Archive for the ‘camps’ Category

EL MUNDO DENUNCIA LA FILESA DEL PP

septiembre 25, 2009

Pedro J. pide la cabeza de Camps y exige a Rajoy una explicación pública.

Aunque el Partido Popular se mantiene firme en su teoría de que el caso Gürtel forma parte de una persecución en su contra orquestada a golpe de filtraciones a medios afines al Gobierno, hoy es el mismo diario El Mundo el que se suma a los denunciantes de la presunta financiación ilegal de los populares. El rotativo de Pedro J. Ramírez abre su edición del viernes con una noticia titulada “El PP montó una Filesa en Valencia” en la que se detalla el informe de la Unidad Central de Delincuencia Económica que apunta a Ricardo Costa, secretario general del PP Valenciano, como el “catalizador” de fondos para el partido a través de la presunta trama corrupta. El medio dedica un largo editorial al mismo tema en el que, eso sí, aprovecha para arrojar sombras contra la gestión del Ministerio de Interior. Con o sin matices, El Mundo considera que “el asunto es tan grave que requiere hoy mismo una explicación pública tanto en Madrid como en Valencia” y que, si lo que dice la Brigada de Blanqueo es cierto, el presidente valenciano y su mano derecha en el PPV deben dimitir.

El Mundo, en cualquier caso, no acaba de tomar una postura firme contra el PP porque su editorial parece perseguir, desde el principio, varios fines: la comparación con la Filesa del PSOE, el cuestionamiento de la gestión de Interior y el elogio a la actuación de Aznar ante situaciones como el caso Naseiro.

Contra Rubalcaba
Ello ya se intuye al leer el ambiguo editorial: “O tendrá que irse Camps o tendrá que irse Rubalcaba”. Así, el primer matiz que introduce el medio Pedro J. Ramírez tiene que ver con Interior. “Lo primero que hay que establecer es un elemento de cautela sobre la veracidad de este informe realizado por una unidad policial, a cuyo frente no está precisamente un político cualquiera. Todas las reflexiones que puedan realizarse en este momento están condicionadas a esa veracidad”, sentencia.

Anecdotario Filesa
El diario tampoco pierde la oportunidad de recuperar el caso Filesa, pero no sólo en lo relativo a la financiación ilegal: el medio asegura que la terminología utilizada por los presuntos cabecillas Gürtel “recuerda mucho” a la de “los intermediarios socialistas que constituyeron una empresa llamada GMP, siglas que correspondían a ‘Ganar Mucha Pasta”. El Mundo reconoce que este punto es “anecdótico”, por lo tanto, sorprende que lo incluya en el editorial. “Lo esencial”, agrega, “es que establecido ese doble mecanismo el PP recurría a sociedades constructoras que pagaban parte de sus gastos a cambio de adjudicaciones de contratos de la Generalitat”.

Red de corrupción
En cualquier caso, Pedro J. no niega que, si el informe es válido, “evidentemente no estamos hablando ya del regalo de cuatro trajes sino de una red de corrupción en toda regla”. “El asunto es tan grave que requiere hoy mismo una explicación pública tanto en Madrid del máximo responsable del PP, Mariano Rajoy, como en Valencia del presidente de la Generalitat y líder del partido, Francisco Camps. Y si Rajoy no puede acreditar que se trata de una completa falsedad, lo que debe hacer sin dilación es crear una comisión interna de investigación, como hizo Aznar en el caso Naseiro”, remarca. “Todo el mundo tiene derecho a la presunción de inocencia, pero si lo que dice el informe es cierto no solamente Costa y otros dirigentes tendrían que dimitir inmediatamente sino que además Camps quedaría en una situación insostenible”, añade.

O Camps… ¿o Rubalcaba?
El diario también critica al Tribunal Superior de Justicia de Valencia “que optó por separar la investigación de la posible financiación ilegal del PP en esta Comunidad de la de los regalos efectuados a Camps y a otros dirigentes del partido” cuando “no parece razonable deslindar una cosa de otra a la luz de los nuevos datos”. La conclusión, en cualquier caso, es condicional. “Solamente hay dos posibilidades: o lo que dice el informe es falso y ha sido un montaje urdido por mandos policiales o lo que dice el informe es sustancialmente verdadero. Lo primero implica la dimisión de Rubalcaba y lo segundo, la de Camps” sentencia, sorprendentemente, El Mundo. Tan rotunda frase ha calado en informadores de la talla de Federico Jiménez Losantos y Ana Rosa Quintana, quienes no han dejado de repetirla desde primera hora de la mañana.

CAMPS Y DE LA RUA ALGO MAS QUE AMIGOS

septiembre 25, 2009

El Bigotes y Correa negociaban con Rambla y Costa los pagos en negro al partido

La Policía acusa al PP valenciano de financiación ilegal mientras los jueces amigos de Camps se lavan las manos
Según un informe policial, la red corrupta de Francisco Correa y Álvaro Pérez, más conocido como El Bigotes, ha financiado ilegalmente durante años al Partido Popular de Valencia. El vicepresidente de Francisco Camps, Vicente Rambla; el secretario general del PP en esa comunidad, Ricardo Costa; el vicesecretario, David Serra, y la tesorera del partido, Yolanda García Santos, dirigían la operativa financiera irregular de esta formación política.

Es decir, la cúpula del PP valenciano sabía que los máximos implicados en la trama Gürtel financiaban al partido con una doble contabilidad, una parte en dinero negro, y una trama de facturas falsas hechas en el propio Partido Popular de Valencia. Mientras tanto, los jueces valencianos se lavan las manos.

Informe de la Policía
Que el PP valenciano mantenía una facturación doble con las empresas de Correa queda claro en un informe de la Brigada Policial del Blanqueo que investiga el caso Gürtel.

De la Rúa y Camps, algo “más que amigos”

La Justicia no investiga
Esta semana se hizo público que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), presidido por Juan Luis de la Rúa, un magistrado “más que amigo” de Camps, según el propio presidente valenciano, se negó a investigar este informe. Incluso, lo eliminó del sumario sobre el supuesto cohecho impropio de Camps y tres altos cargos de su gobierno.

Explosivo contenido
Para justificar su decisión, el TSJCV señaló que este documento no formaba parte del sumario, que no era una diligencia necesaria y que tampoco era pertinente. Ahora, El País y la Cadena SER han desvelado su explosivo contenido.

El Bigotes y Ricardo Costa charlan en un acto del PP

Así actuaban
Según el diario de Prisa, en el informe que De la Rúa se niega a investigar queda claro que Rambla, Costa, Serra y García Santos arreglaron los problemas financieros de Orange Market, la empresa valenciana de la trama Gürtel. El procedimiento era sencillo: el Partido Popular de valenciana encargaba a El Bigotes y Correa la mayoría de los actos que celebraba el partido. De esos actos, el PP sólo pagaba una pequeña parte. El resto era abonado por una red de empresas afines al gobierno de Camps que, en contraprestación, recibían importantes contratos públicos de esa administración.

Caja A y B
“De cada acto ejecutado se realiza una doble facturación, una real plasmada con una factura formal emitida por Orange Market al PP valenciano por los servicios prestados con el correspondiente IVA, que se integra bajo la denominación Alicante [la A mayúscula se refiere a su origen legal] y otra sin factura, y por tanto sin reflejo contable y sin repercutir el IVA bajo la denominación Barcelona [la B se refiere a dinero negro sin justificación legal]”, se afirma textualmente en el informe policial.

jmgarrido@elplural.com

LO QUE DE VERDAD ESTA EN JUEGO

septiembre 20, 2009

Crecido por la situación a la baja de José Luís Rodríguez Zapatero, el líder de la derecha, Mariano Rajoy Brey, se nos ha vuelto de nuevo “centrista”. Es errático y piensa que la ciudadanía padece amnesia. Desde que le estallaron, pronto hará un año, varios escándalos consecutivos -la trama Gürtel, los espías de Esperanza Aguirre, la Fundación fantasma [repleta de pasta para campañas electorales], o la trama Matas-, Rajoy y su estado mayor genovés no han hecho más que insultar al ministro del Interior, al presidente del Gobierno, a la Fiscalía Anticorrupción, a policías, a periodistas y a magistrados no manejables como, sobre todo, Baltasar Garzón.
Se han comportado como señoritos mal educados, enrabietados por las acusaciones judiciales contra sus amigos, incapaces de asumir que la culpa era de ellos y no precisamente de los demás. Durante este tiempo, el señorito pontevedrés ha dicho en persona auténticas barbaridades. Otros y otras han repetido idéntica letra y música resaltando que estaban siendo escuchados de forma ilegal por orden de Alfredo Pérez Rubalcaba y que Zapatero nos va conduciendo hacia un sistema totalitario.

La persecución
Han sostenido también que desde la Moncloa se habían dado órdenes de perseguir a los populares hasta exterminarlos políticamente. Francisco Camps –con la complacencia de Rajoy, sus colaboradores y los asistentes, entre lo que descollaba el cacique Carlos Fabra- llegó a decir el 4 de septiembre, en el mitin nocturno de la plaza de toros de Valencia, que el presidente del Gobierno estaba introduciendo en España un “régimen de terror”. En fin, que han reaccionado -frente a su escuadrón de chorizos- como si el PP fuera un partido de derecha radical, cavernario o ultramontano. ¿O es que lo es? Pues si no lo es, lo parece.

Calvario judicial
Y ahora que creen que su calvario judicial está a punto de terminar, que siempre tendrán a mano un juez digamos afín y con escasos escrúpulos, como parece serlo Juan Luis de la Rúa –el presidente del TSJCV- y que a Zapatero pueden abatirlo con relativa facilidad, Rajoy proclamaba ayer sábado en El Periódico de Catalunya que “el PP es hoy un partido abierto a hablar con todo el mundo”, sin caer en la cuenta de que una cosa es hablar y otra, insultar a espuertas. Mientras tanto, sus portavoces difundían que quieren trasladar a los ciudadanos mensajes de “centrismo, moderación y el referente femenino [por la candidatura a presidenta de la Generalitat, Alicia Sánchez-Camacho]”.

Mucha cara dura
Pero el Tribunal Supremo –según adelantamos hace un par de semanas en El Plural- ha reabierto ya el caso del presidente de los trajes gratis total- y veremos qué pasa y cómo acaba esta historia de aves de rapiña, de correas, bigotes, barbas y mucha cara dura. Tanta que el mismísimo Rajoy ha fichado, estos días de fatua felicidad, como asesor a Jesús Sepúlveda, que rebosa gürtel a raudales, hombre de confianza absoluta de José María Aznar. Fue alcalde de Pozuelo de Alarcón y cayó por sus vínculos con la mafia corrupta, receptor de jaguars y fiestas familiares de primera comunión a cargo de los jefes de la chorizada, entre otros episodios de hedor inconfundible y de abundantes pelotazos rellenos de euros.

La derecha pinochetista
Aznar, entretanto, en su gira latinoamericana como presidente de FAES, acudió a Santiago de Chile y apoyó públicamente a Sebastián Piñera, una de las fortunas mayores de Chile, político neoliberal a tope, una especie de Berlsuconi en ciernes, candidato a la presidencia de la República. En las próximas elecciones presidenciales, Piñera será el candidato de la llamada Coalición por el cambio, integrada por la derecha pinochetista. ¿A alguien le puede sorprender que Aznar –el falangista transformado en neocon- respalde a un multimillonario que encabeza a la derecha heredera de aquel dictador sangriento y corrupto? Aznar hizo cuanto pudo para, siendo presidente del Gobierno, salvar al general Augusto Pinochet de Garzón. Se salió con la suya.

Tiempo de tribulación
Así funciona la derecha española. Sus raíces no son democráticas y su conducta habitualmente, tampoco. Fueron franquistas, creyeron que Pinochet había salvado a los chilenos del comunismo y admiraron a George W. Bush. En este tiempo de tribulación para los socialistas, conviene no olvidar la realidad. O sea, lo que está de verdad en juego.

Enric Sopena es director de El Plural

CARTA ABIERTA A RAJOY

agosto 6, 2009

El pasado día 31 El Plural ya había adelantado lo que finalmente se confirmó. Un artículo de Marcos Paradinas afirmaba que “El juez más que amigo de Camps ultima el carpetazo al caso de los trajes”.
Está usted muy alegre señor Rajoy, tan alegre que la felicidad le desborda, o al menos esa es la imagen que quiere transmitir Sin embargo las razones de su felicidad son cuando menos cuestionables.

Dice usted señor Rajoy, exultante de felicidad y exhibiendo sonrisa digna de anuncio de dentífrico que “ha ganado la justicia, el sentido común y los vendedores de tila, porque hay algunos que, sin duda, están de los nervios” .

“Indicios razonables”
¿A qué se debe su alegría señor Rajoy?

¿Por qué está usted tan contento?

Acaso ignora usted que la Sala admite “indicios razonables” de que los regalos se aceptaron y es notorio que estos “indicios” dejan en muy mal lugar al presidente valenciano porque él en todo momento negó su existencia ya que afirmaba que “sus trajecitos se los pagaba él solito o como mucho con el dinero de la farmacia de su mujer”; no obstante califica usted al señor Camps de hombre honrado…

Según el tribunal valenciano “aunque existen indicios racionales y evidencias de que recibieron los regalos no queda acreditado si Camps los recibió como presidente de la Generalitat o como presidente del Partido Popular”, vamos que se puede decir más alto pero no más claro:

¡Camps mintió descaradamente!

Es notorio que la Comunidad Valenciana está presidida por un mentiroso.

Dardo envenenado
“Mire usté” señor Rajoy, como diría el señor de la FAES en sus “tiempos de gloria”, si algo ha quedado claro para la ciudadanía, además del respeto hacia la decisión del TSJV, es que el señor Camps es un mentiroso porque aunque el TSJV archivó las diligencias es evidente que no se cree ni una sola palabra de las pronunciadas por Camps y que su decisión se convierte en un dardo envenenado porque confirma que los regalos existieron y que el señor Camps los aceptó con sumo gusto a pesar de que había afirmado vehementemente su inocencia en lo referente a la aceptación los mismos.

La honradez de un político mentiroso
Señor Rajoy, no se entera usted de nada o es usted un cínico, porque cómo explicar sino su alegría porque siga en el cargo un político mentiroso que acepta regalos de los presuntos mafiosos de la Gürtel, cifrados en miles de euros a lo largo de varios años.

Los ciudadanos señor Rajoy, ya que somos libres para sopesar los acontecimientos, nos cuestionamos que una vez más política y judicatura hayan caminado de la mano y que alguien que es considerado por el judiciable “más que un amigo” estuviese al frente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana porque no podemos ignorar que el presidente del tribunal y el señor Camps ¡son amiguetes!

Los ciudadanos nos preguntamos si es ético que un presidente autonómico acepte regalos de los integrantes de una trama de corrupción y nos cuestionamos la honradez, es misma honradez de la que usted señor Rajoy hace gala, de un presidente que hablaba de “escaloncitos y ratitos” porque su confianza ciega en la amistad del juez que presidia el tribunal valenciano le resultaba tranquilizante de cara a la resolución de su caso.

Pilar Rego es educadora social y bloggera

CARTA ABIERTA A RAJOY

agosto 6, 2009

El pasado día 31 El Plural ya había adelantado lo que finalmente se confirmó. Un artículo de Marcos Paradinas afirmaba que “El juez más que amigo de Camps ultima el carpetazo al caso de los trajes”.
Está usted muy alegre señor Rajoy, tan alegre que la felicidad le desborda, o al menos esa es la imagen que quiere transmitir Sin embargo las razones de su felicidad son cuando menos cuestionables.

Dice usted señor Rajoy, exultante de felicidad y exhibiendo sonrisa digna de anuncio de dentífrico que “ha ganado la justicia, el sentido común y los vendedores de tila, porque hay algunos que, sin duda, están de los nervios” .

“Indicios razonables”
¿A qué se debe su alegría señor Rajoy?

¿Por qué está usted tan contento?

Acaso ignora usted que la Sala admite “indicios razonables” de que los regalos se aceptaron y es notorio que estos “indicios” dejan en muy mal lugar al presidente valenciano porque él en todo momento negó su existencia ya que afirmaba que “sus trajecitos se los pagaba él solito o como mucho con el dinero de la farmacia de su mujer”; no obstante califica usted al señor Camps de hombre honrado…

Según el tribunal valenciano “aunque existen indicios racionales y evidencias de que recibieron los regalos no queda acreditado si Camps los recibió como presidente de la Generalitat o como presidente del Partido Popular”, vamos que se puede decir más alto pero no más claro:

¡Camps mintió descaradamente!

Es notorio que la Comunidad Valenciana está presidida por un mentiroso.

Dardo envenenado
“Mire usté” señor Rajoy, como diría el señor de la FAES en sus “tiempos de gloria”, si algo ha quedado claro para la ciudadanía, además del respeto hacia la decisión del TSJV, es que el señor Camps es un mentiroso porque aunque el TSJV archivó las diligencias es evidente que no se cree ni una sola palabra de las pronunciadas por Camps y que su decisión se convierte en un dardo envenenado porque confirma que los regalos existieron y que el señor Camps los aceptó con sumo gusto a pesar de que había afirmado vehementemente su inocencia en lo referente a la aceptación los mismos.

La honradez de un político mentiroso
Señor Rajoy, no se entera usted de nada o es usted un cínico, porque cómo explicar sino su alegría porque siga en el cargo un político mentiroso que acepta regalos de los presuntos mafiosos de la Gürtel, cifrados en miles de euros a lo largo de varios años.

Los ciudadanos señor Rajoy, ya que somos libres para sopesar los acontecimientos, nos cuestionamos que una vez más política y judicatura hayan caminado de la mano y que alguien que es considerado por el judiciable “más que un amigo” estuviese al frente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana porque no podemos ignorar que el presidente del tribunal y el señor Camps ¡son amiguetes!

Los ciudadanos nos preguntamos si es ético que un presidente autonómico acepte regalos de los integrantes de una trama de corrupción y nos cuestionamos la honradez, es misma honradez de la que usted señor Rajoy hace gala, de un presidente que hablaba de “escaloncitos y ratitos” porque su confianza ciega en la amistad del juez que presidia el tribunal valenciano le resultaba tranquilizante de cara a la resolución de su caso.

Pilar Rego es educadora social y bloggera

TRAJES MANCHADOS DE ANCHOAS

julio 12, 2009

BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS
12/07/2009

Trajes manchados de anchoas

Lo ha dicho Rita Barberá y lo repito yo aquí, mientras Zapatero no dimita por haber aceptado las latas de anchoas que le lleva el presidente de Cantabria cada vez que lo visita, Camps no lo va a hacer por no haber aceptado los trajes que no le regaló el Bigotes. Fíjense qué casualidad que ambos presuntos dadores tienen bigote, hasta en eso podemos encontrar semejanzas entre los casos de Zapatero y Camps.

Sé que algunos de ustedes pensarán que no es lo mismo una lata de anchoas que un traje a medida, pero no es el valor del regalo, si no el hecho del regalo en sí. Todo esto suponiendo que Camps hubiera aceptado los trajes, que no lo hizo. Que todo lo que pongo aquí es un suponer, un ejercicio intelectual para que ustedes entiendan que en todas partes cuecen habas.
Siguiendo con las comparaciones y las suposiciones, también muchos pensarán que no es igual aceptar un regalo público de un presidente de una comunidad autónoma, que de un grupo empresarial cuyos directivos están en la cárcel por chanchullos varios, pero también eso es dicutible.

Si a nadie se le ocurre que Cantabria vaya a obtener ventaja sobre otra comunidad por regalar unas anchoas, ¿porqué hemos de suponer que el Bigotes pretendiera un trato de favor para su empresa por regalar unos trajes? Luego, en el hipotético caso de que Camps hubiera aceptado los trajes a medida que le hacían en una afamada sastrería de Madrid donde se trasladaba expresamente desde Valencia para elegir la tela y el corte, no por ello se puede deducir que la empresa Orange Market haya tenido ninguna ventaja sobre otras compañías. El que sea la empresa de eventos que ha trabajado durante años casi en exclusividad para el Partido y la Comunidad se debe, no a los trajes, si no al buen hacer de Correa y el Bigotes, que a leguas se ve que son dos personas de una profesionalidad indiscutible.

Y para terminar, otra incongruencia que desmonta toda esta trama contra nuestro partido y contra Camps. Como se ha empeñado en destacar Mariano, ¿ustedes se creen que Camps y otros miembros del gobierno valenciano se van a vender por un puñado de unos miles de euros? ¿De verdad puede entrar en alguna cabeza inteligente que habiendo tenido la golosa oportunidad con eventos que han movido centenares de millones de euros como la Copa América, la visita de su Santidad el Papa, o el gran Premio de Fórmula 1, Camps y compañía se iban a arriesgar a cambio de unos simples trajes? Qué poco nos conocen los que piensen de forma tan simple.

TRAJES MANCHADOS DE ANCHOAS

julio 12, 2009

BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS
12/07/2009

Trajes manchados de anchoas

Lo ha dicho Rita Barberá y lo repito yo aquí, mientras Zapatero no dimita por haber aceptado las latas de anchoas que le lleva el presidente de Cantabria cada vez que lo visita, Camps no lo va a hacer por no haber aceptado los trajes que no le regaló el Bigotes. Fíjense qué casualidad que ambos presuntos dadores tienen bigote, hasta en eso podemos encontrar semejanzas entre los casos de Zapatero y Camps.

Sé que algunos de ustedes pensarán que no es lo mismo una lata de anchoas que un traje a medida, pero no es el valor del regalo, si no el hecho del regalo en sí. Todo esto suponiendo que Camps hubiera aceptado los trajes, que no lo hizo. Que todo lo que pongo aquí es un suponer, un ejercicio intelectual para que ustedes entiendan que en todas partes cuecen habas.
Siguiendo con las comparaciones y las suposiciones, también muchos pensarán que no es igual aceptar un regalo público de un presidente de una comunidad autónoma, que de un grupo empresarial cuyos directivos están en la cárcel por chanchullos varios, pero también eso es dicutible.

Si a nadie se le ocurre que Cantabria vaya a obtener ventaja sobre otra comunidad por regalar unas anchoas, ¿porqué hemos de suponer que el Bigotes pretendiera un trato de favor para su empresa por regalar unos trajes? Luego, en el hipotético caso de que Camps hubiera aceptado los trajes a medida que le hacían en una afamada sastrería de Madrid donde se trasladaba expresamente desde Valencia para elegir la tela y el corte, no por ello se puede deducir que la empresa Orange Market haya tenido ninguna ventaja sobre otras compañías. El que sea la empresa de eventos que ha trabajado durante años casi en exclusividad para el Partido y la Comunidad se debe, no a los trajes, si no al buen hacer de Correa y el Bigotes, que a leguas se ve que son dos personas de una profesionalidad indiscutible.

Y para terminar, otra incongruencia que desmonta toda esta trama contra nuestro partido y contra Camps. Como se ha empeñado en destacar Mariano, ¿ustedes se creen que Camps y otros miembros del gobierno valenciano se van a vender por un puñado de unos miles de euros? ¿De verdad puede entrar en alguna cabeza inteligente que habiendo tenido la golosa oportunidad con eventos que han movido centenares de millones de euros como la Copa América, la visita de su Santidad el Papa, o el gran Premio de Fórmula 1, Camps y compañía se iban a arriesgar a cambio de unos simples trajes? Qué poco nos conocen los que piensen de forma tan simple.

TRAJES MANCHADOS DE ANCHOAS

julio 12, 2009

BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS
12/07/2009

Trajes manchados de anchoas

Lo ha dicho Rita Barberá y lo repito yo aquí, mientras Zapatero no dimita por haber aceptado las latas de anchoas que le lleva el presidente de Cantabria cada vez que lo visita, Camps no lo va a hacer por no haber aceptado los trajes que no le regaló el Bigotes. Fíjense qué casualidad que ambos presuntos dadores tienen bigote, hasta en eso podemos encontrar semejanzas entre los casos de Zapatero y Camps.

Sé que algunos de ustedes pensarán que no es lo mismo una lata de anchoas que un traje a medida, pero no es el valor del regalo, si no el hecho del regalo en sí. Todo esto suponiendo que Camps hubiera aceptado los trajes, que no lo hizo. Que todo lo que pongo aquí es un suponer, un ejercicio intelectual para que ustedes entiendan que en todas partes cuecen habas.
Siguiendo con las comparaciones y las suposiciones, también muchos pensarán que no es igual aceptar un regalo público de un presidente de una comunidad autónoma, que de un grupo empresarial cuyos directivos están en la cárcel por chanchullos varios, pero también eso es dicutible.

Si a nadie se le ocurre que Cantabria vaya a obtener ventaja sobre otra comunidad por regalar unas anchoas, ¿porqué hemos de suponer que el Bigotes pretendiera un trato de favor para su empresa por regalar unos trajes? Luego, en el hipotético caso de que Camps hubiera aceptado los trajes a medida que le hacían en una afamada sastrería de Madrid donde se trasladaba expresamente desde Valencia para elegir la tela y el corte, no por ello se puede deducir que la empresa Orange Market haya tenido ninguna ventaja sobre otras compañías. El que sea la empresa de eventos que ha trabajado durante años casi en exclusividad para el Partido y la Comunidad se debe, no a los trajes, si no al buen hacer de Correa y el Bigotes, que a leguas se ve que son dos personas de una profesionalidad indiscutible.

Y para terminar, otra incongruencia que desmonta toda esta trama contra nuestro partido y contra Camps. Como se ha empeñado en destacar Mariano, ¿ustedes se creen que Camps y otros miembros del gobierno valenciano se van a vender por un puñado de unos miles de euros? ¿De verdad puede entrar en alguna cabeza inteligente que habiendo tenido la golosa oportunidad con eventos que han movido centenares de millones de euros como la Copa América, la visita de su Santidad el Papa, o el gran Premio de Fórmula 1, Camps y compañía se iban a arriesgar a cambio de unos simples trajes? Qué poco nos conocen los que piensen de forma tan simple.

LA TRAMA LE PAGO LOS TRAJES A CAMPS

julio 6, 2009

Demuestran que la trama habría pagado sus trajes y los de cuatro altos cargos de la Generalitat
La Policía halla nuevas evidencias de los regalos de Correa a Camps en un yate

Un informe de la Brigada Policial contra la Delincuencia Económica y el Blanqueo de Capitales al que ha tenido acceso el diario El País, incluye nuevas pruebas documentales sobre los trajes y diferentes prendas de vestir con los que obsequió la trama Correa a Camps y otros cuatro altos cargos de su Gobierno. En concreto se trata de unos correos electrónicos entre los directivos de las empresas corruptas que intercambiaron con el sastre José Tomás, director de ventas de la empresa donde compraban los regalos; y un ordenador portatil halllado en la embarcación de recreo de los Correa, , en el que se detallan nuevos pagos.
Los correos electrónicos (entre responsables de Diseño Asimétrico, Servimadrid Integral y Orange Market), según indica el diario El País, acreditan que la trama pagó facturas pendientes de ropa a Francisco Camps, Ricardo Costa (número dos del PP en esta comunidad), Víctor Campos (ex vicepresidente autonómico), Rafael Betoret (ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo en la época en la que fueron adjudicados pabellones de turismo a Orange Market, la filial valenciana de la trama corrupta) y Pedro García (el máximo responsable del canal autonómico de televisión).

Archivo “cuentasmilano”
Por otra parte, en el ordenador encontrado en la embarcación Parapipi, fondeada en el puerto deportivo de Altea, había un archivo llamado”cuentasmilano” en el que se detallaba las cantidades y la ropa pagada a los cinco políticos, a Álvaro Pérez, el hombre fuerte de Correa en la Comunidad Valenciana y que mantenía relaciones de amistad con todos ellos, y a Pablo Crespo, ex dirigente del PP galleo y número dos de la trama. Este último, según fuentes de la investigación, había pagado la ropa con cheques.

Mentiras de Camps
Pese a que las evidencias contra Camps son cada vez mayores, él insiste en que jamás recibió regalo alguno y que abonó los trajes en metálico én la tienda, ubicada en la calle Serrano de Madrid. Una hipótesis que desmintió este sábado el diario Levante al demostrar que los días en los que presuntamente habría viajado a Madrid estaba en Valencia, según su agenda oficial. La Generalitat contestó que el presidente viaja a Madrid con frecuencia fuera de la agenda oficial y que podría haber estado en las dos ciudades en el mismo día, dado que la distancia es relativamente corta.

Crece la preocupación en el PP
Según El País estas nuevas pruebas han extendido la preocupación al PP. Hasta ahora pensaban que aun en el caso de que se abriera juicio oral sólo estaba como testigo de cargo José Tomás -más conocido como el sastre, y con quien los satélites mediáticos populares, se ensañado con fuerza para desprestigiar su testimonio-, y numerosos altos cargos de la Generalitat y funcionarios que han declarado ante el juez que nadie les forzó a contratar con Orange Market. Sin embargo, estas nuevas pruebas debilitan la estrategia de Mariano Rajoy, quien piensa apoyar a Camps hasta el final ya que “nadie se vende por tres trajes”. Algunos dirigentes sí ven problemático que se demuestre que Camps ha mentido, aunque no se pruebe el cohecho.

ELPLURAL.COM

LA TRAMA LE PAGO LOS TRAJES A CAMPS

julio 6, 2009

Demuestran que la trama habría pagado sus trajes y los de cuatro altos cargos de la Generalitat
La Policía halla nuevas evidencias de los regalos de Correa a Camps en un yate

Un informe de la Brigada Policial contra la Delincuencia Económica y el Blanqueo de Capitales al que ha tenido acceso el diario El País, incluye nuevas pruebas documentales sobre los trajes y diferentes prendas de vestir con los que obsequió la trama Correa a Camps y otros cuatro altos cargos de su Gobierno. En concreto se trata de unos correos electrónicos entre los directivos de las empresas corruptas que intercambiaron con el sastre José Tomás, director de ventas de la empresa donde compraban los regalos; y un ordenador portatil halllado en la embarcación de recreo de los Correa, , en el que se detallan nuevos pagos.
Los correos electrónicos (entre responsables de Diseño Asimétrico, Servimadrid Integral y Orange Market), según indica el diario El País, acreditan que la trama pagó facturas pendientes de ropa a Francisco Camps, Ricardo Costa (número dos del PP en esta comunidad), Víctor Campos (ex vicepresidente autonómico), Rafael Betoret (ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo en la época en la que fueron adjudicados pabellones de turismo a Orange Market, la filial valenciana de la trama corrupta) y Pedro García (el máximo responsable del canal autonómico de televisión).

Archivo “cuentasmilano”
Por otra parte, en el ordenador encontrado en la embarcación Parapipi, fondeada en el puerto deportivo de Altea, había un archivo llamado”cuentasmilano” en el que se detallaba las cantidades y la ropa pagada a los cinco políticos, a Álvaro Pérez, el hombre fuerte de Correa en la Comunidad Valenciana y que mantenía relaciones de amistad con todos ellos, y a Pablo Crespo, ex dirigente del PP galleo y número dos de la trama. Este último, según fuentes de la investigación, había pagado la ropa con cheques.

Mentiras de Camps
Pese a que las evidencias contra Camps son cada vez mayores, él insiste en que jamás recibió regalo alguno y que abonó los trajes en metálico én la tienda, ubicada en la calle Serrano de Madrid. Una hipótesis que desmintió este sábado el diario Levante al demostrar que los días en los que presuntamente habría viajado a Madrid estaba en Valencia, según su agenda oficial. La Generalitat contestó que el presidente viaja a Madrid con frecuencia fuera de la agenda oficial y que podría haber estado en las dos ciudades en el mismo día, dado que la distancia es relativamente corta.

Crece la preocupación en el PP
Según El País estas nuevas pruebas han extendido la preocupación al PP. Hasta ahora pensaban que aun en el caso de que se abriera juicio oral sólo estaba como testigo de cargo José Tomás -más conocido como el sastre, y con quien los satélites mediáticos populares, se ensañado con fuerza para desprestigiar su testimonio-, y numerosos altos cargos de la Generalitat y funcionarios que han declarado ante el juez que nadie les forzó a contratar con Orange Market. Sin embargo, estas nuevas pruebas debilitan la estrategia de Mariano Rajoy, quien piensa apoyar a Camps hasta el final ya que “nadie se vende por tres trajes”. Algunos dirigentes sí ven problemático que se demuestre que Camps ha mentido, aunque no se pruebe el cohecho.

ELPLURAL.COM