosamente con las sábanas y salí de la habitación.

Si Dios me escucha y te permite vivir muchos años, algún día sabrás que los padres no somos perfectos, pero sobre todo, ojalá te des cuenta de que, pese a todos mis errores, te amo más que a mi vida.

‘Si lloras por haber perdido el Sol, entonces no podrás ver las estrellas’.

Con cariño… para los que somos padres y para los que algún día lo serán…

CARTA A UN HIJO

agosto 7, 2009

Era una mañana como cualquier otra. Yo, como siempre, me hallaba de mal humor.
Te regañé porque estabas tardando demasiado en desayunar, te grité porque no parabas de jugar con los cubiertos y te reprendí porque masticabas con la boca abierta.

Comenzaste a refunfuñar y entonces derramaste la leche sobre tu ropa. Furioso te levanté por el cabello y te empujé violentamente para que fueras a cambiarte de inmediato.

Camino a la escuela no hablaste. Sentado en el asiento del coche llevabas la mirada perdida. Te despediste de mi tímidamente y yo sólo te advertí que no te portaras mal.

Por la tarde, cuando regresé a casa después de un día de mucho trabajo, te encontré jugando en el jardín. Llevabas puestos tus pantalones nuevos y estabas sucio y mojado.

Frente a tus amiguitos te dije que debías cuidar la ropa y los zapatos; que parecía no interesarte mucho el sacrificio de tus padres para vestirte. Te hice entrar a la casa para que te cambiaras de ropa y mientras marchabas delante de mi te indiqué que caminaras erguido.

Más tarde continuaste haciendo ruido y corriendo por toda la casa.

A la hora de cenar arrojé la servilleta sobre la mesa y me puse de pie furioso porque no parabas de jugar. Con un golpe sobre la mesa grité que no soportaba más ese escándalo y subí a mi cuarto.

Al poco rato mi ira comenzó a apagarse.

Me di cuenta de que había exagerado mi postura y tuve el deseo de bajar para darte una caricia, pero no pude. Cómo podía un padre, después de hacer tal escena de indignación, mostrarse sumiso y arrepentido?

Luego escuché unos golpecitos en la puerta. ‘Adelante’ … dije, adivinando que eras tú. Abriste muy despacio y te detuviste indeciso en el umbral de la habitación.

Te miré con seriedad y pregunté: ¿Te vas a dormir? … ¿vienes a despedirte?

No contestaste. Caminaste lentamente con tus pequeños pasitos y sin que me lo esperara, aceleraste tu andar para echarte en mis brazos cariñosamente.

Te abracé ….. y con un nudo en la garganta percibí la ligereza de tu delgado cuerpecito.

Tus manitas rodearon fuertemente mi cuello y me diste un beso suavemente en la mejilla.

Sentí que mi alma se quebrantaba.

‘Hasta mañana papi’, me dijiste.

¿Qué es lo que estaba haciendo?

¿Por qué me desesperaba tan fácilmente?

Me había acostumbrado a tratarte como a una persona adulta, a exigirte como si fueras igual a mí y ciertamente no eras igual.

Tu tenias unas cualidades de las que yo carecía: eras legítimo, puro, bueno y sobretodo, sabias demostrar amor.

¿Por qué me costaba tanto trabajo?.

¿Por qué tenía el hábito de estar siempre enfadado?.

¿Qué es lo que me estaba ocurriendo?.

Yo también fui niño.

¿Cuándo fue que comencé a contaminarme?

Después de un rato entré a tu habitación y encendí con cuidado una lámpara.

Dormías profundamente.

Tu hermoso rostro estaba ruborizado, tu boca entreabierta, tu frente húmeda, tu aspecto indefenso como el de un bebé.

Me incliné para rozar con mis labios tu mejilla, respiré tu aroma limpio y dulce.

No pude contener el sollozo y cerré los ojos.

Una de mis lágrimas cayó en tu piel. No te inmutaste.

Me puse de rodillas y te pedí perdón en silencio.

Te cubrí cuidadosamente con las sábanas y salí de la habitación.

Si Dios me escucha y te permite vivir muchos años, algún día sabrás que los padres no somos perfectos, pero sobre todo, ojalá te des cuenta de que, pese a todos mis errores, te amo más que a mi vida.

‘Si lloras por haber perdido el Sol, entonces no podrás ver las estrellas’.

Con cariño… para los que somos padres y para los que algún día lo serán…