Archive for 14/10/09

EVOLUCION HOMINIDA

octubre 14, 2009


Fuente: Los Calvitos

Anuncios

AL ARGENTINO IVAN PISARENKO NO LE DEJAN ENTRAR A SU PAIS, CON SU MOTO

octubre 14, 2009

Ivan Pisarenko. Nació en Buenos Aires, Argentina el 23 de Noviembre de 1976.
Estuvo cuatro años recorriendo América en moto y al volver se la secuestraron
Tras la aventura que lo llevó hasta Alaska, Iván Pisarenko no pudo pasar con su Honda Transalp 650 a su pais de nacimiento, ya que en la aduana de La Quiaca le cerraron el paso porque había vencido el permiso. Ahora duerme al lado de la moto junto a su perro, hasta que se la devuelvan.

Recorrer el vasto continente americano de punta a punta en su moto era su sueño. Recorrerlo en nueve meses, su deseo. Sin embargo, cuando emprendía su último tramo tras cuatro años y medio de viaje, el argentino Iván Pisarenko quiso cruzar la frontera del país y le secuestraron la moto. Ahora, en la aduana de La Quiaca, duerme junto a su compañera de dos ruedas y con un fiel amigo que se hizo en el camino, un perro que no lo abandona ni a sol ni a sombra, tampoco durante su entrevista telefónica con Clarín.com.

“Averigüe con la idea de irme nueve meses, ya llevo andando en moto cuatro años y medio y la verdad que no me arrepiento pero me pasó de todo: desde que en Ecuador un auto me pasó por encima, me fracturó la pelvis y estuve seis meses sin caminar, pasando porque me quedé sin dinero y trabajé en todos los países. Y el otro día entrando acá, fui muy honesto y me aplicaron todas las de la ley. Me secuestraron la moto y como sé lo que pasa en estos casos me quedé al lado de la moto. Hay resoluciones a mi favor, me tienen que hacer un sumario pero no tienen porqué secuestrar la moto”, explica Pisarenko.

Su aventura arrancó en territorio norteamericano, el 20 de mayo de 2005 en Seattle porque, como él mismo explica en su web América en dos ruedas, “para ingresar a la zona del Océano Artico hay que hacerlo en junio y julio ya que en estos meses es temporada de verano y pese a eso hay temperaturas muy bajas”; y su objetivo era llegar hasta Alaska, algo que consiguió el 24 de junio de ese año. Antes de cruzar a México, su última parada en el país del Norte fue Los Angeles. De la mexicana ciudad Los Barriles se fue a Cuba desde donde tuvo que partir a Cartagena de las Indias en una travesía por el Mar Caribe en un velero cuyo dueño nunca había salido del puerto.

Estuvo en todo el continente (“excepto las tres Guyanas y Brasil”, cuenta) pero lo único con lo que soñaba “era con sacarme una foto con el Bienvenido a Argentina de fondo y ahora tengo una foto pero con la camioneta de la AFIP atrás”. Su relato es mezcla de tristeza con bronca: “Me duele entrar así a mi país”, dice, aunque las palabras están de más. Y aunque no elude su responsabilidad por “sacar la moto más del tiempo legal permitido”, era algo que se veía venir y que estuvo tratando de evitar antes de pisar suelo argentino. Se contactó con muchas personas antes de llegar a la aduana y aunque muchos le aseguraban que era algo “de buena fe” que lo dejaran o no ingresar con su moto llena de calcomanías argentinas, ahora pena acostado junto a ella y espera que todo se solucione para poder seguir viaje rumbo al fin del mundo, Tierra del Fuego.

VENEZUELA EN LA ENCRUCIJADA

octubre 14, 2009

Hace ya diez años que Hugo Chávez ganó las elecciones presidenciales venezolanas y comenzó el proceso que se ha venido a denominar como “Revolución Bolivariana”, la cuál se extiende ya por otros muchos países latinoamericanos de toda Suramérica, cuyo denominador comun actual es su matriz ideológica: “el socialismo del Siglo XXI”.

Desde entonces, en Venezuela se han ido produciendo un conjunto de procesos de cambios, invirtiendo la dinámica anterior en la que el neoliberalismo era hegemónico en toda Latinoamérica y ha devuelto la esperanza a millones de personas, que hoy en día albergan en sus corazones la llama de la esperanza de un mundo nuevo y diferente, un mundo en el que el capitalismo pueda ser superado y transformado, y en su lugar seamos capaces de crear un sistema socialista que funcione y sea una alternativa al sistema económico actual.

Sin embargo, el carácter socialista de la Revolución Bolivariana no vino con la victoria en 1999 en las elecciones. Quizás quien mejor lo explicar al respecto es Armiche Padrón, secretario del Partido Comunista de Venezuela (PCV) en Sucre:

Primero, la revolución bolivariana no ha sido una revolución socialista desde que se inició. Se plantea como una revolución nacionalista con conceptos básicos de rescate de lo nacional y democracia participativa. Se avanza y se generan cambios, empieza a articularse una política social de inclusión fundamental con misiones y esa profundización generó adversidades y antagonismos. Llega el 2004 y el Presidente Chávez da en su discurso el carácter antiimperialista de la revolución bolivariana y el carácter socialista se viene a plantear con la última elección presidencial. La construcción del socialismo no es del año 1998, la idea se plantea en 2006 por tanto, ni siquiera se ha comenzado a transitar el camino de la construcción del socialismo. Falta apertura al debate ideológico para definir elementos que apuntalen el socialismo y que es simplemente elevar la calidad de vida del pueblo venezolano.

Lo que no se puede negar hoy en día, pese a todo, son los éxitos alcanzados. Tampoco me voy a extender en todos ellos y hacer una recopilación. Valga como ejemplo algunos de esos éxitos, como los que hace unos meses recogíamos en esta otra entrada sobre Venezuela, u otros como pudieran ser: la reducción de la pobreza extrema, la mejora en la calidad media de vida de los venezolanos, etc, etc…, todo ello además soportando una ofensiva de mentiras, ataques y manipulaciones desde la prensa occidental.

Pese a los errores que, por supuesto, los hay en Venezuela, podemos decir que si hiciéramos un balance entre éxitos y fracasos, el balance sería positivo para el pueblo venezolano.

Pero en estos últimos tiempos es cierto que empiezan a llegar una serie de vientos y noticias preocupantes desde Venezuela. Especialmente las referidas a los abusos de una casta burócrata de funcionarios del Estado venezolano, sobretodo de cuadros intermedios, aunque con raíces también en los cargos superiores que son los que en el fondo permiten hacer y no dan un golpe de mano. Estas personas, gracias a la abundancia de divisas que entran en el país gracias a la exportación de petróleo, meten mano como quieren y se está generando un cierto corporativismo y amiguismo, lo que ha generado la consolidación de un grupo de personas que ahora se viene a llamar la “boliburguesía”.

Ciertamente se ha generado una recomposición dentro de la burguesía nacional, igual que en la época de Carlos Andrés Pérez surgieron los doce apóstoles. En Venezuela, esta revolución, por la forma que tiene de llevarse y por las características naturales en las cuales ha crecido, ha permitido el surgimiento de nuevos sectores económicos muy vinculados al Psuv, organización que nace como partido del gobierno. No hubo una transferencia del MVR, pienso que el MVR tenía mucha más solidez ideológica que el Psuv. El Psuv abrió mucho más las compuertas, que no es pecaminoso, pero uno de los riesgos que se corre es ese. Sin duda, hay una boliburguesía, un nuevo sector económico que cobijándose en el manto del gobierno venezolano se ha fortalecido económicamente y no estamos dispuestos a permitir que esas personas se erijan ahora como vanguardia política de la revolución. Ahí está el PCV, para enfrentar a esos sectores de la boliburguesía que expresan esa derecha endógena que trabaja para el chavismo sin Chávez.

Y al respecto, lo que señala Armiche Padrón, de quien también es el fragmento que acabo de citar, hay algo que me parece bastante importante destacar, y es sobre el funcionamiento del PSUV, un partido con más afiliados que votantes, un partido que apenas hace vida interna salvo en sus órganos ejecutivos de dirección y en tiempos de campaña, cuando organiza los batallones electorales, un partido en el que en sus elecciones internas Chávez metió mano para cambiar a unos pocos de los candidatos ganadores, … enfin, un partido que no funciona como debiera, y que está formado no solo por quienes creen en la Revolución Bolivariana, sino los que quieren vivir a costa y gracias a la Revolución Bolivariana.

Pero no es tiempo de desilusionarse ni de renegar de la Revolución Bolivariana. Es momento de reflexionar, parase a evaluar los aciertos y los fallos que tiene actualmente Venezuela, y tomar conciencia de los fallos para poder corregirlos, para seguir avanzado profundizando en el Socialismo del Siglo XXI. Aunque obviamente no soy yo ni los occidentales los que tenemos que reflexionar. Son los propios venezolanos quienes han de parse a reflexionar, analizar y prepar una nueva vuelta de tuerca de la Revolución Bolivariana, empezando por el propio presidente.

Es el momento de un nuevo giro, es el momento de que la Revolución Bolivariana vuelva a tomar la iniciativa y deje descolocada a la oposición. Es el momento de vencer o morir.