Archive for 28/09/09

ACTIVIDADES DE ACNUR

septiembre 28, 2009

-Asistencia humanitaria a personas refugiadas.

-Operaciones de emergencia en caso de desarraigo masivo de poblaciones que huyen de conflictos armados.

-En México, asistencia para refugiados provenientes de otros países del mundo entero: documentación, ayuda a vulnerables y en algunos casos, asistencia económica durante un período limitado.

-Trabajo y asistencia directa con refugiados guatemaltecos en el sureste del país en coordinación con la COMAR.

-Repatriación voluntaria de refugiados desde México hacia sus países de origen.
-Cooperación con el gobierno mexicano y con organizaciones de la sociedad civil para asistir a los refugiados.

-Promoción y difusión del Derecho de los Refugiados.

-Promoción sobre la situación de los refugiados en el mundo y el ACNUR.

Anuncios

LOS EXILIADOS SAHARAUIS

septiembre 28, 2009

ACNUR intenta mejorar la conexión entre el campo de refugiados de Tinduf y Marruecos

El Alto comisionado de Naciones Unidas (ONU) para los Refugiados (Acnur), Antonio Guterres, ha visitado la región del Magreb, terminando su gira en Marruecos, en donde se entrevistó con el primer ministro marroquí, Abbas el Fassi, el ministro de Asuntos Exteriores, Taieb Fassi Fihri y otras personalidades.

Guterres visitó antes los campamentos de refugiados de Tinduf, en Argelia, siendo el primer alto comisionado en pisar en los últimos 33 años el desierto argelino donde están exiliados los saharauis.

Conexión por tierra entre las familias separadas

En Tinduf el alto comisionado de Acnur se comprometió a “agilizar el programa de visitas entre familias separadas por el muro”, una de las reivindicaciones del Frente Polisario y parte de las medidas de confianza propuestas por Naciones Unidas para acercar posturas y crear un clima de confianza entre Marruecos y el Frente Polisario, para llegar a una solución al conflicto del Sáhara Occidental.

Desde que se puso en marcha este programa que gestiona la ONU desde Acnur, se han reunido ocho mil familias. Sin embargo, el transporte se ha hecho por avión, lo que resulta costoso y limitado. Hay otras cuarenta mil familias que esperan reunirse.

Esta idea fue expuesta en Marruecos, donde Guterres insistió en que es “imprescindible” que las familias puedan “encontrar y conocer nuevas realidades”. Por ello, el alto comisionado de Acnur consideró que debe abrirse una vía terrestre entre Tinduf y Al Aaiún, “y de momento ha sido aceptada esta solución como la mejor por todas las partes”.

Por su parte, el ministro de exteriores marroquí se mostró favorable a acelerar y mejorar las medidas de confianza y en concreto con el programa de visitas de familias, “para que sus miembros puedan conocerse antes de que llegue la solución política final, que esperamos que podamos alcanzar pronto”.

Censo que rechaza Argelia

Otro tema que ha salido a la luz es el recorte de ayudas que Acnur ha decidido destinar a Tinduf, lo que va ligado a la necesidad de realizar un censo de la población en estos campos de refugiados, para poder justificar un aumento de estas ayudas. Sin embargo, Guterres ha afirmado que ni Argelia ni el Frente Polisario aceptan que se realice este censo.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados anunció en concreto una ayuda de 8,22 millones de euros que se añade a las que otorgan el Programa Alimentario Mundial, la Comisión Europea, la cooperación española y numerosos ayuntamientos y comunidades autónomas de España.

Para el Frente Polisario esta ayuda es escasa, pero Guterres afirma que la reducción parte de las estimaciones que poseen del censo de la población. Para cambiar la ayuda, “hace falta que se lleve a cabo un censo, algo que no guarda relación con el proceso político”.

Según los datos que aportan el Frente Polisario y Argelia, en los cuatro campamentos en torno a Tinduf viven 165.000 personas, aunque la ONU sospecha que es inferior.

En la visita que Guterres realizó a Marruecos, se reunió además con los ministros de Justicia e Interior, y los presidentes del Consejo Consultivo de Derechos Humanos y del Consejo Consultivo Real para los Asuntos del Sahara (Corcas).

ADIOS MUCHACHOS COMPAÑEROS DE MI VIDA

septiembre 28, 2009

“Adiós muchachos, compañeros de mi vida…”

Mariano Rajoy, entre Los del Río y Carlos Gardel

Ayer en Dos Hermanas -eufóricos sin que se les conozca motivo alguno para ello- a los dirigentes y seguidores populares les dio por arroparse con Los del Río y cantar y bailar lo de “Dale a tu cuerpo alegría, Macarena”, según narró en El Plural Juan Luis Valenzuela, coordinador de la edición andaluza de nuestro periódico.

Mientras la Gürtel apunta con su dedo a Mariano Rajoy y a Javier Arenas -junto a otros ya imputados como Luis Bárcenas o Pablo Crespo, ex secretario de Organización del PP de Galicia-, Mariano Rajoy trata de olvidar y procura divertirse con sus entusiastas fans. Distraen sus pesares insultando por doquier, que es su especialidad preferida. Y a vivir que son dos días.

Hace doce años
Los del Río ya protagonizaron otra intensa jornada de inspiración pepera. Sucedió el día 10 de septiembre de 1997, hace pues doce años. TVE organizó un recital, celebrado por la noche en la Plaza de las Ventas, como homenaje póstumo a Miguel Ángel Blanco, que había sido, en julio, brutalmente asesinado por ETA. Pero este pequeño detalle no fue óbice para que José María Aznar y su esposa, Ana Botella, posaran en la Moncloa, sonrientes y alborozados, al lado de Los del Río, cantando y bailando tan felizmente.

Raimon y Sacristán
El otro escándalo en torno al mencionado recital se produjo en la plaza de toros madrileña, rebosante de público, en su mayoría adicto a los genoveses. Además de Los del Río, participaron cantantes, actores y actrices de renombre, algunos conocidos también por su progresismo. Actuó Raimon y fue vilmente abucheado por recordar la dictadura de Franco y cantar en catalán. Algo similar le ocurrió a Pepe Sacristán, cuando leyó el poema de Bertolt Brecht sobre la represión nazi. ¡Los insultos, siempre los insultos acompañando a la derechona!

El centro político
En El Mundo el acto fue comentado por Fernando Lázaro y Arturo Posada con admirable lucidez: “Buena parte de las 15.000 personas que (…) se dieron cita en (…) las Ventas recorrieron el abismo que media entre el centro político que propugna José María Aznar y la intolerancia de la derecha más acendrada”.

Papel para envoltorio
Pero el problema es otro y vale naturalmente para el presente. Aquel centro que propugnaba Aznar era de celofán. O sea, que a lo máximo servía de papel para envoltorio. Cuando obtuvo mayoría absoluta y conoció a George W. Bush, algunos años más tarde, dio definitivamente una patada a su hipócrita centrismo y optó por la intolerancia de las Cruzadas, las invasiones militares y las guerras. Se quitó la careta y el falangista que llevaba dentro salió del armario.

El “moderado”
Ni Aznar fue jamás centrista practicante y coherente ni lo es su sucesor, el “moderado” Rajoy. La actitud de don Mariano frente a la corrupción de la trama Gürtel ha puesto de manifiesto -desde el mes de febrero, cuando estalló el bombazo por primera vez- que dice una cosa y hace la contraria. Se presenta como líder de un partido constitucional y actúa con tics que recuerdan, en cierto modo, a Batasuna. Bajo su mandato, el PP se ha convertido en un partido antisistema. O instalado en la cueva de Ali Babá, respecto a una corrupción generalizada que hizo metástasis y que, en estos momentos, parece una situación más bien insalvable.

Se equivoca
Cada uno se lo monta como quiere y, por tanto, Rajoy es muy libre de negar la mayor –cuando empiezan a emerger pruebas comprometedoras para él- y jalear a Los del Río o alentar a su número dos, María Dolores de Cospedal, para que diga barbaridades y procure pasarle la factura de la Gürtel al Gobierno Zapatero y, muy especialmente, al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Puede hacerlo pero se equivoca.

De tomo y lomo
Le recomiendo a Rajoy, sin embargo, que se vaya olvidando de Los del Río y su Macarena de alegrías carnales y recupere a Carlos Gardel con su “Adiós muchachos, compañeros de mi vida/ barra querida de aquellos tiempos/ Me toca a mí hoy emprender la retirada/ debo alejarme de mi buena muchachada (…)” Más que nada para que se vaya haciendo una idea de la que se le viene encima. Retirarse a tiempo siempre es mejor que acabar como Richard Nixon, otro que no era centrista, sino un reaccionario de tomo y lobo. Sobre todo, lobo.

Enric Sopena es director de El Plural

AZNAR NOS SUBE LOS IMPUESTOS

septiembre 28, 2009

En economía nada sale gratis –”no hay un almuerzo gratuito”, solía decir Milton Friedman– y soportar a la pandilla de incompetentes que se reúne en torno a Zapatero nos está saliendo carísimo a los españoles.
Fue el circunspecto Pedro Solbes, a quien muchos añoran ahora como un gran ministro de Economía ante la incompetencia de Salgado, quien el 26 septiembre de 2007, nada más estallar la crisis financiera de las subprime, acusó al Gobierno de Aznar de haber “dejado la despensa vacía”. Sorprendentes declaraciones en un ministro que en 1995 no es que dejara al futuro Ejecutivo del Partido Popular con la despensa vacía, sino que los dejó sin despensa.

Fue el comienzo de la típica estrategia tan del gusto de todos los políticos consistente en atribuir a la Administración anterior todos los errores de la propia: el inmaduro “y tu más” que pone más esfuerzos en la propaganda denigratoria del adversario que en la reflexión para evitar repetir fracasos.

Justo dos años después, mientras hemos atravesado una de las crisis económicas más duras de la historia que el PSOE ha podido combatir sin ataduras y empleando todo el despilfarro de corte keynesiano que creyera necesario, los socialistas resucitan las acusaciones contra Aznar. Dijo ayer José Blanco –ministro de uno de los departamentos con más presupuesto del Gabinete– que Aznar dejó la economía con mucho colesterol. Afirmación que se produce apenas un día después de que el PSOE aprobara la mayor subida de impuestos de nuestra democracia por su muy torpe gestión de la crisis.

Parece que de alguna manera hay que justificar los atropellos que los socialistas están perpetrando con altanería a los españoles y sus patrimonios, por mucho que ello suponga incurrir, una vez más, en una evidente contradicción con el discurso que se venía manteniendo en los últimos meses.

Recordemos que según Zapatero, la crisis que sufre España es simplemente una manifestación de la crisis internacional de las hipotecas subprime gestada por la Administración neocon de George Bush. España sería así sólo una víctima más de una recesión mucho más amplia, sin que la severidad de nuestra situación actual tenga nada que ver con la concurrencia de nuestra propia crisis interna.

Pues resulta que, según Blanco, en España sí hemos tenido nuestra propia burbuja inmobiliaria que ahora mismo está estallando, pero que para descargo del PSOE fue producto de los gobiernos de Aznar. El vicesecretario general de los socialistas sólo se olvida de que entre la predatoria subida de impuestos del sábado y la presidencia de Aznar ya han transcurrido más de cinco años; tiempo suficiente como para que el recetario progresista que pregona Blanco hubiese dado algún fruto en forma de freno de la especulación –que no hizo sino dispararse con Zapatero– y de reconducción de la economía hacia derroteros supuestamente más “sostenibles”.

Por supuesto no hicieron ni lo uno ni lo otro, porque la única política que conoce la izquierda es gastar a manos llenas el dinero presente y futuro de los ciudadanos. La subida de impuestos del sábado es sólo la expresión de un fiasco socialista sin paliativos: incrementaron el gasto y la deuda pública con la vana esperanza de reactivar la economía y ahora se topan de bruces con que han de pagar los platos rotos. En economía nada sale gratis –”no hay un almuerzo gratuito”, solía decir Milton Friedman– y soportar a la pandilla de incompetentes que se reúne en torno a Zapatero nos está saliendo carísimo a los españoles.

Y mientras tanto, parece que el corazón de Europa está girando con la fracasada Merkel y el fracasado Westerwelle hacia posiciones más liberales y apostando por las reducciones de impuestos. Justo lo que necesita la economía mundial y todo lo contrario de lo que nos está proporcionando Zapatero. Pero sí, Aznar es y seguirá siendo el culpable de todo.
Publicado en: