Archive for the ‘anorexia’ Category

La anorexia tiene "causas genéticas" (BBC)

agosto 11, 2012

Científicos británicos sostienen que la anorexia, considerada por muchos la enfermedad psiquiátrica más mortífera, está vinculada a factores genéticos. Los investigadores señalan que hay indicios de que una parte del cerebro es diferente en quienes sufren esta enfermedad.

El equipo, liderado por el profesor Bryan Lask, de la unidad de desórdenes alimenticios del hospital británico Great Ormond Street, investiga una parte minúscula del cerebro llamada la insula. Bryan Lask dijo a la BBC que imágenes de resonancia magnética muestran que esta parte del cerebro no está activa en personas con anorexia. “Sospechamos que hay una anormalidad en la insula, que no funciona bien, y eso tiene un efecto en todo el cuerpo”, dijo Lask. La conclusión es que hay una pre-disposición genética a desarrollar la enfermedad. Círculo vicioso La anorexia es un trastorno alimentario que se traduce en un temor obsesivo de aumentar de peso que lleva a muchas personas a renunciar completamente a la alimentación. Rosemary Marston sufrió severamente esta enfermedad por más de 30 años. Su obsesión la llevó en su adolescencia a trazarse ‘altos estándares’ a la hora de lograr su objetivo: abstenerse de alimentos. “Yo era una muy buena anoréxica, me empeñaba en perder de peso, ése era mi objetivo. Así como mucha gente es exitosa en el deporte, yo estaba totalmente dedicada a mi enfermedad”. Como sucede con la mayoría de los anorexicos, esta ‘dedicación’ es una de las razones que dificultaron su tratamiento. Otra razón es el complicado y largo proceso de recuperación, que Rosemary Marston describe como una “puerta giratoria”. “Yo iba al hospital, recuperaba peso, salía sintiendome mucho mejor y terminaba nuevamente en el hospital”. Hoy en día Rosemary Marston logró sobreponerse al trastorno, pero se estima que la mitad de los afectados no se recupera y hasta un quinto muere como resultado de ésta. Trastorno serio Muchos de los estudios sobre anorexia apuntan a factores psicológicos que alteran la forma como la persona evalúa y percibe su propia imagen corporal, los alimentos y la nutrición. Pero la investigación dirigida por el profesor Bryan Lask es una de las pioneras en mostrar que también hay una predisposición genética. Lask destacó que estos resultados deberían llevar a un cambio de actitud en relación al trastorno. “Por mucho tiempo se pensó que ésta era simplemente una enfermedad de muchachas de clase media. Pero no es así, no es una enfermedad por la que uno opta”, expresó. Según él, se trata de “un trastorno mucho más serio de lo que se había pensado”. El investigador considera que los resultados de su estudio plantean la necesidad de una intervención temprana Uno de los problemas, dice el profesor Lark, es que el tratamiento de la enfermedad se enfoca en restaurar el peso de los pacientes. “La idea prevaleciente es que una vez la persona recupera su peso, ya está curada. Eso es un disparate. No lo está”, expresó. Resaltó la necesidad de una intervención más temprana con tratamientos más especializados.

Anuncios

Harriet Smith, un ejemplo de superación de la anorexia.

marzo 13, 2012

Esta británica pesaba 31 kilos y estuvo a punto de morir por desnutrición. Ahora anima a otros jóvenes a superar esta enfermedad

Día 13/03/2012 – 11.38h
Harriet Smith, un ejemplo de superación de la anorexia

IMAGEN CORTESÍA DEL «DAILY MAIL»
Harriet Smith: el antes y el después de la anorexia
Harriet Smith estuvo a punto de morir cuando rozó los 31 kilos midiendo 1,75 metros. Esta británica de 26 años sufría anorexia, enfermedad que ha tardado más de 12 años en superar pero cuya historia necesita contar para que sirva de ayuda a otros jóvenes con el mismo problema.
Con la ayuda de su familia y un grupo de médicos, Smith ha logrado ponerse en 61 kilos y ahora su máxima ilusión es entrenarse para correr la maratón de Londres cuyos beneficios irán destinados a una asociación que ayuda a animales abandonados.
«Estaba obsesionada. Antes corría hasta quedar agotada, solo para perder grasa y adelgazar. Ahora lo hago por alegría y para estar bien físicamente», confiesa esta joven británica al diario «Daily Mail».
Harriet Smith empezó a desarrollar la anorexia a los 14 años cuando empezó a verse gorda y a perder peso. Incluso cuando llegó a pesar 31 kilos, la joven se veía gorda. Su índice de masa corporal era de tan solo 10 cuando la cifra crítica es de 18,5.

«A semanas de morir»

«El doctor me dijo: “estás a semanas de morir, tu corazón dejará de latir’», relató Smith, quien fue internada en una clínica especializada en estas trastornos alimenticio durante un año en la que fue alimentada de manera artificial.
«Mi padres y mis dos hermanos me apoyaron mucho y ahora estoy en un 99,9 % recuperada. Todavía hay un minúsculo resto de anorexia en mi mente y todavía tengo alguna luchas internas por esto», confiesa la joven.
«Nunca pensé que llegaría a donde estoy hoy. Nunca me sentí tan completa y espero que mi historia inspire a otros. Lleva tiempo pero se puede lograr, yo soy el ejemplo», confesó al diario británico.

ANOREXIA Y BULIMIA

febrero 6, 2012

Todas las personas que padecen anorexia nerviosa, tienen una motivación inicial, un deseo primigenio, que es el querer tener un cuerpo más delgado.
Tienen una angustia enfermiza y un miedo atroz a engordar, preocupándose en exceso por conservar su figura delgada y esbelta, angustia que les lleva a una conducta alimenticia anormal, lo que les conduce a practicar una dieta bajísima en calorías y como consecuencia de ello a una delgadez extrema.
Esta delgadez anormal, tiene una influencia negativa para el paciente en su vida social, laboral e incluso familiar.
Según los últimos estudios realizados, esta enfermedad comienza a manifestarse entre los 12 y 16 años, aunque también puede darse en edad adulta, la padecen 1 de cada 200personas, siendo la mayoría de ellas mujeres, aunque se da también en una décima parte entre los hombres, es decir 2 hombres por cada 20 mujeres.
El trastorno opuesto y asociado frecuentemente a la anorexia, es la bulimia. Esta oposición lleva a los pacientes a un deseo incontrolado a comer en exceso, para a continuación intentar vomitar la cantidad ingerida. Los pacientes, lo mismo que en la anorexia, son incapaces de controlar estos impulsos, lo que les conduce igualmente a un estado de ansiedad y de culpabilidad.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera a estas dos enfermedades como trastornos mentales, psicosomáticos y del comportamiento, por lo que están clasificadas internacionalmente dentro del grupo de trastornos mentales.
El índice de mortalidad en este tipo de enfermedades puede llegar al 20%, de donde se deduce que se debe tomar en serio su tratamiento, y cuanto antes se detecte, bien por un amigo o por un familiar el menor síntoma o sospecha de que alguien en su entorno puede padecer alguno de estos trastornos, debe aconsejar al paciente de que se ponga bajo supervisión médica.
A pesar de su gravedad, ambas enfermedades se pueden curar, aunque hay que ser muy constantes y no perder nunca la esperanza, con la ayuda y apoyo familiar, dirigiendo al enfermo hacia el médico de cabecera para que les diagnostique la enfermedad y las dirija a algún centro de información y apoyo psicológico de los muchos existentes en España, ya que en casi todas las comunidades, existen asociaciones y centros específicos para su tratamiento.
A continuación indicamos algunas direcciones de asociaciones para la orientación del tratamiento de estas enfermedades:
CASTILLA-LA MANCHA
CIUDAD REAL ADANER 926 25 53 77
TOLEDO ADANER 607 185 185
ALBACETE ADANER 967 24 74 31
CATALUÑA
BARCELONA ACAB Asociación contra la Anorexia y la Bulimia 93 454 91 09, 902 11 69 86
C./ Mallorca, 198-pral 2ª. 08036 BARCELONA acabba@suport.org http://www.acab.org
MADRID
MADRID ADANER 91 577 02 61 http://www.adaner.org
ALCALÁ DE HENARES ADANER 91 889 40 22
MÓSTOLES ANTARES 91 646 23 69
MÓSTOLES ASMAB 91 617 55 15
VALENCIA
VALENCIA AVALCAB 963 46 21 20 C./Lérida, 12-puerta 8. 46009 VALENCIA avalcab@ono.com
ALICANTE ACABA 965 25 94 60

En contraposición a la anorexia y a la bulimia, se encuentra la “Obesidad Morbida”.
Esta enfermedad causa verdaderos estragos en las personas que la padecen.
Manuel Uribe de Monterrey Mexico, llegó a pesar más 550 kg. por lo que se le consideró el hombre más gordo del mundo. Se casó con Claudia Solís, y vive felizmente.

Carol Yager, nacida en 1.960 y fallecida en 1.994, es decir a los 34 años, llegó a pesar 725 kilos. Se le ha considerado la mujer mas gorda del mundo. Esta es su fotografía

Jon Brower Minnoch, en la foto inferior, se tiene el record mundial de hombre más gordo de la historia, ya que llegó a pesar 635 kg. Nacido en 1.941 y fallecido en el año 1983.

Un reciente estudio sobre las dos modalidades quirúrgicas más utilizadas para combatir la obesidad mórbida parece concluyente: el by-pass, aunque es en principio más agresivo para el paciente, da a la larga mejores resultados, menos problemas, y parece más aconsejable.

La investigación, realizada por la Universidad Estatal de Nueva York y publicada en la revista “Archives of Surgery”, se realizó sobre 106 pacientes de un mismo hospital.

De ellos, 60 se sometieron a la intervención de banda gástrica y 46 al by-pass. Hay que resaltar que todos ellos padecían obesidad mórbida extrema, con un peso superior a 2,25 veces el ideal para su talla.

El by-pass gástrico laparoscópico de “Roux-en-y” consiste en realizar una división del estómago, de forma que se reduzca su capacidad. A continuación, se conecta a la parte inferior del intestino delgado, “saltándose” así parte de dicho intestino y limitando por tanto su capacidad de absorción de nutrientes.

La cirugía de banda gástrica, también laparoscópica, consiste en la fijación de una banda ajustable en el estómago, dividiéndolo en dos y reduciendo su volumen efectivo. No se realiza ninguna intervención que afecte al intestino delgado, que es donde se realiza la mayor parte de la absorción de sustancias nutritivas por el organismo.

Los resultados indicaron que los pacientes de banda gástrica sufrieron una intervención más sencilla y de menor duración, y que requirieron menos días de ingreso hospitalario tras ella. Sin embargo, el 78 % de ellos tuvieron complicaciones antes de un mes (deshidratación, vómitos,…), frente a sólo un 28 % de los que se sometieron al by-pass. Incluso, los de banda gástrica sufrieron más operaciones secundarias.

Además, los que optaron por el by-pass obtuvieron una mayor pérdida de peso y una superior reducción de enfermedades asociadas a la obesidad. La satisfacción global tras la operación fue sustancialmente mayor en los pacientes de by-pass (80 % muy satisfechos) que en los de banda gástrica (46 % muy satisfechos), y este porcentaje, en cierto modo, lo resume todo.

Aunque este estudio parece muy concluyente, es el criterio médico, aplicado a cada caso concreto, el que debe decidirnos por uno u otro procedimiento. Siempre, por supuesto, que seamos candidatos a la cirugía por haber fracasado otros métodos (dieta, ejercicio y medicación, fundamentalmente) y sufrir una obesidad extrema.

ANOREXIA Y BULIMIA

diciembre 1, 2008

Todas las personas que padecen anorexia nerviosa, tienen una motivación inicial, un deseo primigenio, que es el querer tener un cuerpo más delgado.
Tienen una angustia enfermiza y un miedo atroz a engordar, preocupándose en exceso por conservar su figura delgada y esbelta, angustia que les lleva a una conducta alimenticia anormal, lo que les conduce a practicar una dieta bajísima en calorías y como consecuencia de ello a una delgadez extrema.
Esta delgadez anormal, tiene una influencia negativa para el paciente en su vida social, laboral e incluso familiar.
Según los últimos estudios realizados, esta enfermedad comienza a manifestarse entre los 12 y 16 años, aunque también puede darse en edad adulta, la padecen 1 de cada 200personas, siendo la mayoría de ellas mujeres, aunque se da también en una décima parte entre los hombres, es decir 2 hombres por cada 20 mujeres.
El trastorno opuesto y asociado frecuentemente a la anorexia, es la bulimia. Esta oposición lleva a los pacientes a un deseo incontrolado a comer en exceso, para a continuación intentar vomitar la cantidad ingerida. Los pacientes, lo mismo que en la anorexia, son incapaces de controlar estos impulsos, lo que les conduce igualmente a un estado de ansiedad y de culpabilidad.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera a estas dos enfermedades como trastornos mentales, psicosomáticos y del comportamiento, por lo que están clasificadas internacionalmente dentro del grupo de trastornos mentales.
El índice de mortalidad en este tipo de enfermedades puede llegar al 20%, de donde se deduce que se debe tomar en serio su tratamiento, y cuanto antes se detecte, bien por un amigo o por un familiar el menor síntoma o sospecha de que alguien en su entorno puede padecer alguno de estos trastornos, debe aconsejar al paciente de que se ponga bajo supervisión médica.
A pesar de su gravedad, ambas enfermedades se pueden curar, aunque hay que ser muy constantes y no perder nunca la esperanza, con la ayuda y apoyo familiar, dirigiendo al enfermo hacia el médico de cabecera para que les diagnostique la enfermedad y las dirija a algún centro de información y apoyo psicológico de los muchos existentes en España, ya que en casi todas las comunidades, existen asociaciones y centros específicos para su tratamiento.
A continuación indicamos algunas direcciones de asociaciones para la orientación del tratamiento de estas enfermedades:

CASTILLA-LA MANCHA
CIUDAD REAL ADANER 926 25 53 77
TOLEDO ADANER 607 185 185
ALBACETE ADANER 967 24 74 31
CATALUÑA
BARCELONA ACAB Asociación contra la Anorexia y la Bulimia 93 454 91 09, 902 11 69 86
C./ Mallorca, 198-pral 2ª. 08036 BARCELONA acabba@suport.org http://www.acab.org
MADRID
MADRID ADANER 91 577 02 61 http://www.adaner.org
ALCALÁ DE HENARES ADANER 91 889 40 22
MÓSTOLES ANTARES 91 646 23 69
MÓSTOLES ASMAB 91 617 55 15
VALENCIA
VALENCIA AVALCAB 963 46 21 20 C./Lérida, 12-puerta 8. 46009 VALENCIA avalcab@ono.com
ALICANTE ACABA 965 25 94 60

En contraposición a la anorexia y a la bulimia, se encuentra la “Obesidad Morbida”.
Esta enfermedad causa verdaderos estragos en las personas que la padecen.

Manuel Uribe de Monterrey Mexico, llegó a pesar más 550 kg. por lo que se le consideró el hombre más gordo del mundo. Se casó con Claudia Solís, y vive felizmente.

Carol Yager, nacida en 1.960 y fallecida en 1.994, es decir a los 34 años, llegó a pesar 725 kilos. Se le ha considerado la mujer mas gorda del mundo. Esta es su fotografía

Jon Brower Minnoch, en la foto inferior, se tiene el record mundial de hombre más gordo de la historia, ya que llegó a pesar 635 kg. Nacido en 1.941 y fallecido en el año 1983.

Un reciente estudio sobre las dos modalidades quirúrgicas más utilizadas para combatir la obesidad mórbida parece concluyente: el by-pass, aunque es en principio más agresivo para el paciente, da a la larga mejores resultados, menos problemas, y parece más aconsejable.

La investigación, realizada por la Universidad Estatal de Nueva York y publicada en la revista “Archives of Surgery”, se realizó sobre 106 pacientes de un mismo hospital.

De ellos, 60 se sometieron a la intervención de banda gástrica y 46 al by-pass. Hay que resaltar que todos ellos padecían obesidad mórbida extrema, con un peso superior a 2,25 veces el ideal para su talla.

El by-pass gástrico laparoscópico de “Roux-en-y” consiste en realizar una división del estómago, de forma que se reduzca su capacidad. A continuación, se conecta a la parte inferior del intestino delgado, “saltándose” así parte de dicho intestino y limitando por tanto su capacidad de absorción de nutrientes.

La cirugía de banda gástrica, también laparoscópica, consiste en la fijación de una banda ajustable en el estómago, dividiéndolo en dos y reduciendo su volumen efectivo. No se realiza ninguna intervención que afecte al intestino delgado, que es donde se realiza la mayor parte de la absorción de sustancias nutritivas por el organismo.

Los resultados indicaron que los pacientes de banda gástrica sufrieron una intervención más sencilla y de menor duración, y que requirieron menos días de ingreso hospitalario tras ella. Sin embargo, el 78 % de ellos tuvieron complicaciones antes de un mes (deshidratación, vómitos,…), frente a sólo un 28 % de los que se sometieron al by-pass. Incluso, los de banda gástrica sufrieron más operaciones secundarias.

Además, los que optaron por el by-pass obtuvieron una mayor pérdida de peso y una superior reducción de enfermedades asociadas a la obesidad. La satisfacción global tras la operación fue sustancialmente mayor en los pacientes de by-pass (80 % muy satisfechos) que en los de banda gástrica (46 % muy satisfechos), y este porcentaje, en cierto modo, lo resume todo.

Aunque este estudio parece muy concluyente, es el criterio médico, aplicado a cada caso concreto, el que debe decidirnos por uno u otro procedimiento. Siempre, por supuesto, que seamos candidatos a la cirugía por haber fracasado otros métodos (dieta, ejercicio y medicación, fundamentalmente) y sufrir una obesidad extrema.

ANOREXIA Y BULIMIA

diciembre 1, 2008

Todas las personas que padecen anorexia nerviosa, tienen una motivación inicial, un deseo primigenio, que es el querer tener un cuerpo más delgado.
Tienen una angustia enfermiza y un miedo atroz a engordar, preocupándose en exceso por conservar su figura delgada y esbelta, angustia que les lleva a una conducta alimenticia anormal, lo que les conduce a practicar una dieta bajísima en calorías y como consecuencia de ello a una delgadez extrema.
Esta delgadez anormal, tiene una influencia negativa para el paciente en su vida social, laboral e incluso familiar.
Según los últimos estudios realizados, esta enfermedad comienza a manifestarse entre los 12 y 16 años, aunque también puede darse en edad adulta, la padecen 1 de cada 200personas, siendo la mayoría de ellas mujeres, aunque se da también en una décima parte entre los hombres, es decir 2 hombres por cada 20 mujeres.
El trastorno opuesto y asociado frecuentemente a la anorexia, es la bulimia. Esta oposición lleva a los pacientes a un deseo incontrolado a comer en exceso, para a continuación intentar vomitar la cantidad ingerida. Los pacientes, lo mismo que en la anorexia, son incapaces de controlar estos impulsos, lo que les conduce igualmente a un estado de ansiedad y de culpabilidad.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera a estas dos enfermedades como trastornos mentales, psicosomáticos y del comportamiento, por lo que están clasificadas internacionalmente dentro del grupo de trastornos mentales.
El índice de mortalidad en este tipo de enfermedades puede llegar al 20%, de donde se deduce que se debe tomar en serio su tratamiento, y cuanto antes se detecte, bien por un amigo o por un familiar el menor síntoma o sospecha de que alguien en su entorno puede padecer alguno de estos trastornos, debe aconsejar al paciente de que se ponga bajo supervisión médica.
A pesar de su gravedad, ambas enfermedades se pueden curar, aunque hay que ser muy constantes y no perder nunca la esperanza, con la ayuda y apoyo familiar, dirigiendo al enfermo hacia el médico de cabecera para que les diagnostique la enfermedad y las dirija a algún centro de información y apoyo psicológico de los muchos existentes en España, ya que en casi todas las comunidades, existen asociaciones y centros específicos para su tratamiento.
A continuación indicamos algunas direcciones de asociaciones para la orientación del tratamiento de estas enfermedades:

CASTILLA-LA MANCHA
CIUDAD REAL ADANER 926 25 53 77
TOLEDO ADANER 607 185 185
ALBACETE ADANER 967 24 74 31
CATALUÑA
BARCELONA ACAB Asociación contra la Anorexia y la Bulimia 93 454 91 09, 902 11 69 86
C./ Mallorca, 198-pral 2ª. 08036 BARCELONA acabba@suport.org http://www.acab.org
MADRID
MADRID ADANER 91 577 02 61 http://www.adaner.org
ALCALÁ DE HENARES ADANER 91 889 40 22
MÓSTOLES ANTARES 91 646 23 69
MÓSTOLES ASMAB 91 617 55 15
VALENCIA
VALENCIA AVALCAB 963 46 21 20 C./Lérida, 12-puerta 8. 46009 VALENCIA avalcab@ono.com
ALICANTE ACABA 965 25 94 60

En contraposición a la anorexia y a la bulimia, se encuentra la “Obesidad Morbida”.
Esta enfermedad causa verdaderos estragos en las personas que la padecen.

Manuel Uribe de Monterrey Mexico, llegó a pesar más 550 kg. por lo que se le consideró el hombre más gordo del mundo. Se casó con Claudia Solís, y vive felizmente.

Carol Yager, nacida en 1.960 y fallecida en 1.994, es decir a los 34 años, llegó a pesar 725 kilos. Se le ha considerado la mujer mas gorda del mundo. Esta es su fotografía

Jon Brower Minnoch, en la foto inferior, se tiene el record mundial de hombre más gordo de la historia, ya que llegó a pesar 635 kg. Nacido en 1.941 y fallecido en el año 1983.

Un reciente estudio sobre las dos modalidades quirúrgicas más utilizadas para combatir la obesidad mórbida parece concluyente: el by-pass, aunque es en principio más agresivo para el paciente, da a la larga mejores resultados, menos problemas, y parece más aconsejable.

La investigación, realizada por la Universidad Estatal de Nueva York y publicada en la revista “Archives of Surgery”, se realizó sobre 106 pacientes de un mismo hospital.

De ellos, 60 se sometieron a la intervención de banda gástrica y 46 al by-pass. Hay que resaltar que todos ellos padecían obesidad mórbida extrema, con un peso superior a 2,25 veces el ideal para su talla.

El by-pass gástrico laparoscópico de “Roux-en-y” consiste en realizar una división del estómago, de forma que se reduzca su capacidad. A continuación, se conecta a la parte inferior del intestino delgado, “saltándose” así parte de dicho intestino y limitando por tanto su capacidad de absorción de nutrientes.

La cirugía de banda gástrica, también laparoscópica, consiste en la fijación de una banda ajustable en el estómago, dividiéndolo en dos y reduciendo su volumen efectivo. No se realiza ninguna intervención que afecte al intestino delgado, que es donde se realiza la mayor parte de la absorción de sustancias nutritivas por el organismo.

Los resultados indicaron que los pacientes de banda gástrica sufrieron una intervención más sencilla y de menor duración, y que requirieron menos días de ingreso hospitalario tras ella. Sin embargo, el 78 % de ellos tuvieron complicaciones antes de un mes (deshidratación, vómitos,…), frente a sólo un 28 % de los que se sometieron al by-pass. Incluso, los de banda gástrica sufrieron más operaciones secundarias.

Además, los que optaron por el by-pass obtuvieron una mayor pérdida de peso y una superior reducción de enfermedades asociadas a la obesidad. La satisfacción global tras la operación fue sustancialmente mayor en los pacientes de by-pass (80 % muy satisfechos) que en los de banda gástrica (46 % muy satisfechos), y este porcentaje, en cierto modo, lo resume todo.

Aunque este estudio parece muy concluyente, es el criterio médico, aplicado a cada caso concreto, el que debe decidirnos por uno u otro procedimiento. Siempre, por supuesto, que seamos candidatos a la cirugía por haber fracasado otros métodos (dieta, ejercicio y medicación, fundamentalmente) y sufrir una obesidad extrema.

ANOREXIA Y BULIMIA

diciembre 1, 2008

Todas las personas que padecen anorexia nerviosa, tienen una motivación inicial, un deseo primigenio, que es el querer tener un cuerpo más delgado.
Tienen una angustia enfermiza y un miedo atroz a engordar, preocupándose en exceso por conservar su figura delgada y esbelta, angustia que les lleva a una conducta alimenticia anormal, lo que les conduce a practicar una dieta bajísima en calorías y como consecuencia de ello a una delgadez extrema.
Esta delgadez anormal, tiene una influencia negativa para el paciente en su vida social, laboral e incluso familiar.
Según los últimos estudios realizados, esta enfermedad comienza a manifestarse entre los 12 y 16 años, aunque también puede darse en edad adulta, la padecen 1 de cada 200personas, siendo la mayoría de ellas mujeres, aunque se da también en una décima parte entre los hombres, es decir 2 hombres por cada 20 mujeres.
El trastorno opuesto y asociado frecuentemente a la anorexia, es la bulimia. Esta oposición lleva a los pacientes a un deseo incontrolado a comer en exceso, para a continuación intentar vomitar la cantidad ingerida. Los pacientes, lo mismo que en la anorexia, son incapaces de controlar estos impulsos, lo que les conduce igualmente a un estado de ansiedad y de culpabilidad.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera a estas dos enfermedades como trastornos mentales, psicosomáticos y del comportamiento, por lo que están clasificadas internacionalmente dentro del grupo de trastornos mentales.
El índice de mortalidad en este tipo de enfermedades puede llegar al 20%, de donde se deduce que se debe tomar en serio su tratamiento, y cuanto antes se detecte, bien por un amigo o por un familiar el menor síntoma o sospecha de que alguien en su entorno puede padecer alguno de estos trastornos, debe aconsejar al paciente de que se ponga bajo supervisión médica.
A pesar de su gravedad, ambas enfermedades se pueden curar, aunque hay que ser muy constantes y no perder nunca la esperanza, con la ayuda y apoyo familiar, dirigiendo al enfermo hacia el médico de cabecera para que les diagnostique la enfermedad y las dirija a algún centro de información y apoyo psicológico de los muchos existentes en España, ya que en casi todas las comunidades, existen asociaciones y centros específicos para su tratamiento.
A continuación indicamos algunas direcciones de asociaciones para la orientación del tratamiento de estas enfermedades:

CASTILLA-LA MANCHA
CIUDAD REAL ADANER 926 25 53 77
TOLEDO ADANER 607 185 185
ALBACETE ADANER 967 24 74 31
CATALUÑA
BARCELONA ACAB Asociación contra la Anorexia y la Bulimia 93 454 91 09, 902 11 69 86
C./ Mallorca, 198-pral 2ª. 08036 BARCELONA acabba@suport.org http://www.acab.org
MADRID
MADRID ADANER 91 577 02 61 http://www.adaner.org
ALCALÁ DE HENARES ADANER 91 889 40 22
MÓSTOLES ANTARES 91 646 23 69
MÓSTOLES ASMAB 91 617 55 15
VALENCIA
VALENCIA AVALCAB 963 46 21 20 C./Lérida, 12-puerta 8. 46009 VALENCIA avalcab@ono.com
ALICANTE ACABA 965 25 94 60

En contraposición a la anorexia y a la bulimia, se encuentra la “Obesidad Morbida”.
Esta enfermedad causa verdaderos estragos en las personas que la padecen.

Manuel Uribe de Monterrey Mexico, llegó a pesar más 550 kg. por lo que se le consideró el hombre más gordo del mundo. Se casó con Claudia Solís, y vive felizmente.

Carol Yager, nacida en 1.960 y fallecida en 1.994, es decir a los 34 años, llegó a pesar 725 kilos. Se le ha considerado la mujer mas gorda del mundo. Esta es su fotografía

Jon Brower Minnoch, en la foto inferior, se tiene el record mundial de hombre más gordo de la historia, ya que llegó a pesar 635 kg. Nacido en 1.941 y fallecido en el año 1983.

Un reciente estudio sobre las dos modalidades quirúrgicas más utilizadas para combatir la obesidad mórbida parece concluyente: el by-pass, aunque es en principio más agresivo para el paciente, da a la larga mejores resultados, menos problemas, y parece más aconsejable.

La investigación, realizada por la Universidad Estatal de Nueva York y publicada en la revista “Archives of Surgery”, se realizó sobre 106 pacientes de un mismo hospital.

De ellos, 60 se sometieron a la intervención de banda gástrica y 46 al by-pass. Hay que resaltar que todos ellos padecían obesidad mórbida extrema, con un peso superior a 2,25 veces el ideal para su talla.

El by-pass gástrico laparoscópico de “Roux-en-y” consiste en realizar una división del estómago, de forma que se reduzca su capacidad. A continuación, se conecta a la parte inferior del intestino delgado, “saltándose” así parte de dicho intestino y limitando por tanto su capacidad de absorción de nutrientes.

La cirugía de banda gástrica, también laparoscópica, consiste en la fijación de una banda ajustable en el estómago, dividiéndolo en dos y reduciendo su volumen efectivo. No se realiza ninguna intervención que afecte al intestino delgado, que es donde se realiza la mayor parte de la absorción de sustancias nutritivas por el organismo.

Los resultados indicaron que los pacientes de banda gástrica sufrieron una intervención más sencilla y de menor duración, y que requirieron menos días de ingreso hospitalario tras ella. Sin embargo, el 78 % de ellos tuvieron complicaciones antes de un mes (deshidratación, vómitos,…), frente a sólo un 28 % de los que se sometieron al by-pass. Incluso, los de banda gástrica sufrieron más operaciones secundarias.

Además, los que optaron por el by-pass obtuvieron una mayor pérdida de peso y una superior reducción de enfermedades asociadas a la obesidad. La satisfacción global tras la operación fue sustancialmente mayor en los pacientes de by-pass (80 % muy satisfechos) que en los de banda gástrica (46 % muy satisfechos), y este porcentaje, en cierto modo, lo resume todo.

Aunque este estudio parece muy concluyente, es el criterio médico, aplicado a cada caso concreto, el que debe decidirnos por uno u otro procedimiento. Siempre, por supuesto, que seamos candidatos a la cirugía por haber fracasado otros métodos (dieta, ejercicio y medicación, fundamentalmente) y sufrir una obesidad extrema.