Archive for the ‘poeta’ Category

CERTAMEN DE POESÍA JOSÉ CHACÓN

mayo 16, 2012

El día 17 de mayo de 2012 fue entregado en Alcalá de Henares, en la sala Gerardo Diego de la Biblioteca Cardenal Cisneros, el XXI  Premio del Certamen de Poesía José Chacón que cada año recuerda al poeta hinojoseño fallecido en dicha ciudad el día 15 de Mayo de 1988. 

José Chacón nació el día 2 de julio del año 1910, en la calle de El Pozuelo de Los Hinojosos. Era hijo de Pablo Chacón Mota y de Josefa García Bustos, nieto por línea paterna de Manuel y de Casiana, y por la materna, de Jacinto y de Saturnina.  
Trabajó en su pueblo natal como administrador de las tierras de Don Enrique Contreras, en cuya casa solariega, nacieron sus hijos Gloria, Nacarina, Pilar, Carlos,  Isabel y Amarilis. En 1947, aprobó unas oposiciones del Ministerio de Justicia y fue destinado a Arganda del Rey. El 13 de junio de 1955 fijó su residencia en Alcalá de Henares, donde ocupó la plaza de Agente Judicial. 
En Alcalá comenzó a publicar su poesía en periódicos locales y nacionales, como Puerta de Madrid, Diario de Alcalá y ABC. En 1962  fundó la revista poética, Llanura.  En 1974  publicó su primer libro, Por los caminos.   
En junio de 1981, ya jubilado, le fue impuesta la medalla de San Raimundo de Peñafort en la sala de Audiencia de los Juzgados. En la primavera de 1985, recibió el  homenaje del ayuntamiento de Alcalá, presidido por el alcalde don Arsenio López Huerta, que le publicó  su segundo libro, Antología Homenaje. 
Aportado para este blog por D. José María Rubio Moya 

XAVIER VILLAURRUTIA – POETA MEXICANO

diciembre 28, 2008

NOCTURNO EN QUE NADA SE OYE
En medio de un silencio desierto como la calle antes del crimen
sin respirar siquiera para que nada turbe mi muerte
en esta soledad sin paredes
al tiempo que huyeron los ángulos
en la tumba del lecho dejo mi estatua sin sangre
para salir en un momento tan lento
en un interminable descenso
sin brazos que tender
sin dedos para alcanzar la escala que cae de un piano invisible
sin más que una mirada y una voz
que no recuerdan haber salido de ojos y labios
¿qué son labios? ¿Qué son miradas que son labios?
Y mi voz ya no es mía
dentro del agua que no moja
dentro del aire de vidrio
dentro del fuego lívido que corta como el grito
Y en el juego angustioso de un espejo frente a otro
cae mi voz
y mi voz que madura
y mi voz quemadura
y mi bosque madura
y mi voz quema dura
como el hielo de vidrio
como el grito de hielo
aquí en el caracol de la oreja
el latido de un mar en el que no sé nada
en el que no se nada
porque he dejado pies y brazos en la orilla
siento caer fuera de mí la red de mis nervios
mas huye todo como el pez que se da cuenta
hasta ciento en el pulso de mis sienes
muda telegrafía a la que nadie responde
porque el sueño y la muerte nada tienen ya que decirse.