Posts Tagged ‘alma’

ALMA MIA

junio 17, 2009

¿Qué es, alma mía, el criterio del Amor? Cómo se abre por entre la hierba el empinado ascenso que toca el tallo de la rosa hacia sus pétalos exteriores y hacia la esencia de su centro en el corazón, el vacío detrás de todo rojo donde no hay sino la conciencia de lo Uno, en una espiral sin principio ni fin.

Cuerpo, mente, corazón y tu propio no-ser bajo el tamiz de lo visto solo en la experiencia pura de la Ascensión, visto por unos ojos puros que no se desviaron y no se excedieron y que vieron por todos, el alma secreta cuya paz en los confines fue declarada y a cuyo amor el Amor correspondió creando la creación misma.

Oh, alma mía destruida mil veces, en cada expiración. Oh, alma mía honrada con el sustento de la vida en cada bocanada sútil de aire, te ha sido dada visión de tu raíz de tu pétalo y el centro vacío donde no hay nombre que te nombre, sino por Quien nombra el Destino.

Dime alma mía, cuándo olvidas: ¿A quién olvidas? ¿Te has olvidado de ti misma y en la transparencia has visto como caen tus imágenes congeladas del Amor y has visto la lámpara cuyo aceite, que no es de oriente ni occidente, brilla tanta que pareciera tener luz propia?

Y dime -te lo pregunto con lágrimas- si eres de esa Luz, cuándo recuerdas ¿Qué es lo que recuerdas? Con esos lentes de Luz: ¿Miras la Luz, la llamas, hogueras? ¿Miras así al otro, miras los bosques, los trabajos, los ordenadores, los vehículos, lo que traes en el bolso, el despertar y el dormir, el llorar y el olvidar, la justicia, los días y los años en el Instante?

Lo verdadero de ti y lo falso de ti, alma mía ¿has pensando en ello? ¿Has pensando en la Gracia que mira lo que tu no puedes mirar, alma mía, corazón? Has pensando en toda la acumulación de bondades que resumes en una palabra, en tu agradecimiento parcial y congelado, en los besos no dados, en el pan no compartido, alma mía, bendito espejo, has pensando en los 7 niveles de tu ser y en que apenas y balbuceas.

¿Has pensando, alma mía en lo verdadero en ti? ¿En ese gesto no visto y que conecta tu corazón? ¿en la dignidad de tu paso cuando te olvidaste de ti, en tus lágrimas que abrieron el corazón de tus padres en tu niñez, en la palabra sin intensión que te hizo eslabón en el camino de tu hermano?

No hables mal de ti, alma mía -ni bien- pero sabe que lo que tu piensas que no tiene perdón puede ser que en la Corte del Amor haya sido perdonado desde el momento en que germinaste, alma mía. No hables mal de ti ni de tus espejos porque tal vez no sabes que el Perdón Supremo -el corazón de la lámpara- ha guardado 99 Misericordias para Sus amantes, y una la ha dado para el corazón de mamá, alma mía, de ese amor incondicional por cuyos ojos te dijeron “estas bien aquí, tal como eres”

Esos ojos que buscas siempre, alma mía, y toma el sentido del amor: 99 veces más, siempre, en lo más profundo de tu corazón, en lo más profundo de la humanidad entera, la Fuente del Amor siempre será 99 más de lo más intenso de tu mirada de bebé buscando a mamá, fundiéndote en sus ojos, y lo será de sus ojos.

Llora ahora que lo necesitas, alma mía, clama con tu llanto de Amor inmenso, déjate romper en el delirio de la esperanza nueva, de la conciencia clara y confiada, y la necesidad de tu corazón, la necesidad de discernimiento, de guía, de consuelo, déjate romper, alma mía con los ojos en un mar infinito de llanto amoroso por la leche del conocimiento, por la necesidad de volver, rompe el tarro del pudor y la vergüenza para decir Si, todo lo tengo y realmente todo lo necesito de Ti, oh Fuente de mi vida.

Y qué pasa, alma mía, si te miras así: ¿Cómo miras a tus hermanos? Con qué dignidad miras su quebranto, su rostro bendito que casi brilla por si mismo, con qué alegría miras un amanecer más, las manitas de tus hijos, el recuerdo de mamá y papá, a tus maestros, con qué dignidad, alma mía, y con qué silencio entrañable miras la acción de Dios.

PRIMERA FOTOGRAFIA DEL ALMA HUMANA

marzo 18, 2008

Primera Fotografía del Alma Humana

Una operación quirúrgica que se complica, una paciente muerta y una foto misteriosa que ofrece una versión sorprendente de lo que sucedió en el quirófano. De hecho, por primera vez en la historia se consigue plasmar en el papel la imagen del alma humana.

Un suceso fuera de lo normal ha revolucionado al mundo médico y científico, replanteando una vez más la posibilidad de la vida tras la muerte.

Todo empezó con una intervención quirúrgica en un hospital de Frankfurt Alemania. La paciente falleció sobré una mesa de operaciones, pero lo insólito del caso vendría un par de días más tarde, cuando una de las fotos tomadas durante la operación reveló la existencia del espíritu de la mujer. Todo esto, ha cogido por sorpresa a investigadores y escépticos, ya que la foto existe y muchos han podido verla.

Una operación sin riesgo

Cuando Karin Fischer, un ama de casa alemana de 32 años, ingreso en el hospital Frankfurt para someterse a una operación, estaba muy lejos de imaginar el revuelo y las consecuencias que traería su estancia en el quirófano. De hecho, tampoco sospechaba que eran sus últimos momentos de vida. La intervención a la que iba a someterse, aunque no era sencilla, tampoco era de alto riesgo; iban a corregirle unas válvulas defectuosas que tenía implantada en el corazón. Pero algo salió mal y una serie de complicaciones hicieron que su corazón dejara de latir tan sólo cuarenta y cinco minutos después del inicio de la operación. En los controles, el monitor cardíaco señalaba el estado de muerte con una línea recta que recorría la pantalla. Ninguna de las doce personas del equipo vio nada de lo que revelaba la fotografía

La foto sorpresa

En el momento de su fallecimiento, Karin se encontraba rodeada de doce personas, todos ellos miembros del equipo de cardiología: Médicos, técnicos y enfermeras comprobaron cómo todos los esfuerzos para intentar reavivarla eran inútiles. El profesor Peter Valentín, director del Departamento de Divulgación Didáctica del hospital también estaba en el quirófano. En aquella ocasión su tarea consistía en manejar una cámara de fotos. Es muy frecuente que, durante las intervenciones, se fotografíe o se filme la labor de los cirujanos; esto se utiliza luego para la divulgación científica, los archivos médicos y, sobre todo, para las clases universitarias en la facultad de Medicina. También fue el profesor Valentín quien, pocos días después, tras recoger el carrete en el laboratorio y ver las copias, no pudo contener su sorpresa. Una de las fotografías enseñaba, con toda claridad, cómo una forma humana, difusa y transparente, se elevaba hacia el techo con los brazos abiertos. Era la foto de un espíritu y además, ¡estaba saliendo del cuerpo de la fallecida! El Papa Juan Pablo II tiene una copia y los investigadores del Vaticano la están analizando. Su primera reacción fue pensar que alguien le había gastado una broma; sin duda los del laboratorio fotográfico con un montaje sorprendente. De manera que llevó la copia a otro laboratorio para que uno de sus expertos descubriera si se trataba o no de un truco.

Peter Valentín no salía de su asombro mientras escuchaba las palabras del experto. ¡La foto era auténtica! Un estudio más profundo y detallado llevaba a la misma conclusión: no había tal montaje, no existía truco alguno.

Además, como si se tratara de una ironía, en la imagen podía verse claramente la pantalla del monitor en el momento en que la paciente expiraba, coincidiendo con el momento en que el espíritu salía de su cuerpo. Nadie había visto nada; el alma es invisible a los ojos humanos. El profesor Valentín decidió consultar el caso con el párroco del hospital, un cura bastante lúcido y poco amante de perder el tiempo con trivialidades.

Su primera reacción fue la de exclamar: “¡Cielo Santo, es un alma humana!”.
El cura insistió en divulgar la noticia: por primera vez alguien conseguía fotografiar un alma. Se remitieron copias a muchos centros religiosos de toda Europa, así como a los mayores estudiosos del tema.

La respuesta de la Iglesia fue inmediata: el Papa Juan Pablo II pidió que se le enviara una foto para estudiarla en los laboratorios del Vaticano. No existe aún una respuesta oficial de la Santa Sede; pero la foto ya fue recibida y los expertos de Roma se encuentran investigando. Sus primeras impresiones son positivas: todo parece indicar que no hay truco y que la foto revela la verdad: un espíritu humano saliendo de un cuerpo que acaba de fallecer.

La ciencia se pronuncia

Uno de los estudiosos de la materia que recibió la fotografía es el doctor Frank Muller, científico alemán que se dedicó a investigar exhaustivamente el insólito documento. Es la primera vez que se obtiene la imagen del alma humana. Su conclusión fue rotunda: es la prueba que faltaba, lo que muchos han estado buscando desde siempre. Según él, el alma de las personas tiene una vida eterna tras dejar el cuerpo físico. A su entender, esto es una confirmación de lo narrado por la Biblia, y sin truco posible, puesto que los mejores expertos han estudiado la foto durante varias semanas, con los aparatos más sofisticados y el mayor interés.

Para el doctor Muller; está claro que siempre habrá gente escéptica que se niegue a creer en la evidencia; pero tampoco ellos tienen una respuesta convincente, que explique la presencia de la imagen sobre el papel. Es una cuestión dé extremos dónde, una vez más, lo inexplicable, tiene un papel relevante. No cabe lugar a más estudios; la ciencia ha demostrado que es una fotografía auténtica, sin trucajes de ninguna especie. Ahora sólo queda, aceptar las cosas como son sin darle más vueltas.

Pero mientras tanto, muchos han sugerido que podría tratarse de la foto más importante obtenida, jamás. Otra prueba de la inmortalidad del alma.

PRIMERA FOTOGRAFIA DEL ALMA HUMANA

marzo 18, 2008

Primera Fotografía del Alma Humana

Una operación quirúrgica que se complica, una paciente muerta y una foto misteriosa que ofrece una versión sorprendente de lo que sucedió en el quirófano. De hecho, por primera vez en la historia se consigue plasmar en el papel la imagen del alma humana.

Un suceso fuera de lo normal ha revolucionado al mundo médico y científico, replanteando una vez más la posibilidad de la vida tras la muerte.

Todo empezó con una intervención quirúrgica en un hospital de Frankfurt Alemania. La paciente falleció sobré una mesa de operaciones, pero lo insólito del caso vendría un par de días más tarde, cuando una de las fotos tomadas durante la operación reveló la existencia del espíritu de la mujer. Todo esto, ha cogido por sorpresa a investigadores y escépticos, ya que la foto existe y muchos han podido verla.

Una operación sin riesgo

Cuando Karin Fischer, un ama de casa alemana de 32 años, ingreso en el hospital Frankfurt para someterse a una operación, estaba muy lejos de imaginar el revuelo y las consecuencias que traería su estancia en el quirófano. De hecho, tampoco sospechaba que eran sus últimos momentos de vida. La intervención a la que iba a someterse, aunque no era sencilla, tampoco era de alto riesgo; iban a corregirle unas válvulas defectuosas que tenía implantada en el corazón. Pero algo salió mal y una serie de complicaciones hicieron que su corazón dejara de latir tan sólo cuarenta y cinco minutos después del inicio de la operación. En los controles, el monitor cardíaco señalaba el estado de muerte con una línea recta que recorría la pantalla. Ninguna de las doce personas del equipo vio nada de lo que revelaba la fotografía

La foto sorpresa

En el momento de su fallecimiento, Karin se encontraba rodeada de doce personas, todos ellos miembros del equipo de cardiología: Médicos, técnicos y enfermeras comprobaron cómo todos los esfuerzos para intentar reavivarla eran inútiles. El profesor Peter Valentín, director del Departamento de Divulgación Didáctica del hospital también estaba en el quirófano. En aquella ocasión su tarea consistía en manejar una cámara de fotos. Es muy frecuente que, durante las intervenciones, se fotografíe o se filme la labor de los cirujanos; esto se utiliza luego para la divulgación científica, los archivos médicos y, sobre todo, para las clases universitarias en la facultad de Medicina. También fue el profesor Valentín quien, pocos días después, tras recoger el carrete en el laboratorio y ver las copias, no pudo contener su sorpresa. Una de las fotografías enseñaba, con toda claridad, cómo una forma humana, difusa y transparente, se elevaba hacia el techo con los brazos abiertos. Era la foto de un espíritu y además, ¡estaba saliendo del cuerpo de la fallecida! El Papa Juan Pablo II tiene una copia y los investigadores del Vaticano la están analizando. Su primera reacción fue pensar que alguien le había gastado una broma; sin duda los del laboratorio fotográfico con un montaje sorprendente. De manera que llevó la copia a otro laboratorio para que uno de sus expertos descubriera si se trataba o no de un truco.

Peter Valentín no salía de su asombro mientras escuchaba las palabras del experto. ¡La foto era auténtica! Un estudio más profundo y detallado llevaba a la misma conclusión: no había tal montaje, no existía truco alguno.

Además, como si se tratara de una ironía, en la imagen podía verse claramente la pantalla del monitor en el momento en que la paciente expiraba, coincidiendo con el momento en que el espíritu salía de su cuerpo. Nadie había visto nada; el alma es invisible a los ojos humanos. El profesor Valentín decidió consultar el caso con el párroco del hospital, un cura bastante lúcido y poco amante de perder el tiempo con trivialidades.

Su primera reacción fue la de exclamar: “¡Cielo Santo, es un alma humana!”.
El cura insistió en divulgar la noticia: por primera vez alguien conseguía fotografiar un alma. Se remitieron copias a muchos centros religiosos de toda Europa, así como a los mayores estudiosos del tema.

La respuesta de la Iglesia fue inmediata: el Papa Juan Pablo II pidió que se le enviara una foto para estudiarla en los laboratorios del Vaticano. No existe aún una respuesta oficial de la Santa Sede; pero la foto ya fue recibida y los expertos de Roma se encuentran investigando. Sus primeras impresiones son positivas: todo parece indicar que no hay truco y que la foto revela la verdad: un espíritu humano saliendo de un cuerpo que acaba de fallecer.

La ciencia se pronuncia

Uno de los estudiosos de la materia que recibió la fotografía es el doctor Frank Muller, científico alemán que se dedicó a investigar exhaustivamente el insólito documento. Es la primera vez que se obtiene la imagen del alma humana. Su conclusión fue rotunda: es la prueba que faltaba, lo que muchos han estado buscando desde siempre. Según él, el alma de las personas tiene una vida eterna tras dejar el cuerpo físico. A su entender, esto es una confirmación de lo narrado por la Biblia, y sin truco posible, puesto que los mejores expertos han estudiado la foto durante varias semanas, con los aparatos más sofisticados y el mayor interés.

Para el doctor Muller; está claro que siempre habrá gente escéptica que se niegue a creer en la evidencia; pero tampoco ellos tienen una respuesta convincente, que explique la presencia de la imagen sobre el papel. Es una cuestión dé extremos dónde, una vez más, lo inexplicable, tiene un papel relevante. No cabe lugar a más estudios; la ciencia ha demostrado que es una fotografía auténtica, sin trucajes de ninguna especie. Ahora sólo queda, aceptar las cosas como son sin darle más vueltas.

Pero mientras tanto, muchos han sugerido que podría tratarse de la foto más importante obtenida, jamás. Otra prueba de la inmortalidad del alma.