Archive for the ‘nacionalistas’ Category

JOAN LAPORTA, GRACIAS POR EXISTIR

octubre 18, 2009

Quizá a alguno de ustedes, sobre todo si están poco avezados en la intríngulis política, les llame la atención que un hombre de derechas y españolista como yo, dé las gracias a alguien aparentemente tan distinto como el presidente del F.C. Barcelona. Pero verán como no tardarán mucho en entender el motivo de mis congratulaciones, cuando les descubra que en realidad somos casi la misma persona.

Para comenzar, y no es algo superficial en absoluto, los dos somos de clase alta. Yo por nacimiento, él por advenimiento, pero alta al fin y al cabo. Eso nos da una perspectiva que hace que afrontemos la vida de una manera diferente. Vivimos en una especie de atalaya construida por encima de las gentes de clase media y baja, que nos permite divisar la inmensidad del bosque, mientras ustedes luchan por distinguir el mísero árbol que tienen poco más allá.

Ambos somos nacionalistas, él catalán, yo español. Al fin y al cabo una simple diferencia de tamaño (de país, aunque en verdad, y aunque me esté mal decirlo, yo sea bastante más alto que Jan). Pero en esencia, como todos los nacionalistas, pensamos exactamente igual. Los dos nos emocionamos con himnos y banderas, y encontramos la fuerza que guía nuestras vidas en la creencia de que pertenecemos a una comunidad que no sólo nos hace sentir fuertes, si no para la que somos, desde la ya mencionada atalaya, una luz que guía e ilumina a los de abajo (ustedes, para más señas).

Y, porque no reconocerlo, ambos hemos convivido con naturalidad, sin odio ni aspavientos, con el franquismo. Yo desde las raíces mismas de mi partido, él desde la familia. Es motivo de admiración que un catalanista que marcha al frente, antorcha en mano, de un partido en teoría de izquierdas, como Esquerra Republica, hubiera escogido para su junta directiva y para su mesa de Navidad, a un franquista que haría sonrojar con sus ideas a nuestro admirado Presidente Fundador.

Pero no le doy a Jan las gracias por ser como es, si no por el simple hecho de existir. Qué sería de lo que él denomina la “caverna españolista”, si no existiera el pozo catalanista. Sin gente como él, ¿cómo iban ustedes a creerse la amenaza del separatismo? Y sin nosotros ¿qué enemigo se habría de buscar Jan para justificar la terrible opresión en la que vive Cataluña? Nosotros les damos en Cataluña los votos que ellos nos ceden con inmensa generosidad en el resto de España. Y ustedes, sean nacionalistas de un país pequeño o grande, sobre todo no dejen de seguir ciegamente nuestras antorchas, no importa si es una u otra, lo importante es que no se dispersen y les dé por descubrir que se puede vivir en otras zonas del bosque, del bosque que pertenece a los de la atalaya
BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS

TOMAD NOTA POLITICOS SEPARATISTAS

julio 8, 2008

El 90% de los votantes de CiU y casi el 50% de ERC celebran la victoria de la selección

El 63% de los catalanes se sienten identificados con “la roja”

MARCOS PARADINAS

Una vez más se demuestra que algunas polémicas no sólo son artificiales, sino que los políticos se encargan de alimentarlas en oposición a los ciudadanos que deberían representar. Así lo demuestra una encuesta publicada en El Periódico de Catalunya, y que corrobora el apoyo y la satisfacción de los catalanes con la selección de fútbol española. Dos de cada tres dicen sentirse identificados con “la roja”, en contraste con las manifestaciones de algunos políticos nacionalistas, que prefirieron optar por otras selecciones en la Eurocopa.
Noticias relacionadasEs absurdo que Urkullu o Puigcercós desearan que Rusia o Turquía ganaran la Eurocopa El gol del niño Torres fue el gol de todos nosotros; el de Marcelino nos lo impidieron No es sólo el hecho de que el 85% de los catalanes se declaren “satisfechos” por la victoria española, frente a un pírrico 4.5% que dice no estarlo. Además, la mayoría de los ciudadanos que dicen sentirse exclusivamente catalanes (44%) aprecian el triunfo de la selección nacional mientras que sólo el 22%está en contra.

Sentimiento de pertenencia
Esta división, en función del sentimiento de pertenencia, muestra datos sorprendentes. Aparte de los que se sienten exclusivamente catalanes, los que dicen sentirse más catalanes que españoles también apoyan mayoritariamente a “la roja”, con un resultado del 81%. En lo que se refiere a los que se ven sólo españoles, así como más españoles que catalanes, la alegría es absoluta, llegando en ambos casos al 100%.

Apoyo de los nacionalistas
También hay hueco en la encuesta para analizar cómo se compartan los votantes de los respectivos partidos presentes en Cataluña. Así, el grado de satisfacción con la victoria en la Eurocopa es del 90% entre los simpatizantes de CiU y casi del 50% entre los de ERC.

Identificación con “la roja”
A la hora de sentirse identificados con “la roja”, sí lo hacen los votantes del PP, Ciutadans, PSC y CiU. Quienes menos lo están son los votantes de ERC y ICV-EUiA. Lo que destaca en este apartado es que, en conjunto, dos de cada tres catalanes se sienten identificados tanto con esta selección que se ha alzado con la Eurocopa, como con lo que representa el equipo en general.

La selección catalana
Cuando se habla de la posibilidad de que la selección autonómica de Cataluña pudiese participar en torneos internacionales, también dos de cada tres catalanes se muestran a favor. La única diferencia es que en contra se muestra un 18%, frente al 29% que se mostraba contrario a sentirse identificado con “la roja”. Los que más partidarios se muestran a la participación del combinado catalán son los votantes de ERC, seguidos de los de CiU, ICV-EUiA y PSC, por este orden. Sólo PP y Ciutadans están en contra, con un 53% y un 71%, respectivamente.

Alegría femenina
Como datos anecdóticos, pueden resaltarse las diferencias de género, ya que las mujeres muestran más satisfacción por la victoria de la selección española, aunque han seguido con menos interés el desarrollo del campeonato. Quizás el hecho de haber soportado los 44 años de sequía en trofeos del equipo nacional ha hecho que los mayores de 60 años sean los más satisfechos con el triunfo, aunque las diferencias con los jóvenes no son muy excesivas.