Archive for the ‘obesidad infantil’ Category

MEXICO SEGUNDO LUGAR EN OBESIDAD MORBIDA

octubre 5, 2009

México, segundo lugar en obesidad mórbida en el mundo.
Advierte el Instituto Mexicano del Seguro Social que es necesario promover un cambio de estilo de vida, que incluya una nutrición sana y actividades físicas

México ocupa el segundo lugar en obesidad mórbida a nivel mundial como resultado de la mala alimentación, por lo que es necesario promover un cambio de estilo de vida, que incluya una nutrición sana y actividades físicas, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El jefe de la Unidad de Investigación en Epidemiología Clínica del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Niels Wacher Rodarte, indicó que el consumo excesivo de productos ricos en grasa, carbohidratos y azúcares refinados se convierten en detonadores de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

El especialista explicó que otras complicaciones derivadas de la mala alimentación son el lupus eritematoso, artritis reumatoide y osteoartritis, e indicó que mas de cuatro millones de niños y 25 de cada 100 jóvenes, de entre 16 y 18 años, padecen algún grado de obesidad.

Estos sectores de la población en su etapa adulta, por la obesidad, pueden promover en ellos el desarrollo de enfermedades vesiculares, hepáticas, gota, ovario poliquístico, daño renal, diabetes mellitus y otras más, expuso en un comunicado.

Wacher Rodarte explicó que para revertir la obesidad es necesario un cambio de estilo de vida, que incluya una nutrición saludable y actividades físicas, con un tratamiento integral, Pues si no se usan técnicas de mantenimiento del cambio, el paciente tiende a recuperar el peso perdido.

En ese sentido, recomendó desayunar, comer despacio, establecer horarios para la comida, evitar la “comida rápida”, tomar mucha agua y realizar al menos 30 minutos diarios de ejercicios.

Por su parte, el doctor Luis Javier Jara Quezada, jefe de Investigación del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) La Raza, destacó la urgencia de cambiar hábitos de vida, principalmente alimenticios.

España diseña anteproyecto para combatir la obesidad.
El nuevo reglamento, que debe ser negociado con las comunidades autónomas y la industria alimentaria, limitará hasta un máximo de un dos por ciento las grasas saturadas en los alimentos
La primera epidemia no vírica del siglo XXI, tal y como ha definido la Organización Mundial de la Salud (OMS) a la obesidad, está causando tantos estragos en España que ha hecho saltar las alarmas, destacó El País.
Para paliar sus efectos, los Ministerios de Sanidad y Medio Ambiente diseñaron un anteproyecto de Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

Explicó que el nuevo reglamento, que debe ser negociado con las comunidades autónomas y la industria alimentaria, limitará hasta un máximo de un dos por ciento las grasas saturadas en los alimentos.

Asimismo, obligará a que los menús escolares estén supervisados por profesionales de la nutrición y restringirá la venta de productos con demasiado azúcar y grasas en las máquinas expendedoras de los colegios, entre otras cosas.

El rotativo apuntó que España sigue así la tendencia de países como Dinamarca, o de algunos estados de Estados Unidos de tomar medidas drásticas para combatir la obesidad.

Precisó que en España, uno de cada dos adultos padece sobrepeso, pero además el 9.13 por ciento de los niños y adolescentes padece obesidad y el 18.48 por ciento de sobrepeso.

“Las cifras son preocupantes por varios motivos y uno de ellos es que esta enfermedad acorta la vida en tres o cuatro años si es moderada o hasta 10 si es mórbida”, aseguró.

Además conlleva altos costos: dos mil 500 millones de euros (tres mil 644 millones de dólares) anuales, alrededor del siete por ciento del gasto sanitario y el costo médico por atender a un obeso es un 36 por ciento mayor al de una persona que no lo es.

El Universal

LA OBESIDAD INFANTIL

diciembre 27, 2008

Para la mayoría de los padres, el tener un hijo/a gordito, con los mofletes abultados y sonrosados, los muslitos rellenos y con pliegues, es señal inequívoca de que el niño goza de buena salud. En cambio, para los pediatras y los expertos en nutrición infantil, consideran este primer estadio, como señal de alarma, que es necesario empezar a vigilar los hábitos alimentarios, ya que son los primeros síntomas de que estos niños, están abocados a padecer obesidad infantil.
Para la Organización Mundial de la Salud, el sobrepeso y la obesidad tienen caracteres de epidemia en el mal llamado primer mundo, más de 300 millones de personas adultas padecen obesidad y más de mil millones padecen sobrepeso.
De los niños españoles en el tramo de edad de 6 a 12 años, más del 16%, padecen obesidad.
La obesidad es una acumulación excesiva de grasa en el tejido adiposo. En esta acumulación de grasa intervienen varios factores, destacando como el primero y fundamental, la sobrealimentación, ya que la mayoría de ellos, en lugar de comer legumbres, arroces, hidratos de carbono, proteínas y frutas, consumen menús con sobredosis de grasas, azúcares, y otros componentes que solo engordan, destacando entre ellos la bollería industrial, las hamburguesas, las chucherías, que son atractivas para la vista, pero que no llevan los nutrientes ni las vitaminas necesarias para que los niños crezcan fuertes y sanos.
Otro factor muy importante es el sedentarismo infantil, ya que la mayoría de las veces su actividad se reduce a practicar con los videojuegos, ordenador y televisión, dejando olvidada la práctica de alguna actividad física, estando demostrado que ésta, es esencial para la salud y el desarrollo del niño. Los juegos al aire libre, las excursiones, los deportes, etc., son cada día sustituidos por actividades sedentarias. Según las últimas encuestas, los niños españoles pasan una media de 2 horas y media diarias viendo la televisión y media hora adicional jugando a los videojuegos o conectados al ordenador, por lo que se hace necesario inducir a los niños o niñas a moverse y practicar algún tipo de deporte.
Aunque no existe una dieta ideal generalizada para todos los niños, ya que en caso de sobrepeso u obesidad serán siempre los pediatras los que marquen la dieta alimenticia individualizada a seguir, si que se pueden seguir unas normas elementales para llevar una alimentación saludable.
El desayuno puede componerse de productos lácteos y cereales, a media mañana un bocadillo, en la comida una buena carne o pescado y nunca deben faltar las verduras y frutas, en la merienda debe ingerirse entre un bocadillo, un yogur o una pieza de fruta, y una cena bastante ligera, con pescados y frutas.
Un hábito saludable es irse pronto a dormir.

LA OBESIDAD INFANTIL

diciembre 27, 2008

Para la mayoría de los padres, el tener un hijo/a gordito, con los mofletes abultados y sonrosados, los muslitos rellenos y con pliegues, es señal inequívoca de que el niño goza de buena salud. En cambio, para los pediatras y los expertos en nutrición infantil, consideran este primer estadio, como señal de alarma, que es necesario empezar a vigilar los hábitos alimentarios, ya que son los primeros síntomas de que estos niños, están abocados a padecer obesidad infantil.
Para la Organización Mundial de la Salud, el sobrepeso y la obesidad tienen caracteres de epidemia en el mal llamado primer mundo, más de 300 millones de personas adultas padecen obesidad y más de mil millones padecen sobrepeso.
De los niños españoles en el tramo de edad de 6 a 12 años, más del 16%, padecen obesidad.
La obesidad es una acumulación excesiva de grasa en el tejido adiposo. En esta acumulación de grasa intervienen varios factores, destacando como el primero y fundamental, la sobrealimentación, ya que la mayoría de ellos, en lugar de comer legumbres, arroces, hidratos de carbono, proteínas y frutas, consumen menús con sobredosis de grasas, azúcares, y otros componentes que solo engordan, destacando entre ellos la bollería industrial, las hamburguesas, las chucherías, que son atractivas para la vista, pero que no llevan los nutrientes ni las vitaminas necesarias para que los niños crezcan fuertes y sanos.
Otro factor muy importante es el sedentarismo infantil, ya que la mayoría de las veces su actividad se reduce a practicar con los videojuegos, ordenador y televisión, dejando olvidada la práctica de alguna actividad física, estando demostrado que ésta, es esencial para la salud y el desarrollo del niño. Los juegos al aire libre, las excursiones, los deportes, etc., son cada día sustituidos por actividades sedentarias. Según las últimas encuestas, los niños españoles pasan una media de 2 horas y media diarias viendo la televisión y media hora adicional jugando a los videojuegos o conectados al ordenador, por lo que se hace necesario inducir a los niños o niñas a moverse y practicar algún tipo de deporte.
Aunque no existe una dieta ideal generalizada para todos los niños, ya que en caso de sobrepeso u obesidad serán siempre los pediatras los que marquen la dieta alimenticia individualizada a seguir, si que se pueden seguir unas normas elementales para llevar una alimentación saludable.
El desayuno puede componerse de productos lácteos y cereales, a media mañana un bocadillo, en la comida una buena carne o pescado y nunca deben faltar las verduras y frutas, en la merienda debe ingerirse entre un bocadillo, un yogur o una pieza de fruta, y una cena bastante ligera, con pescados y frutas.
Un hábito saludable es irse pronto a dormir.

LA OBESIDAD INFANTIL

diciembre 27, 2008

Para la mayoría de los padres, el tener un hijo/a gordito, con los mofletes abultados y sonrosados, los muslitos rellenos y con pliegues, es señal inequívoca de que el niño goza de buena salud. En cambio, para los pediatras y los expertos en nutrición infantil, consideran este primer estadio, como señal de alarma, que es necesario empezar a vigilar los hábitos alimentarios, ya que son los primeros síntomas de que estos niños, están abocados a padecer obesidad infantil.
Para la Organización Mundial de la Salud, el sobrepeso y la obesidad tienen caracteres de epidemia en el mal llamado primer mundo, más de 300 millones de personas adultas padecen obesidad y más de mil millones padecen sobrepeso.
De los niños españoles en el tramo de edad de 6 a 12 años, más del 16%, padecen obesidad.
La obesidad es una acumulación excesiva de grasa en el tejido adiposo. En esta acumulación de grasa intervienen varios factores, destacando como el primero y fundamental, la sobrealimentación, ya que la mayoría de ellos, en lugar de comer legumbres, arroces, hidratos de carbono, proteínas y frutas, consumen menús con sobredosis de grasas, azúcares, y otros componentes que solo engordan, destacando entre ellos la bollería industrial, las hamburguesas, las chucherías, que son atractivas para la vista, pero que no llevan los nutrientes ni las vitaminas necesarias para que los niños crezcan fuertes y sanos.
Otro factor muy importante es el sedentarismo infantil, ya que la mayoría de las veces su actividad se reduce a practicar con los videojuegos, ordenador y televisión, dejando olvidada la práctica de alguna actividad física, estando demostrado que ésta, es esencial para la salud y el desarrollo del niño. Los juegos al aire libre, las excursiones, los deportes, etc., son cada día sustituidos por actividades sedentarias. Según las últimas encuestas, los niños españoles pasan una media de 2 horas y media diarias viendo la televisión y media hora adicional jugando a los videojuegos o conectados al ordenador, por lo que se hace necesario inducir a los niños o niñas a moverse y practicar algún tipo de deporte.
Aunque no existe una dieta ideal generalizada para todos los niños, ya que en caso de sobrepeso u obesidad serán siempre los pediatras los que marquen la dieta alimenticia individualizada a seguir, si que se pueden seguir unas normas elementales para llevar una alimentación saludable.
El desayuno puede componerse de productos lácteos y cereales, a media mañana un bocadillo, en la comida una buena carne o pescado y nunca deben faltar las verduras y frutas, en la merienda debe ingerirse entre un bocadillo, un yogur o una pieza de fruta, y una cena bastante ligera, con pescados y frutas.
Un hábito saludable es irse pronto a dormir.