Archive for the ‘obesidad’ Category

Científicos descubren que un gen anticáncer también combate la obesidad

marzo 6, 2012

Se trata de un resultado “del todo inesperado”, según este grupo de investigadores liderados por Manuel Serrano, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas.Un grupo de investigadores españoles ha descubierto que uno de los principales genes que protegen contra el cáncer tiene además otros dos efectos positivos en el organismo: aumenta significativamente la longevidad y combate la obesidad.

Se trata de un resultado “del todo inesperado”, según este grupo de científicos liderados por Manuel Serrano, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), quienes además han demostrado que un compuesto sintetizado en este centro de investigación ejerce el mismo efecto beneficioso sobre ratones que el gen analizado.

Los descubrimientos, que, según los científicos, abren nuevas vías a la investigación de terapias no sólo contra el cáncer, sino también contra la obesidad y el envejecimiento, se han hecho en ratones y han sido publicados en la revista Cell Metabolism.

En concreto, los investigadores han constatado que los ratones con copias extra del gen Pten comen más pero son más delgados, un fenómeno “insospechado y novedoso”.

El hallazgo apoya una hipótesis que cobra cada vez más fuerza entre los investigadores: que el cáncer y el envejecimiento, y ahora también la obesidad, son manifestaciones distintas de un mismo fenómeno, más global, que se produce a medida que el organismo acumula en sus tejidos daños que los mecanismos naturales de reparación no logran arreglar, según una nota del CNIO.

Entre estos mecanismos naturales de reparación destacan muy especialmente un grupo de genes identificados en un principio por su potente efecto protector contra el cáncer.

Según Manuel Serrano, se conocen unos 30 genes anticáncer de los que cinco son generales para muchos tipos de cáncer (p53, p16, Arf, Rb y Pten).

Su grupo se preguntó si el gen Pten podría relacionarse con efectos beneficiosos adicionales, en concreto la longevidad. Para ello, el grupo del CNIO creó ratones transgénicos con niveles de la proteína Pten el doble de lo habitual.

Estos animales se mostraron mucho más resistentes al cáncer que los no transgénicos y además vivieron un 12 por ciento más de media, un efecto que es independiente de la resistencia al cáncer. “Pten tiene un impacto directo sobre la duración de la vida”, según los científicos.

La sorpresa, no obstante, apareció cuando se observó que los ratones con doble dosis de Pten son significativamente más delgados -un 28 por ciento de media- y eso a pesar de que comen más.

También, según la investigación, tienen más sensibilidad a la hormona de la insulina -menos riesgo de desarrollar diabetes- y su hígado tolera mucho mejor de lo habitual una dieta rica en grasas.

Los científicos buscaron la explicación en un incremento del gasto energético y hallaron la respuesta en la llamada grasa parda, un tipo de tejido graso que, paradójicamente, favorece que el organismo “queme la energía almacenada en los michelines”. La grasa parda elimina grasa, mientras que la blanca almacena grasa, ha detallado Serrano.

Los investigadores han constatado que Pten activa la grasa parda, lo que explica la delgadez de los ratones con copias extra del gen (este fenómeno también lo han logrado reproducir con células de grasa parda cultivadas in vitro).

La principal forma de actuar de Pten es inhibiendo la actividad de la proteína PI3K. Para comprobar si esa vía es la que usa Pten para actuar sobre la grasa parda, se empleó una molécula sintética producida en el CNIO, que inhibe a la proteína PI3K igual que lo hace Pten.

Los científicos hallaron que también activa la grasa parda, por lo que creen que se abre la posibilidad de que en un futuro un fármaco consiga el mismo efecto que la dosis extra de Pten en ratones.

Es perfectamente realista imaginar a largo plazo una pastilla que refuerce nuestros supresores tumorales o una pastilla que nos haga quemar nutrientes en exceso, según Serrano.

Para Serrano, la de la obesidad es una vía más a explorar, “aunque pasar de estudios en ratón a humanos es un camino lleno de incertidumbres, pero eso no debe ser obstáculo para intentarlo”.

El CNIO, según Serrano, está interesado en encontrar farmacéuticas interesadas en el inhibidor PI3K. Ana Ortega, otra de las firmantes, ha coincidido en que fue una sorpresa encontrar esta nueva función del gen. Parte de este trabajo es fruto de su tesis y, esta investigadora de 28 años, le servirá para buscar financiación propia para realizar la etapa postdoctoral fuera de España.

Han participado también el Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols, Centro de investigación biomédica en red de diabetes y enfermedades metabólicas asociadas, Centro de Investigaciones Biológicas e Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud.

Anuncios

ANOREXIA Y BULIMIA

febrero 6, 2012

Todas las personas que padecen anorexia nerviosa, tienen una motivación inicial, un deseo primigenio, que es el querer tener un cuerpo más delgado.
Tienen una angustia enfermiza y un miedo atroz a engordar, preocupándose en exceso por conservar su figura delgada y esbelta, angustia que les lleva a una conducta alimenticia anormal, lo que les conduce a practicar una dieta bajísima en calorías y como consecuencia de ello a una delgadez extrema.
Esta delgadez anormal, tiene una influencia negativa para el paciente en su vida social, laboral e incluso familiar.
Según los últimos estudios realizados, esta enfermedad comienza a manifestarse entre los 12 y 16 años, aunque también puede darse en edad adulta, la padecen 1 de cada 200personas, siendo la mayoría de ellas mujeres, aunque se da también en una décima parte entre los hombres, es decir 2 hombres por cada 20 mujeres.
El trastorno opuesto y asociado frecuentemente a la anorexia, es la bulimia. Esta oposición lleva a los pacientes a un deseo incontrolado a comer en exceso, para a continuación intentar vomitar la cantidad ingerida. Los pacientes, lo mismo que en la anorexia, son incapaces de controlar estos impulsos, lo que les conduce igualmente a un estado de ansiedad y de culpabilidad.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera a estas dos enfermedades como trastornos mentales, psicosomáticos y del comportamiento, por lo que están clasificadas internacionalmente dentro del grupo de trastornos mentales.
El índice de mortalidad en este tipo de enfermedades puede llegar al 20%, de donde se deduce que se debe tomar en serio su tratamiento, y cuanto antes se detecte, bien por un amigo o por un familiar el menor síntoma o sospecha de que alguien en su entorno puede padecer alguno de estos trastornos, debe aconsejar al paciente de que se ponga bajo supervisión médica.
A pesar de su gravedad, ambas enfermedades se pueden curar, aunque hay que ser muy constantes y no perder nunca la esperanza, con la ayuda y apoyo familiar, dirigiendo al enfermo hacia el médico de cabecera para que les diagnostique la enfermedad y las dirija a algún centro de información y apoyo psicológico de los muchos existentes en España, ya que en casi todas las comunidades, existen asociaciones y centros específicos para su tratamiento.
A continuación indicamos algunas direcciones de asociaciones para la orientación del tratamiento de estas enfermedades:
CASTILLA-LA MANCHA
CIUDAD REAL ADANER 926 25 53 77
TOLEDO ADANER 607 185 185
ALBACETE ADANER 967 24 74 31
CATALUÑA
BARCELONA ACAB Asociación contra la Anorexia y la Bulimia 93 454 91 09, 902 11 69 86
C./ Mallorca, 198-pral 2ª. 08036 BARCELONA acabba@suport.org http://www.acab.org
MADRID
MADRID ADANER 91 577 02 61 http://www.adaner.org
ALCALÁ DE HENARES ADANER 91 889 40 22
MÓSTOLES ANTARES 91 646 23 69
MÓSTOLES ASMAB 91 617 55 15
VALENCIA
VALENCIA AVALCAB 963 46 21 20 C./Lérida, 12-puerta 8. 46009 VALENCIA avalcab@ono.com
ALICANTE ACABA 965 25 94 60

En contraposición a la anorexia y a la bulimia, se encuentra la “Obesidad Morbida”.
Esta enfermedad causa verdaderos estragos en las personas que la padecen.
Manuel Uribe de Monterrey Mexico, llegó a pesar más 550 kg. por lo que se le consideró el hombre más gordo del mundo. Se casó con Claudia Solís, y vive felizmente.

Carol Yager, nacida en 1.960 y fallecida en 1.994, es decir a los 34 años, llegó a pesar 725 kilos. Se le ha considerado la mujer mas gorda del mundo. Esta es su fotografía

Jon Brower Minnoch, en la foto inferior, se tiene el record mundial de hombre más gordo de la historia, ya que llegó a pesar 635 kg. Nacido en 1.941 y fallecido en el año 1983.

Un reciente estudio sobre las dos modalidades quirúrgicas más utilizadas para combatir la obesidad mórbida parece concluyente: el by-pass, aunque es en principio más agresivo para el paciente, da a la larga mejores resultados, menos problemas, y parece más aconsejable.

La investigación, realizada por la Universidad Estatal de Nueva York y publicada en la revista “Archives of Surgery”, se realizó sobre 106 pacientes de un mismo hospital.

De ellos, 60 se sometieron a la intervención de banda gástrica y 46 al by-pass. Hay que resaltar que todos ellos padecían obesidad mórbida extrema, con un peso superior a 2,25 veces el ideal para su talla.

El by-pass gástrico laparoscópico de “Roux-en-y” consiste en realizar una división del estómago, de forma que se reduzca su capacidad. A continuación, se conecta a la parte inferior del intestino delgado, “saltándose” así parte de dicho intestino y limitando por tanto su capacidad de absorción de nutrientes.

La cirugía de banda gástrica, también laparoscópica, consiste en la fijación de una banda ajustable en el estómago, dividiéndolo en dos y reduciendo su volumen efectivo. No se realiza ninguna intervención que afecte al intestino delgado, que es donde se realiza la mayor parte de la absorción de sustancias nutritivas por el organismo.

Los resultados indicaron que los pacientes de banda gástrica sufrieron una intervención más sencilla y de menor duración, y que requirieron menos días de ingreso hospitalario tras ella. Sin embargo, el 78 % de ellos tuvieron complicaciones antes de un mes (deshidratación, vómitos,…), frente a sólo un 28 % de los que se sometieron al by-pass. Incluso, los de banda gástrica sufrieron más operaciones secundarias.

Además, los que optaron por el by-pass obtuvieron una mayor pérdida de peso y una superior reducción de enfermedades asociadas a la obesidad. La satisfacción global tras la operación fue sustancialmente mayor en los pacientes de by-pass (80 % muy satisfechos) que en los de banda gástrica (46 % muy satisfechos), y este porcentaje, en cierto modo, lo resume todo.

Aunque este estudio parece muy concluyente, es el criterio médico, aplicado a cada caso concreto, el que debe decidirnos por uno u otro procedimiento. Siempre, por supuesto, que seamos candidatos a la cirugía por haber fracasado otros métodos (dieta, ejercicio y medicación, fundamentalmente) y sufrir una obesidad extrema.

ANOREXIA Y BULIMIA

diciembre 1, 2008

Todas las personas que padecen anorexia nerviosa, tienen una motivación inicial, un deseo primigenio, que es el querer tener un cuerpo más delgado.
Tienen una angustia enfermiza y un miedo atroz a engordar, preocupándose en exceso por conservar su figura delgada y esbelta, angustia que les lleva a una conducta alimenticia anormal, lo que les conduce a practicar una dieta bajísima en calorías y como consecuencia de ello a una delgadez extrema.
Esta delgadez anormal, tiene una influencia negativa para el paciente en su vida social, laboral e incluso familiar.
Según los últimos estudios realizados, esta enfermedad comienza a manifestarse entre los 12 y 16 años, aunque también puede darse en edad adulta, la padecen 1 de cada 200personas, siendo la mayoría de ellas mujeres, aunque se da también en una décima parte entre los hombres, es decir 2 hombres por cada 20 mujeres.
El trastorno opuesto y asociado frecuentemente a la anorexia, es la bulimia. Esta oposición lleva a los pacientes a un deseo incontrolado a comer en exceso, para a continuación intentar vomitar la cantidad ingerida. Los pacientes, lo mismo que en la anorexia, son incapaces de controlar estos impulsos, lo que les conduce igualmente a un estado de ansiedad y de culpabilidad.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera a estas dos enfermedades como trastornos mentales, psicosomáticos y del comportamiento, por lo que están clasificadas internacionalmente dentro del grupo de trastornos mentales.
El índice de mortalidad en este tipo de enfermedades puede llegar al 20%, de donde se deduce que se debe tomar en serio su tratamiento, y cuanto antes se detecte, bien por un amigo o por un familiar el menor síntoma o sospecha de que alguien en su entorno puede padecer alguno de estos trastornos, debe aconsejar al paciente de que se ponga bajo supervisión médica.
A pesar de su gravedad, ambas enfermedades se pueden curar, aunque hay que ser muy constantes y no perder nunca la esperanza, con la ayuda y apoyo familiar, dirigiendo al enfermo hacia el médico de cabecera para que les diagnostique la enfermedad y las dirija a algún centro de información y apoyo psicológico de los muchos existentes en España, ya que en casi todas las comunidades, existen asociaciones y centros específicos para su tratamiento.
A continuación indicamos algunas direcciones de asociaciones para la orientación del tratamiento de estas enfermedades:

CASTILLA-LA MANCHA
CIUDAD REAL ADANER 926 25 53 77
TOLEDO ADANER 607 185 185
ALBACETE ADANER 967 24 74 31
CATALUÑA
BARCELONA ACAB Asociación contra la Anorexia y la Bulimia 93 454 91 09, 902 11 69 86
C./ Mallorca, 198-pral 2ª. 08036 BARCELONA acabba@suport.org http://www.acab.org
MADRID
MADRID ADANER 91 577 02 61 http://www.adaner.org
ALCALÁ DE HENARES ADANER 91 889 40 22
MÓSTOLES ANTARES 91 646 23 69
MÓSTOLES ASMAB 91 617 55 15
VALENCIA
VALENCIA AVALCAB 963 46 21 20 C./Lérida, 12-puerta 8. 46009 VALENCIA avalcab@ono.com
ALICANTE ACABA 965 25 94 60

En contraposición a la anorexia y a la bulimia, se encuentra la “Obesidad Morbida”.
Esta enfermedad causa verdaderos estragos en las personas que la padecen.

Manuel Uribe de Monterrey Mexico, llegó a pesar más 550 kg. por lo que se le consideró el hombre más gordo del mundo. Se casó con Claudia Solís, y vive felizmente.

Carol Yager, nacida en 1.960 y fallecida en 1.994, es decir a los 34 años, llegó a pesar 725 kilos. Se le ha considerado la mujer mas gorda del mundo. Esta es su fotografía

Jon Brower Minnoch, en la foto inferior, se tiene el record mundial de hombre más gordo de la historia, ya que llegó a pesar 635 kg. Nacido en 1.941 y fallecido en el año 1983.

Un reciente estudio sobre las dos modalidades quirúrgicas más utilizadas para combatir la obesidad mórbida parece concluyente: el by-pass, aunque es en principio más agresivo para el paciente, da a la larga mejores resultados, menos problemas, y parece más aconsejable.

La investigación, realizada por la Universidad Estatal de Nueva York y publicada en la revista “Archives of Surgery”, se realizó sobre 106 pacientes de un mismo hospital.

De ellos, 60 se sometieron a la intervención de banda gástrica y 46 al by-pass. Hay que resaltar que todos ellos padecían obesidad mórbida extrema, con un peso superior a 2,25 veces el ideal para su talla.

El by-pass gástrico laparoscópico de “Roux-en-y” consiste en realizar una división del estómago, de forma que se reduzca su capacidad. A continuación, se conecta a la parte inferior del intestino delgado, “saltándose” así parte de dicho intestino y limitando por tanto su capacidad de absorción de nutrientes.

La cirugía de banda gástrica, también laparoscópica, consiste en la fijación de una banda ajustable en el estómago, dividiéndolo en dos y reduciendo su volumen efectivo. No se realiza ninguna intervención que afecte al intestino delgado, que es donde se realiza la mayor parte de la absorción de sustancias nutritivas por el organismo.

Los resultados indicaron que los pacientes de banda gástrica sufrieron una intervención más sencilla y de menor duración, y que requirieron menos días de ingreso hospitalario tras ella. Sin embargo, el 78 % de ellos tuvieron complicaciones antes de un mes (deshidratación, vómitos,…), frente a sólo un 28 % de los que se sometieron al by-pass. Incluso, los de banda gástrica sufrieron más operaciones secundarias.

Además, los que optaron por el by-pass obtuvieron una mayor pérdida de peso y una superior reducción de enfermedades asociadas a la obesidad. La satisfacción global tras la operación fue sustancialmente mayor en los pacientes de by-pass (80 % muy satisfechos) que en los de banda gástrica (46 % muy satisfechos), y este porcentaje, en cierto modo, lo resume todo.

Aunque este estudio parece muy concluyente, es el criterio médico, aplicado a cada caso concreto, el que debe decidirnos por uno u otro procedimiento. Siempre, por supuesto, que seamos candidatos a la cirugía por haber fracasado otros métodos (dieta, ejercicio y medicación, fundamentalmente) y sufrir una obesidad extrema.

ANOREXIA Y BULIMIA

diciembre 1, 2008

Todas las personas que padecen anorexia nerviosa, tienen una motivación inicial, un deseo primigenio, que es el querer tener un cuerpo más delgado.
Tienen una angustia enfermiza y un miedo atroz a engordar, preocupándose en exceso por conservar su figura delgada y esbelta, angustia que les lleva a una conducta alimenticia anormal, lo que les conduce a practicar una dieta bajísima en calorías y como consecuencia de ello a una delgadez extrema.
Esta delgadez anormal, tiene una influencia negativa para el paciente en su vida social, laboral e incluso familiar.
Según los últimos estudios realizados, esta enfermedad comienza a manifestarse entre los 12 y 16 años, aunque también puede darse en edad adulta, la padecen 1 de cada 200personas, siendo la mayoría de ellas mujeres, aunque se da también en una décima parte entre los hombres, es decir 2 hombres por cada 20 mujeres.
El trastorno opuesto y asociado frecuentemente a la anorexia, es la bulimia. Esta oposición lleva a los pacientes a un deseo incontrolado a comer en exceso, para a continuación intentar vomitar la cantidad ingerida. Los pacientes, lo mismo que en la anorexia, son incapaces de controlar estos impulsos, lo que les conduce igualmente a un estado de ansiedad y de culpabilidad.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera a estas dos enfermedades como trastornos mentales, psicosomáticos y del comportamiento, por lo que están clasificadas internacionalmente dentro del grupo de trastornos mentales.
El índice de mortalidad en este tipo de enfermedades puede llegar al 20%, de donde se deduce que se debe tomar en serio su tratamiento, y cuanto antes se detecte, bien por un amigo o por un familiar el menor síntoma o sospecha de que alguien en su entorno puede padecer alguno de estos trastornos, debe aconsejar al paciente de que se ponga bajo supervisión médica.
A pesar de su gravedad, ambas enfermedades se pueden curar, aunque hay que ser muy constantes y no perder nunca la esperanza, con la ayuda y apoyo familiar, dirigiendo al enfermo hacia el médico de cabecera para que les diagnostique la enfermedad y las dirija a algún centro de información y apoyo psicológico de los muchos existentes en España, ya que en casi todas las comunidades, existen asociaciones y centros específicos para su tratamiento.
A continuación indicamos algunas direcciones de asociaciones para la orientación del tratamiento de estas enfermedades:

CASTILLA-LA MANCHA
CIUDAD REAL ADANER 926 25 53 77
TOLEDO ADANER 607 185 185
ALBACETE ADANER 967 24 74 31
CATALUÑA
BARCELONA ACAB Asociación contra la Anorexia y la Bulimia 93 454 91 09, 902 11 69 86
C./ Mallorca, 198-pral 2ª. 08036 BARCELONA acabba@suport.org http://www.acab.org
MADRID
MADRID ADANER 91 577 02 61 http://www.adaner.org
ALCALÁ DE HENARES ADANER 91 889 40 22
MÓSTOLES ANTARES 91 646 23 69
MÓSTOLES ASMAB 91 617 55 15
VALENCIA
VALENCIA AVALCAB 963 46 21 20 C./Lérida, 12-puerta 8. 46009 VALENCIA avalcab@ono.com
ALICANTE ACABA 965 25 94 60

En contraposición a la anorexia y a la bulimia, se encuentra la “Obesidad Morbida”.
Esta enfermedad causa verdaderos estragos en las personas que la padecen.

Manuel Uribe de Monterrey Mexico, llegó a pesar más 550 kg. por lo que se le consideró el hombre más gordo del mundo. Se casó con Claudia Solís, y vive felizmente.

Carol Yager, nacida en 1.960 y fallecida en 1.994, es decir a los 34 años, llegó a pesar 725 kilos. Se le ha considerado la mujer mas gorda del mundo. Esta es su fotografía

Jon Brower Minnoch, en la foto inferior, se tiene el record mundial de hombre más gordo de la historia, ya que llegó a pesar 635 kg. Nacido en 1.941 y fallecido en el año 1983.

Un reciente estudio sobre las dos modalidades quirúrgicas más utilizadas para combatir la obesidad mórbida parece concluyente: el by-pass, aunque es en principio más agresivo para el paciente, da a la larga mejores resultados, menos problemas, y parece más aconsejable.

La investigación, realizada por la Universidad Estatal de Nueva York y publicada en la revista “Archives of Surgery”, se realizó sobre 106 pacientes de un mismo hospital.

De ellos, 60 se sometieron a la intervención de banda gástrica y 46 al by-pass. Hay que resaltar que todos ellos padecían obesidad mórbida extrema, con un peso superior a 2,25 veces el ideal para su talla.

El by-pass gástrico laparoscópico de “Roux-en-y” consiste en realizar una división del estómago, de forma que se reduzca su capacidad. A continuación, se conecta a la parte inferior del intestino delgado, “saltándose” así parte de dicho intestino y limitando por tanto su capacidad de absorción de nutrientes.

La cirugía de banda gástrica, también laparoscópica, consiste en la fijación de una banda ajustable en el estómago, dividiéndolo en dos y reduciendo su volumen efectivo. No se realiza ninguna intervención que afecte al intestino delgado, que es donde se realiza la mayor parte de la absorción de sustancias nutritivas por el organismo.

Los resultados indicaron que los pacientes de banda gástrica sufrieron una intervención más sencilla y de menor duración, y que requirieron menos días de ingreso hospitalario tras ella. Sin embargo, el 78 % de ellos tuvieron complicaciones antes de un mes (deshidratación, vómitos,…), frente a sólo un 28 % de los que se sometieron al by-pass. Incluso, los de banda gástrica sufrieron más operaciones secundarias.

Además, los que optaron por el by-pass obtuvieron una mayor pérdida de peso y una superior reducción de enfermedades asociadas a la obesidad. La satisfacción global tras la operación fue sustancialmente mayor en los pacientes de by-pass (80 % muy satisfechos) que en los de banda gástrica (46 % muy satisfechos), y este porcentaje, en cierto modo, lo resume todo.

Aunque este estudio parece muy concluyente, es el criterio médico, aplicado a cada caso concreto, el que debe decidirnos por uno u otro procedimiento. Siempre, por supuesto, que seamos candidatos a la cirugía por haber fracasado otros métodos (dieta, ejercicio y medicación, fundamentalmente) y sufrir una obesidad extrema.

ANOREXIA Y BULIMIA

diciembre 1, 2008

Todas las personas que padecen anorexia nerviosa, tienen una motivación inicial, un deseo primigenio, que es el querer tener un cuerpo más delgado.
Tienen una angustia enfermiza y un miedo atroz a engordar, preocupándose en exceso por conservar su figura delgada y esbelta, angustia que les lleva a una conducta alimenticia anormal, lo que les conduce a practicar una dieta bajísima en calorías y como consecuencia de ello a una delgadez extrema.
Esta delgadez anormal, tiene una influencia negativa para el paciente en su vida social, laboral e incluso familiar.
Según los últimos estudios realizados, esta enfermedad comienza a manifestarse entre los 12 y 16 años, aunque también puede darse en edad adulta, la padecen 1 de cada 200personas, siendo la mayoría de ellas mujeres, aunque se da también en una décima parte entre los hombres, es decir 2 hombres por cada 20 mujeres.
El trastorno opuesto y asociado frecuentemente a la anorexia, es la bulimia. Esta oposición lleva a los pacientes a un deseo incontrolado a comer en exceso, para a continuación intentar vomitar la cantidad ingerida. Los pacientes, lo mismo que en la anorexia, son incapaces de controlar estos impulsos, lo que les conduce igualmente a un estado de ansiedad y de culpabilidad.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera a estas dos enfermedades como trastornos mentales, psicosomáticos y del comportamiento, por lo que están clasificadas internacionalmente dentro del grupo de trastornos mentales.
El índice de mortalidad en este tipo de enfermedades puede llegar al 20%, de donde se deduce que se debe tomar en serio su tratamiento, y cuanto antes se detecte, bien por un amigo o por un familiar el menor síntoma o sospecha de que alguien en su entorno puede padecer alguno de estos trastornos, debe aconsejar al paciente de que se ponga bajo supervisión médica.
A pesar de su gravedad, ambas enfermedades se pueden curar, aunque hay que ser muy constantes y no perder nunca la esperanza, con la ayuda y apoyo familiar, dirigiendo al enfermo hacia el médico de cabecera para que les diagnostique la enfermedad y las dirija a algún centro de información y apoyo psicológico de los muchos existentes en España, ya que en casi todas las comunidades, existen asociaciones y centros específicos para su tratamiento.
A continuación indicamos algunas direcciones de asociaciones para la orientación del tratamiento de estas enfermedades:

CASTILLA-LA MANCHA
CIUDAD REAL ADANER 926 25 53 77
TOLEDO ADANER 607 185 185
ALBACETE ADANER 967 24 74 31
CATALUÑA
BARCELONA ACAB Asociación contra la Anorexia y la Bulimia 93 454 91 09, 902 11 69 86
C./ Mallorca, 198-pral 2ª. 08036 BARCELONA acabba@suport.org http://www.acab.org
MADRID
MADRID ADANER 91 577 02 61 http://www.adaner.org
ALCALÁ DE HENARES ADANER 91 889 40 22
MÓSTOLES ANTARES 91 646 23 69
MÓSTOLES ASMAB 91 617 55 15
VALENCIA
VALENCIA AVALCAB 963 46 21 20 C./Lérida, 12-puerta 8. 46009 VALENCIA avalcab@ono.com
ALICANTE ACABA 965 25 94 60

En contraposición a la anorexia y a la bulimia, se encuentra la “Obesidad Morbida”.
Esta enfermedad causa verdaderos estragos en las personas que la padecen.

Manuel Uribe de Monterrey Mexico, llegó a pesar más 550 kg. por lo que se le consideró el hombre más gordo del mundo. Se casó con Claudia Solís, y vive felizmente.

Carol Yager, nacida en 1.960 y fallecida en 1.994, es decir a los 34 años, llegó a pesar 725 kilos. Se le ha considerado la mujer mas gorda del mundo. Esta es su fotografía

Jon Brower Minnoch, en la foto inferior, se tiene el record mundial de hombre más gordo de la historia, ya que llegó a pesar 635 kg. Nacido en 1.941 y fallecido en el año 1983.

Un reciente estudio sobre las dos modalidades quirúrgicas más utilizadas para combatir la obesidad mórbida parece concluyente: el by-pass, aunque es en principio más agresivo para el paciente, da a la larga mejores resultados, menos problemas, y parece más aconsejable.

La investigación, realizada por la Universidad Estatal de Nueva York y publicada en la revista “Archives of Surgery”, se realizó sobre 106 pacientes de un mismo hospital.

De ellos, 60 se sometieron a la intervención de banda gástrica y 46 al by-pass. Hay que resaltar que todos ellos padecían obesidad mórbida extrema, con un peso superior a 2,25 veces el ideal para su talla.

El by-pass gástrico laparoscópico de “Roux-en-y” consiste en realizar una división del estómago, de forma que se reduzca su capacidad. A continuación, se conecta a la parte inferior del intestino delgado, “saltándose” así parte de dicho intestino y limitando por tanto su capacidad de absorción de nutrientes.

La cirugía de banda gástrica, también laparoscópica, consiste en la fijación de una banda ajustable en el estómago, dividiéndolo en dos y reduciendo su volumen efectivo. No se realiza ninguna intervención que afecte al intestino delgado, que es donde se realiza la mayor parte de la absorción de sustancias nutritivas por el organismo.

Los resultados indicaron que los pacientes de banda gástrica sufrieron una intervención más sencilla y de menor duración, y que requirieron menos días de ingreso hospitalario tras ella. Sin embargo, el 78 % de ellos tuvieron complicaciones antes de un mes (deshidratación, vómitos,…), frente a sólo un 28 % de los que se sometieron al by-pass. Incluso, los de banda gástrica sufrieron más operaciones secundarias.

Además, los que optaron por el by-pass obtuvieron una mayor pérdida de peso y una superior reducción de enfermedades asociadas a la obesidad. La satisfacción global tras la operación fue sustancialmente mayor en los pacientes de by-pass (80 % muy satisfechos) que en los de banda gástrica (46 % muy satisfechos), y este porcentaje, en cierto modo, lo resume todo.

Aunque este estudio parece muy concluyente, es el criterio médico, aplicado a cada caso concreto, el que debe decidirnos por uno u otro procedimiento. Siempre, por supuesto, que seamos candidatos a la cirugía por haber fracasado otros métodos (dieta, ejercicio y medicación, fundamentalmente) y sufrir una obesidad extrema.