Archive for the ‘agag’ Category

RUMBO A LO DESCONOCIDO

septiembre 13, 2009

Graciano Palomo, de biógrafo autorizado a crítico clarificador de Aznar y “sus mamoncetes”

“Cuando ‘papi’ estaba en la Moncloa, Agag hacía planes para esquilmar a los españoles por una larga temporada”

C.G.

Ha vuelto Graciano Palomo, colaborador habitual de El Plural, a hacer un análisis, con color, del ex presidente Aznar y los que llama “sus mamoncetes” oficiales. Nadie como el reconocido periodista y analista político para revelar los intríngulis del personaje. Cuatro libros sobre él y el PP le validan como un biógrafo de solvencia indiscutible.
En el mismo tono en el que escribió en El Plural un análisis sobre los “lobeznos de la camada aznarista”, Graciano Palomo firma, ahora, En Extra Confidencial.com, un artículo titulado “Los abdominales ‘engrasaos’ de Aznar/Agag”. Duro, contundente, pero muy clarificador. “El ex presidente Aznar –dice Palomo- se está quedando ya sin ‘mamoncetes’ oficiales que le bailen el agua de antaño. Lógico es, porque ya no tiene la caja pública para pagar favores. Ni siquiera le hacen caso ya los deudos de antaño. Se ha convertido en un señor acaudalado que dedica su tiempo a ejercitar sus abdominales porque, al fin y a la postre, tiene la luz y el gas pagados por todos los españoles y de cuando en vez acude a algún Consejo de Administración de Murdoch muy bien remunerado”.

Doña Botella
“Pero, qué demonio,-continúa Palomo- doña Botella tiene coche oficial, aparato administrativo pagado por los madrileños, sueldos magníficos, gastos de representación, peluquería gratis y lo que a José María Aznar se le quitó a ella se lo dio Ruiz-Gallardón”.

De “halcón” a “señor acaudalado”
Han pasado 20 años desde que Graciano Palomo, colaborador de El Plural, se fijó en la figura del ex presidente de los populares. Y veinte años, contrario a lo que dice el tango de Gardel, son muchos años; suficientes para que el joven “halcón” se convirtiera en “el señor acaudalado”. En “El vuelo del halcón: José María Aznar y la aventura de la derecha española”, de 1990, la primera biografía autorizada el ex gobernante, Palomo hizo su homenaje a un hombre cuya existencia pasaba aún desapercibida para la gran mayoría de los españoles. Luego vino el premonitorio “El túnel: la larga marcha de José María Aznar y la derecha hacia el poder”, en 1993. Como una sombra pegada al PP, después de mucho recoger y cavilar, nos entregó, en 2006, “De Aznar a Rajoy. La maldición de Casandra. Los secretos de la derecha española”. Y en 2008, “Rumbo a lo desconocido”, un análisis del PP del momento, “el mejor partido popular europeo”, según el autor.

En el centro de la derecha
Palomo ha ofrecido su opinión siempre desde una ideología de centro derecha, identificada con el PP. En el Foro La Región, celebrado el año pasado, en su conferencia “Mejor España en la encrucijada” el periodista confesó que “el Partido Popular es la fuerza sobre la que hay que construir alternativas”. Postura política que había confirmado ya en una respuesta a uno de los lectores de Hispanidad.com que le tildaba de socialista mediático, y en la que explicaba que “los que me conocen habrán soltado una carcajada colosal” al escuchar lo de “socialista”.

“Cuando papi…”
En su columna en Extra Confidencial.com, publicada este 11 de septiembre último, Graciano Palomo, sin embargo, sigue el derrotero iniciado en su libro “De Aznar a Rajoy” y ofrece una dura crítica del ex presidente y su entorno, hasta llegar al meollo del llamado Clan Becerril. “Hace unos años cuando ‘papi’ estaba en la Moncloa luciendo gemelitos, rodeado de sus edecanes pelotas y repugnantes como Carlitos Aragonés, el tartaja de Alfredo Timermans/Fabra y otros especímenes de esa misma fauna, y ‘mami’ en el vestidor, éste [Alejandro Agag] y otros sujetitos montaron el ‘Clan de Becerril’ e hicieron planes para esquilmar a los españoles por una larga temporada. Andaban por allí, un tal Correa y “El Bigotes”, entre otros”.

El chico de Cunef
Graciano Palomo, en su artículo, dice claramente que “nadie puede comprender que Correa y El Bigotes (los de la boda y Gabana) estén en el trullo y el chico de Cunef tenga escudería propia y se pasee por todos los circuitos de F1 con Anita Aznar Botella como gran princesa…de El Escorial”.

Aznar y el hombre de Cro
El “comisionista” de lujo, Alejandro Agag, -escribe Palomo- “tiene una gran residencia en Londres y de paso toma el té con otro de su misma camada, un tal Juan Villalonga, el hombre de Cro, que se llevó pasta que no le correspondía a montones”. Villalonga, ese personaje que en 2006 intentó negar el mismísimo Aznar en una entrevista concedida a Graciano Palomo, en la que afirmó : “Yo nunca fui partidario de nombrar a Juan Villalonga como presidente de Telefónica”. -¿Cómo dice, señor presidente, me lo puede repetir, por favor?”, le preguntó asombrado el periodista. Y Aznar le repitió la misma frase con descomunal descaro, como si no fuera de dominio nacional su íntima amistad con Villalonga.

Anuncios

EL MARIDO DE LA COSPEDAL Y SUS EMPRESAS

septiembre 10, 2009

Preocupación entre los ex consejeros populares de la caja tras su repentina huida

El marido de Cospedal no se inhibió en las votaciones de CCM que afectaban a sus propias empresas

Ignacio López del Hierro, el Gobernador civil más joven de la democracia (Toledo, 1977) y flamante marido de la popular María Dolores de Cospedal, pretende alejar el cáliz de su paso por la Caja de Castilla la Mancha de la que dimitió en febrero de este año como consejero de la Corporación Industrial. En similar situación se encuentran otros conocidos militantes del PP, que no quieren ni oír hablar de sus antiguas responsabilidades en la caja manchega, -de las que dimitieron por las insistentes “sugerencias” de la numero dos de la sede de Génova- pero de la que cobraban sustanciosos honorarios.
Es el caso de Arturo Garcia Tizón, diputado nacional y presidente del PP toledano (presidente de la Comisión de Buen Gobierno de la entidad hasta febrero), de Rosa Romero, alcaldesa de Ciudad Real, Vicente Tirado, numero dos de Cospedal en CLM y Carlos Cotillas, también diputado nacional y alcalde de Tomelloso, ex consejeros todos ellos. Aunque sin militar en el Partido Popular, en idéntica situación se encuentra el autentico promotor de la estampida, el empresario Jesús Bárcenas, presidente de CEPYME y de la patronal manchega hasta el pasado mes de julio, que dimitió siendo vicepresidente de la Caja. Ninguno de ellos quieres que se les recuerde su recientísimo posado en la entidad financiera manchega, cuyas responsabilidades sigue investigando el Banco de España.

Buen negociador y mejor relaciones públicas, López del Hierro fue fichado en su día por el propio Hernández Moltó con el visto bueno del PP, según confesión propia al diario Público. Hoy tiene numerosas ocupaciones como consejero de Metrovacesa y de Gecina, del banco norteamericano Lincoln Internacional, de Avanzit y como vicepresidente de la constructora BamiNewCo, a las órdenes de Joaquín Rivero –invitado por cierto a su boda- antes de sentarse en el consejo de la Corporación Industrial de la Caja y votar importantes decisiones.

Por ejemplo, las ampliaciones de capital del Aeropuerto de Ciudad Real, de la sociedad del Reino de don Quijote o de la compra de más de un millon de euros en acciones de la propia inmobiliaria que vicepresidia. Documentos oficiales de las reuniones constatan su asistencia a los consejos, como el celebrado el 30 de enero de 2008, sin que haya constancia expresa de su inhibición a la hora de votar dichas decisiones.

Lo que es la vida, todo esto sucedía sólo unos meses antes de que la número dos del PP ordenase la retirada de “sus huestes”, bajo la consigna de la “falta de transparencia” en la gestión de la caja y culpando al Gobierno regional de “falta de control”.

Por cierto, el flamante marido de la señora de Cospedal es primo hermano de José María Álvarez del Manzano, ex alcalde de Madrid. y ha mantenido ‘amistades peligrosas’ con el yerno de José María Aznar, el ‘conseguidor’, Alejandro Agag, del que no guarda buen recuerdo por su papel en la OPA del italiano Caltagirone sobre Metrovacesa, entonces comandada por Rivero.

J.D.

UNA BODA CON RESACA

agosto 31, 2009

Se cumplen siete años de un acontecimiento que marcó el principio del fin del aznarismo.

Ana Aznar y su marido, Alejandro Agag, el día de su boda. Al fondo, su padre, José María Aznar.

– EFE IÑIGO ADURIZ – MADRID –

“Es como una boda de Estado”. El abad del monasterio de San Lorenzo del Escorial (Madrid) donde, el 5 de septiembre de 2002, contrajeron matrimonio la hija del entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, Ana, y el hoy multimillonario empresario Alejandro Agag, no andaba lejos en su valoración.

En la ceremonia estuvieron presentes todas las altas instituciones del Estado y varios líderes internacionales. Fueron algo más de 900 invitados los protagonistas del que se considera el momento más álgido del aznarismo, de la opulencia y soberbia del ex presidente, así como el principio del fin de ese régimen, que comenzó a desdibujarse.

Hoy está imputados empresarios y líderes del PP invitados al enlace
El rey, los presidentes del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Constitucional, las del Congreso y el Senado del momento, ex presidentes del Gobierno, todos los ministros del Ejecutivo, presidentes de las comunidades autónomas en manos de los conservadores, solventes empresarios, cantantes, futbolistas y un largo etcétera engrosaron la lista de invitados.

La resaca de la boda perdura, siete años después, entre muchos de esos invitados. Varios de los amigos del novio, que posan orgullosos en los álbumes de fotos del acontecimiento, tuvieron que ponerse delante de una cámara con muchos menos aires de grandeza para completar sus fichas policiales cuando, en febrero de este año, se destapó la trama Gürtel. El empresario Francisco Correa, amigo personal de Agag y testigo de la boda, fue uno de los que, en poco tiempo, pasó de ser un importante empresario con recursos a prisionero de Soto del Real. Él es el presunto líder de la trama, que también salpicó a gran parte del círculo de amistades que hace siete años arropó a Agag el día de su boda.

Muchos de los invitados de la novia eran importantes figuras del PP que se han venido abajo tras la boda. En estos siete años el partido se ha dividido y reconstruido varias veces. La unidad que escenificaron los dirigentes conservadores en torno a la figura de José María Aznar durante la ceremonia, resultó ser sólo una impresión efímera.

Otros políticos conservadores han sido condenados al ostracismo
En definitiva, las personalidades que se reunieron en San Lorenzo del Escorial constituían la elite política, social y económica del momento. Algunos siguen allí arriba, otros han sido condenados al ostracismo, y algunos más han visto cercenadas para siempre sus ambiciosas aspiraciones tras verse envueltos en distintos escándalos.